• El Plan microtáfico 0 de la PDI permitió sacar de circulación 168.800 dosis de marihuana, cocaína y cocaína base de los barrios de todo Chile en 2018
  • El OS7 de Carabineros también investiga el tráfico y microtráfico de drogas en la región
  • En las provincias de Limarí y Choapa se han encontrado plantaciones de cannabis sativa
  • Senda realiza capacitaciones a personas relacionadas con jóvenes para prevenir el consumo de drogas y alcohol
Crédito fotografía: 
Cedida
La drogadicción y el tráfico de sustancias estarían íntimamente relacionados con la ocurrencia de delitos. Muchos de los sujetos que cometen robos en lugar habitado lo harían para conseguir dinero para consumir.

Punitaqui, Ovalle y Monte Patria han estado en el ojo de la noticia durante estos últimos meses. La razón: la preocupación de los habitantes por el aumento de delitos como robo en lugar habitado, e incluso, más recientemente, el homicidio y las riñas con arma blanca.

Uno de los motivos que esgrimen las víctimas, para este explosivo aumento de delitos, es el consumo de drogas en las poblaciones, como la pasta base y también el narcotráfico.

“Se juntan grupos de cabros que son drogadictos, están ahí mismo (…)  se drogan y puede pasar una persona inocente y le va a tocar lo mismo” señaló a diario El Ovallino una vecina de El Palqui, donde la recién pasada semana ocurrió un homicidio que remeció a la comunidad.  La misma vecina puso en tela de juicio los programas preventivos que se han implementado, “gastan plata en hacer charlas a gente que no somos drogadictos, porque esas charlas se la hacen a los dirigentes para ‘difundir’. Les he dicho, ¿de qué nos sirve a nosotros si no somos los adictos?”.

La percepción de que el consumo de drogas, como la pasta base y la marihuana entre jóvenes y adultos ha aumentado este último tiempo, así como los delitos que estarían relacionados a este hecho, preocupa a la población, que a través de redes sociales manifiesta su descontento.

Los encargados de erradicar, o al menos disminuir, este verdadero flagelo, son las policías y también los programas preventivos y de rehabilitación de Senda, pero principalmente toda la comunidad que tiene la posibilidad de denunciar el microtráfico de drogas de forma anónima o participar en la prevención de la drogadicción y rehabilitación de personas consumidoras.

DENUNCIA ANÓNIMA

Desde la Policía de Investigaciones son claros, es de vital importancia la denuncia, porque a través de ella se puede hacer una investigación y desbaratar las redes de microtráfico, “Acá en Ovalle la PDI tiene un plan comunal antidrogas que se denomina microtráfico cero (MT0) que es un plan que existe en todas las regiones del país y que consiste básicamente en la investigación de todos aquellos hechos relacionados con microtráfico en las poblaciones. Se va realizando un levantamiento de información bastante silencioso y se coordina después con el Ministerio Público y con los tribunales de justicia para poder después obtener las órdenes que nos permitan hacer las detenciones y los decomisos de droga que se hayan detectado” explicó el subprefecto de la PDI Ovalle, Raúl Muñoz.

“Es gravitante para la policía de investigaciones poder establecer estrategias adecuadas que permitan de alguna manera ir neutralizando la venta de drogas a nivel barrial, lo que va a impactar colateralmente en la ocurrencia de otros delitos”. Raúl Muñoz, subprefecto PDI Ovalle

Muñoz enfatizó que la ciudadanía cumple un rol fundamental aportando información. “Pueden  proporcionar información de lo que ellos vayan observando en sus barrios, esto significa, por ejemplo, que tengan conocimiento que en sus barrios o en sus comunidades hay personas dedicadas al microtráfico y esa información se puede entregar directamente en la policía de investigaciones o llamando al nivel 134 de la PDI, o también a través del denuncia seguro (600 400 0101) cualquiera de esos canales al final termina con una investigación que se ordena por parte del Ministerio Público”, agregó Muñoz, explicando que todas estas denuncias son totalmente anónimas.

Muñoz manifestó que existe un trabajo sistemático para lograr desbaratar el comercio de sustancias ilícitas  “hay todo un trabajo detrás, hay toda una estrategia que se está implementando tanto a nivel macro, como a nivel barrial y ese trabajo a nivel barrial se hace a través del plan microtráfico 0”.

Para el subprefecto “es gravitante para la policía de investigaciones poder establecer estrategias adecuadas que permitan de alguna manera ir neutralizando la venta de drogas a nivel barrial, lo que va a impactar colateralmente en la ocurrencia de otros delitos”.

Desde Carabineros también se está realizando un trabajo para erradicar el comercio ilícito de sustancias, investigaciones que se hacen a través del OS7. El capitán Felipe Maureira, de ese servicio, sostuvo que su trabajo se orienta a “la investigación y prevención del delito de tráfico de drogas y el consumo también de estas sustancias ilícitas, primeramente es un trabajo coordinado con el Ministerio Público, para la realización de investigaciones judiciales que permitan la comprobación y también la materialización de la detención de los autores materiales de los delitos vinculados a la ley de drogas, número 20.000”.

Maureira indicó que lamentablemente “el microtráfico es un fenómeno delictual que ha ido in crescendo en el último tiempo y que se manifiesta en los sectores poblacionales. También en lugares que tampoco pesábamos que podía llegar como a los colegios, universidades, los barrios comerciales que siempre estaban asociados al consumo de drogas, pero hoy están vinculados al comercio ilícito de esta sustancia y esto obedece también a que existe una demanda de consumo más alta”.

Para el capitán del OS7 la denuncia es la primera acción para controlar este verdadero flagelo. “Nuestro trabajo, en  coordinación con el Ministerio Público, se origina a través de denuncias, de información que nos proporciona la comunidad y también de los antecedentes que como unidad investigativa vamos obteniendo de la información que nos proporcionan las mismas investigaciones que desarrollamos”.

Y si bien cree difícil la erradicación, si piensa que es posible disminuir el tráfico y consumo de drogas, “hoy nuestro país tiene altos índices de consumo de drogas, tanto en menores de edad como en personas adultas, esto lamentablemente está un poco dejándonos mal en términos de nación. Existe una percepción de parte de la ciudadanía de un aumento en el consumo, ya que no hay tanto pudor de demostrar el consumo de pasta base y de marihuana en la vía pública”. Manifestó Maureira, agregando que “Llegar hoy en día a decir que en Chile no va a haber drogas lo veo sumamente difícil, porque chile es un país limítrofe con países productores de drogas, y además en la IV región, en Choapa y Limarí, mantiene un alto índice de cultivos ilícitos de cannabis sativa obviamente que hoy tenemos un alcance mayor de la droga que no nos permite tener un control del acceso a droga de todas las personas”.

“Considerando todos esos factores es difícil decir que en nuestro país vamos a tener un control 100% efectivo de la circulación de droga y consumo de droga. Aunque nosotros evidentemente combatimos este flagelo social diariamente porque es la función que se nos encomienda como policía y también como unidad investigadora de este delito” puntualizó Maureira.

EVITAR EL CONSUMO Y REHABILITAR

Las policías investigan y persiguen a quienes cometen el delito de microtráfico, sin embargo es el Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas y Alcohol (Senda) quienes se dedican a tratar de disminuir y evitar los consumos problemáticos de sustancias.

Fernanda Alvarado, directora regional de Senda manifestó que “tenemos la percepción de que van en aumento ciertos consumos, la estadística regional nos dice que tenemos un fuerte consumo en marihuana y alcohol en jóvenes de 8º básico a 4º medio y en adultos es mayor la prevalencia de consumo de pasta base”.

Alvarado aseveró que en cuanto al consumo de marihuana las estadísticas indican que la región está sobre la media nacional “en cuanto al consumo de marihuana escolar nosotros tenemos un 32,3% y el promedio nacional es de un 30,9 o sea la región tiene un alto consumo y esa es una situación preocupante porque estamos hablando de niños, de menores de 18 años”.

“Nosotros apostamos por la rehabilitación de las personas, mientras antes se haga es mejor y es por eso que todas estas coordinaciones a nivel intersectorial buscan generar oportunidades para que las personas corten el consumo de drogas y después tengan un proceso de inserción social” Fernanda Alvarado, directora regional de Senda

Por lo mismo es que Senda está trabajando de forma coordinada con las municipalidades a través de Senda Previene y los establecimientos educacionales, con el objetivo de prevenir el consumo de drogas y alcohol. Todo esto a través de diferentes programas de intervención como “Descubriendo el gran tesoro”, “Aprendemos a crecer”, “La decisión es nuestra” y el plan nacional “Elige vivir sin drogas”, que involucra a la familia, los pares y la comunidad para la prevención.

En cuanto a la relación entre en consumo de drogas y la realización de delitos, la directora de Senda indicó que la idea es lograr la rehabilitación y la reinserción, “nosotros tenemos programas que llamamos infractores de ley que son cuando los adolescentes han cometido alguna falta o algún delito bajo la influencia del consumo de droga, estos programas son llevados en conjunto con otros organismos, por ejemplo con Sename y el Servicio de Salud. Lo que nosotros apuntamos es a rehabilitar, a salvar a estos jóvenes para que no reincidan en los delitos, por eso es que hay toda una red de trabajo donde se junta gendarmería, Sename y Senda para analizar este tipo de casos”, indicó Alvarado.

“Nosotros apostamos por la rehabilitación de las personas, mientras antes se haga es mejor y es por eso que todas estas coordinaciones a nivel intersectorial buscan generar oportunidades para que las personas corten el consumo de drogas y después tengan un proceso de inserción social, una inserción que nosotros buscamos a través de la familia, de los grupos de pares, con un trabajo que no se cierren puertas, sino que se abran las puertas, principalmente con los adolescentes que están iniciando ciertas carreras delictuales” manifestó la directora regional de Senda.

En caso de necesitar ayuda por el consumo de sustancias la directora de Senda indicó que “Hay programas de rehabilitación en toda la región.  En Ovalle nosotros contamos con programas, en caso de necesitar ayuda un primer acercamiento puede ser en el consultorio o directamente en las oficinas de Senda de las municipalidades. Otra forma es a través del teléfono 1412 que es un teléfono que funciona 24/7 absolutamente anónimo y confidencial donde la gente puede pedir ayuda, es un teléfono atendido por profesionales y expertos, que otorgan contención  y orientación. La persona puede señalar su caso y según el sector donde viva será derivado. Se pueden contar sus experiencias, no es para denunciar drogas, es para contar sus experiencias sobre el consumo de sustancias” puntualizó Alvarado.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X