Crédito fotografía: 
Cedida
El robo de agua por parte de empresarios agrícolas no sería nuevo en los ríos de la provincia de Limarí por lo que hacen un llamado a la denuncia, lo que permitiría detectar y castigar estas irregularidades.

Estefanía González

Una grave situación salió a la luz el pasado sábado gracias a un video difundido por la agrupación ecológica Yaru Wika donde se observa la intervención con máquinas del río Grande en Monte Patria.

Un hecho que fue denunciado a través de la municipalidad a la Dirección General de Aguas DGA, ya que, según antecedentes preliminares no existirían permisos para tales obras.

Mery Mora, concejal de la comuna explicó a El Ovallino que se trata de una situación que no sería nueva, motivo por el cuál desde la municipalidad, un grupo de concejales y el alcalde están atentos. “Hemos estado bien preocupados del tema de la intervención de los ríos, muchos llevamos en defensa de eso hace muchos años con marchas, hemos hecho denuncias”, manifestó Mora, añadiendo que al ver el video difundido por la agrupación “inmediatamente me comuniqué con Medio Ambiente, con nuestro fiscalizador para que pueda ponerse en antecedentes con la Junta de Vigilancia y de ahí empezar el proceso de investigación y si cuentan con los permisos, aunque es difícil que autoricen intervenir el río con maquinarias, como se muestra en el video”, aclaró.

El alcalde de Monte Patria, Cristian Herrera, manifestó, a través de su Facebook que, “nos comunicamos inmediatamente con la Junta de Vigilancia del Río Grande, quienes nos señalaron que los trabajos son ilegales, no están autorizados por lo que realizarán la denuncia, ya que esos trabajos están afectando el flujo del agua. También nuestro fiscalizador, Juan Carlos Cortés, conversó con la agrupación ambientalista que difunde está acción ilegal y nos ofrecimos a orientarla para que juntos hagamos la denuncia, para ello nuestro fiscalizador estará en el sector y pasará a Carén para más detalles con la agrupación”, agregando que “estamos tan preocupados e indignados como la comunidad y no les quepa duda que realizaremos todo lo que está a nuestro alcance para impedir este tipo de acciones fuera de toda legalidad”.

POSIBLES SANCIONES

Si es que se comprueba una falta al código de aguas, quienes intervienen el río de esa manera se arriesgan a multas millonarias, así lo explicó Cristóbal Juliá, director regional DGA Coquimbo, quien  sostuvo que, “en este caso tengo entendido que lo que esta pasando allá en el sector de Monte Patria es una modificación de cause, en ese sentido, si es que no hay los permisos correspondientes, es sancionado por la DGA”.

 “Las multas son bien variadas, dependiendo de la gravedad de la acción y pueden partir de las 10 UTM y llegar a las 1.150 UTM aproximadamente, sobre 60 millones de pesos”, aseguró Juliá, aclarando que, no obstante, “todo depende de un proceso sancionatorio.  Se hace un análisis, la DGA visita en terreno a los denunciantes y denunciados, se les solicitan pruebas para corroborar, se hace un análisis del código de aguas, cuales son los artículos a los cuales se está incurriendo en una falta y finalmente se sanciona”.

Sobre el caso particular revelado el sábado, el director de la DGA Coquimbo indicó que “en este caso, tengo entendido que no están las autorizaciones y habría que verificar si hay también usurpación de agua, entonces son una serie de puntos los que se tienen que analizar antes que podamos sacar una resolución que sancione”.

PROBLEMA RECURRENTE

Si bien la Región de Coquimbo transita por una de las peores sequías de su historia la extracción ilegal de agua, pozos ilegales y modificación de causes sería un problema recurrente.

“Hay varias denuncias, no solo por modificación de causes, sino que por extracción ilegal de áridos que se dan en los lechos de los causes, eso también es sancionado por la DGA”, explicó Juliá, enfatizando que para  la extracción de áridos “se necesita primero un permiso del municipio y un permiso por utilización de la DGA”.

El director de la DGA Coquimbo advirtió que  “tenemos varios casos en los que no tiene que ver solo con extracción ilegal de agua, sino que con modificaciones de cause. En otros lados se hace modificación de cause para encausar agua para beneficio propio o particular”.

Finalmente, Juliá solicitó la colaboración de quienes son testigos de estos hechos. “Se nos critica mucho como DGA que porque no estamos presentes en todos lados , pero nosotros no podemos saber que estas cosas están ocurriendo en distintas partes, entonces es importante que los ciudadanos presenten sus denuncias en la Dirección General de Aguas”, agregando que, “tenemos muchas denuncias que ha presentado la Junta de Vigilancia del Río Limarí y todas llegan a un termino, no siempre son favorables, pero en este caso, al parecer todo  indicaría que sí se está incurriendo en una falta al Código de Agua y por lo tanto terminaría en una sanción”.

Mery Mora por su parte solicitó endurecer las multas para quienes cometan estas faltas. “cuando esto ocurre y se hace la denuncia y se determina que las personas son responsables, las multas que cursan para estas empresas tan grandes son irrisorias, por ejemplo, en Cerrillos de Rapel donde tuvimos un caso de una persona que extrajo agua de un canal y dejó a toda una comunidad sin agua, se denuncio. Hubo marcha, se detectó el mal uso que tuvo y después para la empresa la multa fue de 500 mil pesos y eso para una empresa grande no es significativo”, comentó la concejala, añadiendo que “tenemos esperanza en el cambio de la Constitución con respecto al agua y que este tipo de malas practicas se paguen con penas ejemplificadoras, con mayor costo, y hasta con cárcel o si no las empresas prefieren pagar las multas antes de ajustarse a la ley”.

SOBRE EL VIDEO

Diario El Ovallino contactó con Paloma Peralta, presidenta de la agrupación ecológica Yaru Wika y secretaria del comité ambiental comunal, quien comentó que mediante una transmisión en vivo mostraron este hecho. “Es importante que se visibilice lo que está pasando” sostuvo, detallando que este trabajo lo habían detectado hace algunas semanas, pero que no habían podido verificarlo en terreno. “Hace dos años, este empresario desde que llegó a instalar su fundo dejó un daño medio ambiental que no pudimos frenar, porque como agrupación no existíamos, la agrupación se formó debido a las denuncias, basurales y todo lo que estaba pasando” sostuvo, añadiendo que luego de una denuncia de un vecino “que veía las máquinas muy cerca del Río Grande, con la agrupación nos acercamos por la orilla del rio y nos dimos cuenta que estaba intervenido todo el sector con máquinas”.

La presidenta de Yaru Wika, explicó que “nosotros sabíamos que íbamos a encontrar algo porque al empresario no le interesa”, agregando que con la visibilización esperan que, “todos los organismos puedan gestionar acciones que realmente le impidan a los empresarios, en general, destruir de esa forma los ecosistemas naturales que existen en las comunidades, que no están protegidos lamentablemente y que ahora con el plan regulador comunal ojala que se protejan”.

LLAMADO A LA DENUNCIA

El video difundido por Yaru Wika permite conocer este tipo de malas prácticas, sin embargo, existiría miedo de parte de la comunidad para denunciar, esto porque las empresas también estarían contrademandando.

“Ellos también toman acciones, se victimizan, y contrademandan, es una lucha de titanes”, sostuvo Mery Mora, para quien existe una gran falta de conciencia, “apelan al tribunal y terminan con multas bajas, dejan a un pueblo sin agua, dañan a los agricultores pequeños, se ríen de la comunidad. Se ve el tranque seco, el río seco, pero al mirar alrededor de los fundos se ve agua en estanques, que son casi piscinas, no hay mucha conciencia respecto a lo que está sucediendo”.

Por lo mismo la concejala llamó a denunciar “si la gente no quiere denunciar, por miedo, temor o persecución de verdad mi nombre siempre ha estado dispuesto. Yo hago las denuncias porque a veces a la gente les da miedo ,porque viven en el territorio o trabajan en los mismos fundos, el llamado es a denunciar a no bajar los brazos y a defender lo poco que nos queda de agua y que nuestra comuna pueda tener al menos agua para la bebida, que es un derecho humano que debemos priorizar hoy día”.

 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X