Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Han sido diversas las medidas adoptadas para evitar las aglomeraciones de personas producto del coronavirus. En el caso de los funerales, desde el Minsal entregaron el protocolo que, entre otras cosas, prohíbe los velorios y domicilios y restringe la asistencia solo al núcleo cercano del fallecido y con un máximo de 20 personas, manteniendo siempre el metro de distancia entre ellos.

Equipo El Día

Una serie de medidas de resguardo y protocolos de actuación se han estado implementando en el último tiempo por parte de la Autoridad Sanitaria producto de la pandemia de coronavirus.

Evitar las aglomeraciones de personas y mantener el distanciamiento social es una de las mayores preocupaciones, puesto que hasta el momento ha sido la única medida efectiva para detener la expansión del virus que día a día se propaga a pasos agigantados, registrándose ayer el día con mayor número de contagios en la región con 46 personas confirmadas.

Antes de la llegada del coronavirus, un abrazo de contención por el fallecimiento de un ser querido era uno de los actos más habituales que uno podía apreciar en un funeral o velorio, acciones tan humanas que hoy se han visto limitadas debido a las medidas de distanciamiento físico que hay que mantener.

Además de eso, el número de personas que puede despedir a un ser querido en la inhumación está restringida solo al núcleo directo del fallecido con un máximo de 20 asistentes y el tiempo de extensión de éstos, en todo el proceso del funeral, no puede superar los 90 minutos.

Asimismo, los velorios se han reducido notablemente, ya no se pueden realizar en los domicilios, puesto que la circular vigente así lo establece, por lo que en general las funerarias permiten a los familiares del fallecido un pequeño responso de unos 15 minutos antes de trasladarse al cementerio o crematorio.

Por otro lado, quienes sean determinados como contactos estrechos de covid-19 por la Seremi de Salud, no podrán asistir a estas instancias y deberán cumplir la cuarentena.

Fallecidos covid positivo

Distinto es el escenario para quienes fallecen con covid positivo, ya que supone otras medidas de resguardo y protección en el manejo de cadáveres.

“En el retiro de un cuerpo con covid nosotros ni siquiera tenemos acceso a tocarlo porque es la Seremi de Salud que llega lo envuelve y lo deposita dentro de la urna. Lo único que nosotros tenemos que hacer es cerrar la urna y sellarla” explicó Lorena Figueroa, una de las dueñas de Funeraria Eternidad.

Explicó que tanto en los casos confirmados como sospechosos de coronavirus ellos seguían el protocolo, pese a que posteriormente se determine que la persona era covid negativo, todo como medida preventiva y con todos los elementos de protección personal, como el buzo blanco, mascarilla, escudo facial, entre otros.

Desde la Seremi de Salud confirmaron que el manejo de los cadáveres lo realizaba personal de salud, quien lo trasladaba hasta la morgue, instancia donde se le permite a los seres queridos despedirse del fallecido, quienes deberán hacer con el uso de los elementos de protección personal, y no podrán ni besar ni tocar el cadáver.

 Ahora bien, el director (s) del Servicio de Salud, Edgardo González, explicó en las personas con confirmación del virus, bastaba la certificación médica que entregan desde el SML para realizar la sepultura.

“En los casos sospechosos requiere una PCR y en los casos que haya indicio de otra intervención de un fallecimiento en domicilio ahí interviene fiscalía con las instrucciones que da el Servicio Médico Legal o a los hospitales respecto a autopsias clínicas, son tres escenarios distintos”. Añadió González.

Muertes en domicilio

Un examen PCR que podría o no aplicarse a cadáveres que fallecen en sus domicilios dependiendo del contacto que haya establecido la persona con casos sospechosos o si ésta concurrió o no a un establecimiento asistencial con sintomatología de coronavirus.

“Tiene relación con la sospecha que exista de acuerdo a los criterios clínicos para poder determinar si una persona que este hospitalizada o fallecida se le practique o no el examen PCR, es decir, de acuerdo a los síntomas, el contacto que pudo haber tenido con personas contagiadas, se toma la determinación de tomar o no el examen, eso depende de los criterios que se adopten y las sospechas que existan en ese caso particular” señaló el Seremi de Gobierno, Ignacio Pinto.

Un examen que dependería del SML al momento de evaluar las condiciones del cadáver, como es el caso de los dos adultos mayores que este lunes fueron encontrados fallecidos en su domicilio.

En ese caso, antes de realizar una autopsia desde el SML deberían realizar el examen PCR, sin embargo, Pinto indicó que dependería del estado de los cuerpos la aplicación o no del examen, decisión que le correspondía al mismo SML.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital