Crédito fotografía: 
Cedida
Con un trabajo artístico realizado antes de la pandemia, los más de 40 niños y jóvenes de la Agrupación Dyllan Down de Ovalle, luchan contra un enemigo silencioso, como la ansiedad del encierro y la rutina. Actualmente organizan una actividad benéfica que irá en ayuda de los más necesitados

Roberto Rivas SuárezOvalleLa pandemia por Covid-19 tomó por sorpresa a toda una sociedad, y aunque muchos la pueden sortear sin problemas, algunos acusan estrés y angustia por sus efectos relacionados con el encierro y la rutina.La Agrupación Dyllan de Niños con Síndrome de Down, acostumbraba a realizar actividades semanalmente, lo cual obviamente tuvieron que dejar de lado, generando depresión en los niños y sus familiares.Sonia Flores, presidenta de la agrupación, explicó a El Ovallino que el objetivo principal de la agrupación siempre ha sido apoyar a las familias de niños con síndrome de down de Ovalle, realizando cursos de manualidades, actividades artísticas, y talleres de danza, con presentaciones tanto dentro como fuera de la comuna, acompañados de la Agrupación Folklórica Paihuén.Explicó que antes de la pandemia y desde hace casi dos años, los integrantes de la organización folklórica les dictaban talleres de danza y de bailes típicos chilenos a los miembros de Dyllan, y que cuando tenían presentaciones, las dos instituciones compartían escenario.“Ya en pandemia no lo hemos podido hacer más porque nuestros chicos son de alto riesgo, y nosotras las mamás hemos decidido no exponerlos porque estarían propensos a contagiarse de covid-19. Lamentablemente no hemos podido hacer actividades en línea con los niños porque un gran porcentaje de mamás de la agrupación son personas mayores y no cuentan con las herramientas electrónicas como para poder participar en actividades de este tipo”, destacó.Refirió Flores, que al no poder seguir realizando estas actividades de manera habitual, sobre todos los mayores, le generaba mucho estrés y frustración, llegando a cuadros depresivos y angustias.“Debido al estrés los niños down han subido mucho de peso, ya que sufren de problemas en las toroides y el aumento de peso es un problema grave a su salud. Gracias a los colegios a los que asisten, han recibido mucho apoyo en todo sentido y la Oficina Municipal de la Discapacidad también nos ha ayudado con asesorías de sus profesionales médicos y especialistas”, señaló en tanto Andrea Muñoz, vocera de la agrupación.Apoyo familiarSeñaló Flores que el trabajo no es solo con los niños y jóvenes con síndrome de down, sino con sus familias, a quienes se les han impartido talleres de cocina, repostería o manualidades, para entregarles herramientas que les puedan servir como motor de emprendimientos.“Muchas de las madres son jefas de hogar, y los talleres les han servido para canalizar algún tipo de ingreso económico que vaya en ayuda de los más necesitados”.Así, los integrantes de la organización no bajan los brazos y buscan siempre una manera de sortear las dificultades.

Rifa SolidariaPara el domingo 29 de noviembre la agrupación local está organizando una rifa a beneficio, con el propósito de ayudar con cajas de víveres a quienes más lo necesitan.Lo recaudado será entregado en alimentos a las familias más vulnerables dentro de la agrupación, que actualmente cuenta con más de 40 miembros activos.El valor de la participación es de mil pesos y hasta ahora han logrado recaudar más de 30 premios, donados por comerciantes, familiares y amigos de la institución, para entregar a los ganadores. La información se encuentra completa en la cuenta de Facebook de la Agrupación Dyllan Down Ovalle.

Etiquetas: 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital