Crédito fotografía: 
Cedida
Tras los resultados de un estudio que señala que en Chile 1,2 millones de personas en este segmento etario padecen depresión, se estima que tal condición seguirá en aumento por una serie de factores, entre ellos la soledad, el fallecimiento de cercanos y el encierro producto del Covid.

Estudios recientes señalan que en Chile hay 1,2 millones de adultos mayores que padece depresión, lo que se debe a diferentes factores. Es una cifra preocupante, sin embargo, profesionales del área sostienen que esas cifras se verán aumentadas en los próximos años, especialmente por el crecimiento de este segmento etario y por las condiciones de vida, especialmente en las urbes.

La depresión, según los especialistas, está catalogada como una enfermedad mental. Se trata de un trastorno del estado de ánimo en el cual los sentimientos de tristeza, pérdida, ira o frustración interfieren con la vida diaria durante semanas o por más tiempo.

En los adultos mayores es un problema generalizado, pero no es una parte normal del envejecimiento. Con frecuencia, no se reconoce ni recibe tratamiento.

De acuerdo a lo sostenido por el fisiatra Héctor Medina, con los adultos mayores hay que tener un cuidado especial, ya que están expuestos a caer en estados de depresión.

“Los cambios que sufren en la vida pueden aumentar el riesgo de depresión y si ya la padecen ésta puede empeorar. Por ejemplo, cambios en su vida diaria los pueden afectar”, Héctor Medina, fisiatra

“Los cambios que sufren en la vida pueden aumentar el riesgo de depresión y si ya la padecen ésta puede empeorar. Por ejemplo, cambios en su vida diaria lo pueden afectar. El trasladarlo a un hogar de ancianos, el fallecimiento de su pareja y de amistades cercanas, como también padecimiento de dolores crónicos”, precisa Héctor Medina.

El profesional plantea, además, que se tiene que tener en consideración que esta enfermedad irá en aumento en nuestro país, ya que se espera que para el 2050 este grupo etario aumente notablemente, ya que las expectativas de vida aumentan y las parejas actuales tienen menos hijos y la población envejece.

Otras causas

El fisiatra enumera otras causas que también inciden en la depresión de los adultos mayores, como por ejemplo que los hijos dejen el hogar, también el  ir perdiendo la independencia y necesiten ayuda para realizar cosas que antes hacían con normalidad e incluso el no poder sacar licencia de conducir

La psicóloga  Marcela Parra, concuerda con el hecho de que la depresión irá aumentando en los adultos mayores en los próximos años y agrega que afecta más a las personas de las zonas urbanas que a las que residen en zonas rurales, debido a que las personas que viven en ciudades están expuestas a un mayor estrés y además van perdiendo  la atención de quienes los rodean.

Por eso recomienda “estar atentos, por ejemplo, cuando los padres y familiares cercanos van envejeciendo, para estar ahí cuando lo necesiten. Por qué digo que hay que estar atentos, porque hay muchos adultos mayores que no se le ven síntomas aparentes y hay que fijarse en los cambios de ánimo o  una tristeza muy frecuente”.

Ligada a temas físicos

La depresión también puede estar ligada padecimientos físicos, como problemas a la tiroides, cáncer, un accidente cerebrovascular, enfermedades al corazón, el mal de párkinson.

Según Marcela Parra, la viudez y la cesantía en quienes aún trabajan son considerados factores de riesgo de depresión, “ya que representan pérdidas y la pérdida es uno de los principales elementos en la etiología (parte de la medicina que estudia el origen o las causas de las enfermedades) de la mayoría de las depresiones”.

La pandemia afecta

Consultados ambos profesionales si la pandemia podría ser considerado un factor de aumento en la depresión de adultos mayores, ambos coincidieron que sí.

“ El Coronavirus ha provocado que la población permanezca mucho tiempo en encierro, especialmente los adultos mayores, que son los que eventualmente son los más afectados si se contagian. Pero ese encierro es el que les ha hecho daño, especialmente a quienes viven solos, los tienen algún grado de dependencia y quienes están internados en hogares de ancianos, ya que tienen prohibidas las visitas. En estos casos, los estados de depresión es evidente”, indica la psicóloga Marcela Parra.

“Evidentemente que el no poder salir de sus casas producto de la pandemia ha provocado algún grado de depresión en ellos y ellas, especialmente en los casos que están acostumbrados a salir, por eso es recomendable que una vez que se van liberando algunas libertades, como los permisos diarios, hay que aprovecharlos, porque eso les devolverá el ánimo”, indica el fisiatra Héctor Medina.

Estudios señalan que Chile es el país  de Latinoamérica que más rápido envejece.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital