• lluvias
    Las lluvias podrían llegar en el curso del próximo mes de mayo a la región y a la zona central del país.
La temporada pasada y luego de una prolongada sequía fue auspiciosa porque permitió la recuperación de los embalses que estaban prácticamente secos y lo que afectó a los sectores de secano

El fenómeno climático de El Niño se encuentra en una etapa neutra lo que significa que no se esperan condiciones extremas de precipitaciones , sino normales.Así lo aseveró Arnaldo  Zúñiga, de la Dirección Metereológica de Chile, agregando que las  lluvias podrían llegar  en el curso del mes de mayo y extenderse hasta septiembre, en especial en la zona precordillerana.Por su parte Luis Muñoz, meteorólogo del Centro de Estudios  de Zonas Áridas, afirmó que, según las condiciones y proyecciones actuales el escenario más probable es que este invierno ocurran precipitaciones sobre lo normal.Lo anterior considerando las condiciones del fenómenode El Niñlo y otros parámetros metereológicos que se esperan hacia el invierno, además de los pronósticos de los modelos   globales estacionales de precipitaciones.“Si bien es cierto, que el fenómeno de El Niño está actualmente en un período neutro, se encuentra, al mismo tiempo, en un tránsito muy probable hacia un nuevo El Niño, dentro de los próximos meses”.Lo anterior podría significar, por tanto, más lluvias y es que los  inviernos afectados por esta influencia han sido más lluviosos de lo normal, pero ese incremento es variable ya que la cantidad y la magnitud de los eventos que habrían en la región dependerá, no sólo de la temperatura superficial del ma r- que es como se analiza este estado climático- sino que es también de  otros fenómenos  y parámetros que influyen en las precipitaciones como el Anticiclón del Pacífico, los anticiclones de bloqueo,  las temperaturas en las costas de la zona y otros factores.Puntualizó que “dicho de otra  forma, si bien El Niño es el modulador más importante, no ess el único. El estado esperado de El Niño y las otras variables se muestran favorables para un año más lluvioso de lo normal, pero, no necesariamente más que el 2016.Las condiciones señaladas serían las mismas para la zona central y sur del país, manifestó por su parte Jason Nicholls, Jefe de Pronósticos Internacionales de AccuWeather.Agregó el experto que “Se ve que podriamos transitar hacia El Niño durante el invierno, alrededor de julio o agosto. Las aguas del Oceáno Pacífico se empezarán a calentar gradualmente durante el otoño y si el calentamiento llega a cierto punto se declararía El Niño, pero siempre hay retrasos en las condiciones atmosféricas que llevan hacia a ese fenómeno  por lo que dudo que llegue a  tener mucho impacto hasta el invierno”.Finalmente, Nicholis aclaró que, en todo caso el próximo  El Niñlo no estará ni cerca de lo fuerte que fue el año pasado, considerando lo que se dio y qu fue bautizado como “Niño    Godzilla,  en donde se esperaban fuertes lluvias que, al final, no se concretaron, pero que permitió superar una sequía de largos años algunas zonas y, lo que es más importante, recuperar el agua e mbalsada para permitir el riego de las hectáreas cultivables.Lo anterior significa que el mayor porcentaje de lluvias será en mayo donde las condiciones serán más favorables para que los sistemas frontales lleguen a la zona central y, al final del otoño se esperan precipitaciones en  el sur.Por su parte el académico del Departamento de Geofísica de la Universidad de Chile yu doctor en Ciencias Atmosféricas de la Univeresidad de Washington, René Garreaud,  al ser consultado al respecto, manifestó que las precipitaciones normales para este período serían entre los 20 y loos 30 milímetros, principalmente en Santiago.

Etiquetas: 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital