Crédito fotografía: 
El Ovallino
Desde las localidades de Recoleta y Lagunillas arribarán buses al estacionamiento del recinto comercial, en una iniciativa que beneficiará a los comerciantes del sector y a los pobladores rurales que necesitan llegar a la ciudad.

Dos problemáticas encontrarán solución gracias a un mismo proyecto que se llevará a cabo a partir de este lunes. Con menos de un año de vida la Vega Chica de Ovalle clamaba por nuevas oportunidades que les permitiera a sus comerciantes resurgir económicamente, durante mucho más tiempo los vecinos de las localidades rurales buscan alternativas para poder llegar al centro de la comuna, ya sea por trabajo, trámites o compras.

La Vega Chica llegó a un acuerdo con buses de acercamiento rural de las localidades de Recoleta y Lagunillas, para que de esta manera puedan utilizar como terminal el estacionamiento del recinto comercial. “Ellos por harto tiempo no tuvieron paradero, por lo que nosotros estamos contentos de entregarles un espacio para que así lleguen más personas a nuestro comercio”, manifestó el presidente del sindicato Emprendedores del Limarí de la Vega Chica, Claudio Ahumada.

El dirigente sindical ovallino pone sus esperanzas en este proyecto para que las ventas de los comerciantes del sector puedan aumentar, “actualmente hay mucha gente que no sabe dónde se encuentra ubicada la Vega Chica, porque no se distingue bien desde la parte alta, estamos un poco escondidos en este momento, entonces yo creo que al llegar las micros será un plus para que los comerciantes que están en acá puedan ver reflejada en sus ventas esta buena iniciativa, queremos que la gente rural llegue a la vega y conozca todo el comercio que tenemos. Las expectativas que tenemos es que el comercio se siga dando a conocer en todo Ovalle, son expectativas grandes, pero se irán dando poco a poco”, manifestó.

Claudio Ahumada destaca que no se le cobrará arriendo a los buses de acercamiento, esta será más bien una ayuda mutua, por esta razón, invita a más empresas de transportes que quieran sumarse, “se nos vienen varios proyectos, por eso le hacemos la invitación a todas las micros y colectivos rurales que si no tienen un espacio físico donde llegar, nosotros les podemos facilitar ese espacio, queremos que lleguen, las puertas están abiertas, para que así todos podamos tirar para arriba”, enfatizó.

La Vega Chica actualmente funciona de lunes a sábado desde las diez de la mañana hasta las seis de la tarde, los buses de acercamiento rural funcionarán a partir de las 8 am hasta las 19 hrs, por lo que desde el sindicato de Emprendedores del Limarí están considerando adecuar sus horarios, “tendremos que alargar nuestro horario de atención para así trabajar de la mano con este proyecto”, apuntó Ahumada.

Por último, Claudio Ahumada anuncia un nuevo proyecto que la Vega Chica tiene en la mira, “siempre agradecemos las gestiones del alcalde Claudio Rentería, quien siempre ha estado dispuesto a ayudarnos. Ahora se acerca navidad y nuestra idea es realizar una feria navideña que dure hasta las 22 hrs”, señaló.

 

Una mejor opción para la ruralidad

 

Desde las localidades valoran esta nueva oportunidad que se les abre. Por un lado, en Recoleta acusan que los buses que vienen desde La Serena y Coquimbo muchas veces no paran en el poblado ovallino, por lo que tener un servicio exclusivo para ellos sería de mucha ayuda.

Mientras que en Lagunillas, esperan que en un proyecto como este puedan encontrar más opciones de traslado, "el servicio de colectivos era malísimo, a veces se iban a las casas y mucha gente que trabajaba en la ciudad se quedaba tirada, por eso sería muy bueno tener ese espacio, hay mucha gente que necesita ir a la ciudad", señaló Marisol Contreras, quien forma parte de la directiva de la junta de vecinos de Lagunillas.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X