Crédito fotografía: 
Cedida
La división de cuidados extremos a cargo de los más pequeños, y recién nacidos cumple este mes nueve años desde su implementación en la sede antigua.

En pleno invierno las bajas temperaturas se han hecho sentir con fuerza y, en tiempos de pandemia, las patologías respiratorias han sido el principal motivo de consulta en los centros de salud, especialmente en el caso de los más pequeños del hogar.

Cuando estos cuadros se complican es necesario contar con unidades de atención para pacientes críticos, las cuales permiten entregar los cuidados especiales que cada caso necesita. En la provincia de Limarí, el Hospital Provincial de Ovalle cuenta con seis camas intensivas y 18 de intermedias para adultos. Mientras que su Unidad de Tratamiento Intermedios Neonatales y Pediátricos cuenta con la capacidad de atender a 10 niños y niñas desde los 0 días hasta los 14 años.

Estas últimas permitieron la atención de más de 260 pequeños durante el 2021, tanto de patologías respiratorias como el virus sincicial, influenza, rinovirus, Covid-19, así como también para el tratamiento de aquellos niños y niñas que han pasado por una intervención quirúrgica, lesiones graves y accidentes, entre otros.

Al respecto, el subdirector de Gestión de los Cuidados de Enfermería, Marco Acevedo, comentó que “normalmente nuestra institución debiese contar con seis camas de UTINP, sin embargo, para enfrentar el escenario actual, este equipo se tuvo que reconvertir y aumentar su dotación a diez. Lo que ha sido fundamental para el trabajo en red, ya que no solo recibimos pacientes del Limarí, sino que también prestamos apoyo a La Serena y Coquimbo”.

Servicio estable

En agosto de 2013 se inauguraron las primeras camas de esa dependencia en la sede del Hospital en Ariztía, respondiendo a la necesidad de disminuir los tiempos de traslado que una familia debía enfrentar al momento de hospitalizar a los menores de 15 años.

La enfermera supervisora de la UTINP, Priscilla Araya, recordó que “muchos de nuestros pacientes vienen del sector rural, de pueblos que son muy lejanos y para ellos ya es muy complejo venir hasta Ovalle. El 2013 se creó esta unidad para evitar que estas familias tuvieran que trasladarse hacia La Serena o Coquimbo”.

Para conmemorar este lunes un nuevo aniversario de la UTINP, su equipo, junto a los profesionales de Chile Crece Contigo y del Aula Hospitalaria se disfrazaron para sorprender y llevar un momento de entretención a los niños y niñas que se encontraban hospitalizados, a fin de hacerlos protagonistas de esta especial celebración.

Etiquetas: 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X