Crédito fotografía: 
Cedida
Diana Hurtado, médico broncopulmonar del recinto de salud local, señala que las distintas enfermedades asociadas al tabaquismo perjudican la condición del paciente que resulta contagiado con el coronavirus

En el día internacional contra el tabaco, la doctora Diana Hurtado, médico broncopulmonar del Hospital Provincial de Ovalle, hizo un llamado a los fumadores a comprometerse en dejar de fumar, ya que, según ella, si estas personas llegasen a contagiarse con el COVID-19, “tienen hasta el doble de probabilidad de ingresar a una unidad de cuidados intensivos por una enfermedad grave y posteriormente, a ser intubado”.

La especialista afirma que “el cigarrillo per se produce alteración de las defensas del ser humano, alteración de los cilios y de los mecanismos de defensa locales de microbiota, es decir, de nuestros propios microorganismo y bacterias”. Por consecuencia, esto produciría alteraciones en la inmunidad celular y humoral, lo cual hace tender al cuerpo humano a estar más propenso a pasar por procesos infecciosos, tanto bacterianos como virales.

En el contexto sanitario que hoy nos encontramos, la Dra. Hurtado comenta que “el paciente que fuma o que tiene un hábito tabáquico, si se enferma de COVID-19 tiene mayor disposición - y hay estudios del 2020 que demuestran esto- a que el paciente pudiera tener hasta el doble de probabilidad de ingresar a una unidad de cuidados intensivos por una enfermedad grave y posteriormente, a ser intubado.”

De hecho la Organización Mundial de la Salud informó que cada año, más de 8 millones de personas fallecen a causa del tabaco. Más de 7 millones de estas defunciones se deben al consumo directo de tabaco y alrededor de 1,2 millones son consecuencia de la exposición de no fumadores al humo ajeno.

Según información emanada desde el Ministerio de Salud, el humo que respiran los fumadores activos y pasivos contiene más de 4.000 sustancias con propiedades tóxicas, irritantes, mutágenos y carcinogénicas. 250 de estos componentes son derechamente perjudiciales para la salud y 50 de ellas con cancerígenas.

Frente a esto, la especialista del Hospital de Ovalle afirma que “las principales enfermedades que produce el cigarrillo son cardiovasculares, el paciente puede hacer infartos, se predispone a hipertensión arterial entre otras patologías y luego enfermedades como el cáncer, que no sólo es de pulmón, puede ser cáncer en cualquier parte de la vía respiratoria, piel, lengua, laringe, etc.; además de epoc, que es una enfermedad irreversible”.

Tabaquismo silencioso

El tabaquismo es la adicción de inhalar o fumar tabaco u otra sustancia adictiva que se pueda consumir de esta manera para buscar una sensación de tranquilidad. En ese aspecto, la Dra. Hurtado explica que las personas afectadas por esta enfermedad “comienzan a consumir cada día más cigarrillos, entre otras cosas”, con el fin de buscar un sentimiento de calma o evadir problemas o situaciones personales.

La especialista comenta que el tabaquismo avanza de manera silenciosa en las personas, puesto que “con el tiempo no se dan cuenta, consumen más y más y se va siendo difícil dejarlo, por la adicción que provoca”.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X