Crédito fotografía: 
Cedida
Con el objetivo de resolver casos de secuestros y desapariciones de recién nacidos durante la dictadura, la ONG regional llegará al Limarí en busca de información y mostrando el trabajo que han realizado en los últimos dos años.

Este viernes a contar de las 11.00 de la mañana, los voluntarios de la organización no gubernamental Madres e hijos se buscan, se concentrarán en la Plaza de Arma de Ovalle a repartir información y mostrar el trabajo que han realizado durante los últimos dos años.

La directora de la organización, Alicia Acuña indicó que tras comprobar que varios bebés recién nacidos fueron secuestrados de hospitales de la región en tiempos de la dictadura -en La Serena, Coquimbo, Vicuña y Ovalle- decidieron crear la Ong para buscar información y querellarse contra quienes resulten responsables.

Explicó que manejan al menos diez casos documentados entre La Serena y Coquimbo, y que uno afectaría directamente a un familiar suyo que nació en 1977, y del que no se ofreció mayor información oficial.

“Nosotros estamos apoyando a las familias que perdieron a sus bebés en los hospitales, de los cuales ya tenemos al menos tres casos documentados en Ovalle y mañana (viernes) vamos a ir a la Plaza de Armas a entregar material informativo y a conversar con gente en Ovalle que han sufrido una situación similar o que pueden aportar información y se quieren sumar a la iniciativa”.

Indicó que desde las 11.00 horas estarán con el material informativo en la Plaza de Armas, recibiendo a los vecinos de Ovalle que quieran aportar.

“Nosotros en Ovalle tenemos tres casos documentados y tenemos dos casos más de gente que recién se ha adherido a nuestra causa y que está buscando la documentación para iniciar todo el proceso legal. Ya en los tres primeros casos hay querellas andando”.

Indicó que tienen al menos dos años en este tipo de gestiones y batallas legales, y que quienes se han acercado a confirmar casos desde Ovalle, lo han hecho por referencias de terceras personas, por lo que esperan que al estar más activos en la zona, puedan visibilizarse otros casos de desaparición y secuestro de recién nacidos.

“Nosotros creemos que hay muchos más casos en Ovalle y en Limarí de familias que sufrieron esa situación. Los hospitales rurales de la época eran el blanco perfecto para cometer esos delitos de secuestro y mucha gente de zonas lejanas no se atrevía o no sabía cómo enfrentar y denunciar esa situación. Por eso queremos darnos a conocer para que cada vez más gente se pueda sumar y pueda aportar”.

Agregó que de Vicuña también se han documentado un par de casos, por lo que también han hecho un catastro para verificar la situación.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X