• De acuerdo al análisis realizado en 80 comunas de la 16 regiones del país, 547 niños, niñas y adolescentes se encuentran viviendo en situación de calle
  • La autoridad regional aseguró que lo más importante, al conseguir estos datos, es resguardar la identidad y caracterización de los menores.
Crédito fotografía: 
Cedida
Al respecto, el seremi de Desarrollo Social y Familia, Juan Pablo Flores, señaló que estos números permitirán tomar decisiones entre las distintas entidades públicas, planes que se comenzarán a elaborar próximamente

Rodrigo Solís

Los números a nivel nacional no dejan de causar impacto, porque de acuerdo al Conteo Nacional de Niños, Niñas y Adolescentes en situación de calle (NNASC) del año 2018, de acuerdo al análisis realizado en 80 comunas de la 16 regiones del país, 547 niños, niñas y adolescentes se encuentran viviendo esta realidad, sin la compañía de un adulto responsable.

De estos, el 62,3% corresponde a varones y el 38% a mujeres. Y desafortunadamente, la Región de Coquimbo no se escapa, dentro de sus propios rangos, de una realidad que remece.

Al respecto, el seremi de Desarrollo Social y Familia, Juan Pablo Flores, conversó con “Agenda del Día” de El Día Radio sobre esta situación.  Estas cifras, cabe destacar, responden a realidades que fueron obtenidas entre agosto y diciembre del año recién pasado.

“Cabe destacar que en el 2011 fue la última vez que se realizó este conteo, y el que se haya efectuado ahora responde al Acuerdo Nacional por la Infancia que firmó el Presidente Sebastián Piñera, y dirigido por el ministro, Alfredo Moreno. Hablamos de niños que están entre los 5 y 17 años y entre las regiones que cuentan con un mayor número de casos está la Región Metropolitana (142), Los Lagos (78), Valparaíso (69) y Bío-Bío (59)”.

Las estadísticas siguen con Maule (49), Arica y Parinacota (37) y Coquimbo, que registra un total de 25 casos de menores en situación de calle y se ubica séptimo en el ranking,  que si bien parece ser una cifra menor, no deja de ser alarmante. “Hay que señalar que el promedio de edad de estos menores en nuestra región es de 15,6 años. Y el promedio de edad en que se concretó la primera vez que durmieron en la calle fue de 12,7 años”, afirmó.

A juicio de la autoridad, tienen absolutamente identificados a los menores. “Nosotros resguardamos la caracterización y las características de cada uno de ellos, con el objetivo de avanzar en un trabajo integral”, subrayó.

Al respecto, cabe consignar que el 53% de estos menores en situación de calle responden a esta situación principalmente debido a problemas familiares.  En un 19% de las ocasiones existe un abandono por parte del sistema residencial y un 18% por problemas de drogadicción, como promedio.

Respecto de la forma de obtener estos datos, la autoridad subrayó que se trata de una intervención altamente delicada. “Son niños, y conseguir esa información a veces es complicado. Hay que ser muy responsables en el trato fundamentalmente, porque al cometer un error, el nivel de exposición que trae consigo, puede ser causal de una vulneración de derechos”.

Para aquello, la autoridad sostuvo que se debió realizar un trabajo multidisciplinario con las policías, los municipios y el Sename, lo que en los próximos meses debe redundar en planes para hacer frente a esta problemática. 

Cifras decidoras

De acuerdo a lo señalado por este conteo nacional, los tramos de edad de los menores determinan que un 82% de ellos tengan entre 15 y 17 años;  un 17% entre 10 y 14 años y sólo un 1% de 7 a 9 años de edad.

Además, un 55% de ellos no asiste a la escuela y un 61% está rezagado del sistema escolar, el 60% no trabaja y el 18% pide plata.

De ellos, el 25% están habitualmente en la calle, el 25,8% son intermitentes y el 49,2% son esporádicos.

 

 




Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...









X