Crédito fotografía: 
Cedida
Funcionarios del INDAP y la DGA se reunieron con dirigentes de comunidades agrícolas de la provincia para esclarecer dudas respecto al proceso de inscripción de los derechos de agua.

Este viernes la Asociación Gremial de Comunidades Agrícolas del Limarí, se reunió con el Instituto de Desarrollo Agropecuario (INDAP) y la Dirección General de Aguas (DGA) de la Región de Coquimbo, para avanzar en la regularización de la inscripción de los derechos de agua de las familias campesinas de la provincia, esto tras la reforma del 6 de abril del 2022, fecha en la que entró en vigencia la modificación al Código de Aguas.

Esta es la tercera reunión de la Asociación de Comunidades Agrícolas, quienes acordaron juntarse todos los últimos viernes de cada mes, -en la Casa del Comunero, ubicada en calle Santiago 248, Ovalle-, lo que en palabras de la presidenta de dicha organización, Mirtha Gallardo, durará “hasta que todas las comunidades agrícolas de la provincia queden con su documentación al día”.

“Nosotros nos dimos cuenta de que muchas comunidades creían que sus derechos de agua estaban listos, pero con esta modificación se requiere de otro proceso, por eso les pedimos a estas autoridades que asistan a trabajar con nosotros y así poder informar a la gente”, expresó Gallardo.

Gallardo también sostuvo que “el Estado está al debe con los campesinos, por eso, debe asignar más recursos para que todas las comunidades puedan terminar este proceso de regularización en los años estipulados, sin discriminar”.

Modificación al Código de Aguas

Según el jefe del Departamento de Administración del Recurso Hídrico de la DGA, Danilo Tapia, las principales modificaciones de dicha reforma van en el beneficio del uso doméstico del agua, con especial énfasis en los pequeños agricultores y los servicios sanitarios rurales, además de la protección del medioambiente.

Sobre esto, Tapia, explicó que “las modificaciones conllevan ciertos trámites legales, por lo que se necesita que los pequeños agricultores registren sus derechos o resoluciones, -que en algún momento les otorgó la DGA-, en el conservador de bienes raíces y en la catastro público de aguas de la DGA, lo que está enmarcado en ciertos plazos a partir de abril de este año, que consta de 18 meses para los usuarios particulares y 5 años para los pequeños agricultores”.

Respecto a esto último, Tapia especificó que “con esta modificaciones se le da mayor énfasis al Art° 56 del Código de Aguas, que beneficia a los pequeños agricultores, dándoles la posibilidad de ocupar el agua para animales y fines de producción hortofrutícola de subsistencia, aunque no tengan un derecho de aprovechamiento de agua”.

Bono legal de aguas

Con el fin de apoyar el proceso de inscripción y regularización de derechos de agua de los usuarios, -ya sean personas naturales o jurídicas, como las comunidades agrícolas, canalistas, accionistas de embalses, etc-, desde el INDAP se ofrece el “Bono Legal de Aguas” (BLA), instrumento que financia hasta el 90% del costo total bruto del trámite, con topes máximos por proceso, según los valores establecidos en su norma técnica. El 10% restante, deberá ser aportado por el postulante.

En relación a esto, la directora regional (S) de INDAP Coquimbo, Tonya Romero, aseguró que “la postulación es a ventanilla abierta, lo que significa que se puede postular en cualquier momento del año, ya que habiendo presupuesto se recibe y analiza la postulación, pero para este año ya se utilizaron los recursos asignados, por lo que estamos levantando el catastro de la demanda para el 2023”.

Desde INDAP, se dió a conocer que durante el 2022 se ha beneficiado con el BLA a 9 usuarios/as en la Región de Coquimbo, de los cuales, 7 son del Limarí. Sin embargo Romero manifestó que “para el próximo año, estimamos que la demanda va a ser muy superior,  yo diría que más de 100 postulaciones”.

Cabe destacar que los postulantes a este beneficio, deben ser usuarios de INDAP acreditados y quienes no sean usuarios, pueden solicitar su acreditación, al cumplir con tres requisitos obligatorios: Explotar menos de 12 hectáreas de riego básico, de acuerdo a lo que indica la Ley Orgánica de INDAP según la zona; Que sus activos no superen las 3500 UF, información que se cruza con el Registro Social de Hogares (RSH), el que debe ser menor al 70%; Y que sus ingresos familiares provengan mayoritariamente de la actividad silvoagropecuaria.

La acreditación puede solicitarse directamente en la oficina de agencia de área, llevando su documento de tenencia de tierra y su cédula de identidad, y así quedar inscrito para la visita en terreno de un Ejecutivo.

En cuanto a si las personas que registran deudas pueden acceder al beneficio, Romero señaló que “mientras el usuario se mantenga vigente podrá acceder a los programas de INDAP, pero si cae en mora no va a poder postular. Para estos casos, se debe ir a la oficina de agencia de área a solicitar una renegociación, que en estos momentos tiene la característica de acceder a condonación de intereses”.

Para resolver mayores dudas respecto a este tema, los usuarios pueden acceder a los canales presenciales de las oficinas de agencia de área de INDAP o visitar la página web donde están todos los programas disponibles y sus bases.-

 

 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital