Crédito fotografía: 
Roberto Rivas Suárez
Unas cincuenta personas en situación vulnerable disfrutan este sábado de un paseo muy especial a la playa de Tongoy, preparado por la parroquia San Vicente Ferrer

Emoción y expectativa. Aunque no es la primera actividad que preparan y organizan para personas en situación de calle y situación vulnerable, es el primer paseo que se desarrolla fuera de la ciudad.

Durante la mañana de este sábado unos 55 participantes, más los voluntarios de la parroquia, se concentraron en la Iglesia San Vicente Ferrer para disfrutar de un día de sol y playa en Tongoy, en un esfuerzo por motivar a los participantes y visibilizarlos ante la sociedad.

El sacristán de la parroquia, Gonzalo Fernández, comentó que era una actividad preparada junto a los voluntarios de la parroquia, para ofrecer un día distinto y con mucha enseñanza para todos los participantes.

“Es una actividad hecha con mucho entusiasmo y cariño, tendiendo una mano amiga a las personas más necesitadas. Hemos hecho muchas actividades con ellos: almuerzos, cenas navideñas, jornadas de diferentes motivos, pro nunca habíamos salido de paseo y nos pareció una buena oportunidad, ir a la playa este verano. Hemos recibido mucho apoyo de muchos voluntarios para que sea un éxito la actividad”, comentó.

Dos micros estaban dispuestos para los participantes, quienes se mostraron siempre dispuestos a colaborar en todos los sentidos.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital