Crédito fotografía: 
Roberto Rivas Suárez
En los últimos días los comerciantes establecidos y permisados del centro de la ciudad han notado un incremento notable de vendedores ambulantes que vienen de la capital regional escapando a la cuarentena total que impide la venta en las calles.

“Se nota quienes son de acá y quienes son de afuera. Y muchos de los que están vendiendo ahorita son de La Serena y Coquimbo”. Con esa frase se acusaba la llegada en grandes grupos de vendedores ambulantes de la zona capital, toda vez que el decreto de cuarentena total que comenzó a regir desde la noche del miércoles impidió las ventas en las calles de la conurbación.

Comerciantes ambulantes con su respectivo permiso de trabajo por parte de la municipalidad de Ovalle, indicaron a El Ovallino que durante las tardes del jueves y viernes, y la mañana del sábado, la presencia de los ambulantes que han llegado desde a capital es notoria.

“Aquí se conocen, se sabe quiénes no son de acá de Ovalle, se sabe quiénes vienen de fuera y cómo trabajan. Por lo general salen después de las 14.00 horas porque hay menos fiscalizaciones, y se mantienen en alerta en las esquinas por si vienen Carabineros”, indicó un vendedor permisado.

Consultados al respecto, comerciantes establecidos del Paseo Peatonal confirmaron que es una situación que no habían visto sino en fechas como las Fiestas Patrias o Navidad, cuando hay una explosión de vendedores en las calles y aceras de la zona central de la ciudad.

El comerciante prefirió guardar el anonimato, ya que consideró que son grupos organizados que actúan al margen de la ley, pero coincidió en que no son de Ovalle los últimos ambulantes que se han visto en las calles.

Un recorrido hecho por El Ovallino por el paseo peatonal daba cuenta de la cantidad de vendedores ambulantes que se encuentran ofreciendo sus productos desde pequeñas mesas, hasta sábanas en el piso con todo tipo de mercancía.

Complejo Panorama

Por otra parte, esta problemática no pasa desapercibida en el municipio, “a raíz de la cuarentena decretada para las comunas de Coquimbo y La Serena, se ha generado un complejo panorama en Ovalle, debido al arribo de comerciantes ambulantes de otras comunas, quienes se han agolpado en las calles de nuestra ciudad”, declaró el alcalde Claudio Rentería.

Desde Carabineros sin embargo, creen que no ha habido un aumento exponencial, pero que siempre están atentos, “nosotros hemos hecho un trabajo focalizado con respecto al comercio ambulante, tenemos una estrategia policial que estamos utilizando para disminuir esta situación, pero en relación a que haya aumentado no es así”, señaló el prefecto de Limarí Luis Ramírez.

La autoridad policial agrega que es difícil que comerciantes ilegales de La Serena, Coquimbo u otros lados lleguen a Ovalle, debido al control que realizan día a día, “nosotros en los cordones sanitarios, en Las Cardas y en el peaje de Tongoy, chequeamos que todas las personas que vienen hacia acá cumplan con lo que está establecido y con la documentación que se les exige”.

De todas maneras, el prefecto Ramírez hace un llamado a que en caso de que ocurran estos u otros hechos la comunidad haga las denuncias formales a carabineros, ya que así se contribuye a frenar estos incidentes, “las personas están en su derecho de denunciar, pueden acercarse a una comisaría, llamar al plan cuadrante, llamar al 133 de emergencias policiales, nosotros agradecemos cuando la gente da a conocer esta situación”.

Por último, Ramírez explica cuáles son las sanciones a las que se arriesgan los vendedores no autorizados, “lo que está establecido en la ley es que la especie debe ser incautada y se pone todos los antecedentes a disposición del juzgado policial local. Y de acuerdo a lo que señala la norma, el juez de policía local es quien debe adoptar la respectiva sanción”, concluyó.

 

Labor de la comunidad

 

Además de denunciar, Carabineros dice que la comunidad cumple un rol fundamental, ya que pueden frenar el comercio ambulante prefiriendo comprar en los locales establecidos, "en el caso de que exista algún comercio ambulante que nosotros no detectemos porque estamos viendo otras situaciones, la misma gente no le compre a esas personas, para eso está el comercio establecido", señaló el prefecto Luis Ramírez.

Por otra parte, está la preocupación por el coronavirus, ya que al existir mayor número de comerciantes las calles se llenan aún más. El alcalde Claudio Rentería así lo señaló, diciendo que “esta es una situación preocupante, más aún en el contexto de pandemia, pues las aglomeraciones de público y las nulas medidas sanitarias para ejercer esta actividad, ponen en riesgo la salud de la población de nuestra comuna. Es por ello que necesitamos que Carabineros pueda seguir realizando su labor fiscalizadora y de orden, de manera de poner atajo a este tema que evidentemente provoca mucha preocupación y alerta, por las repercusiones sanitarias que puede generar”.

El prefecto Ramírez se cuadra con esta preocupación, por lo que hace un llamado a la población ovallina, "yo de manera personal junto con el general Pablo Onetto visitamos el centro y las calles de Ovalle y lo que había era mucho público. Nosotros el llamado que hacemos en primer lugar es que se respeten las distancias sociales y se dé cumplimiento a las normas sanitarias para evitar que el virus se siga expandiendo".

El alcalde Rentería cree que hasta el momento su comuna ha logrado contener en cierta forma el virus, por lo que pide que la comunidad continúe con los resguardos sanitarios, para que la situación no empeore, “Ovalle ha venido realizando un trabajo responsable en materia de trazabilidad y control de la pandemia, lo que se suma a la efectividad del Plan Ovalle, todo lo cual nos permitió revertir el peak de 337 casos activos que tuvimos el 21 de junio, y llegar a 87 casos activos que tenemos a la fecha”, concluyó la máxima autoridad comunal.

 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital