Crédito fotografía: 
Cedida
Serían cuatro plantas de tratamientos de aguas servidas rurales, iniciativa que está ejecutando Fundación Chile y que beneficiará a más de ocho mil personas de diferentes localidades de la región y de la provincia

“Reúso de aguas residuales tratadas rurales como nueva fuente de agua para la resiliencia y desarrollo productivo de territorios vulnerables en sequía”, lleva por nombre el proyecto que está ejecutando la Fundación Chile, y que podría instalar cuatro plantas de tratamiento de aguas servidas en diferentes puntos de la región y de la provincia del Limarí.

De esta forma, el proyecto ha identificado la oportunidad de potenciar el desarrollo socioeconómico de las localidades rurales mediante el aprovechamiento de aguas recicladas. El programa cuenta con recursos por $254 millones del fondo perteneciente al Plan de Emergencia Hídrica que lleva adelante el Gobierno Regional.

Sobre el actual estado del proyecto, el jefe del proyecto de reúso de aguas residuales de Fundación Chile, Gerardo Díaz, indica que “hemos ido a visitar sistemas sanitarios que están funcionando en buenas condiciones, en las localidades por ejemplo de Salamanca, Chillepín, El Tambo, Pichidangui, Tamaya, Lambert, Marquesa, entre otras, donde fuimos a entrevistar a cada uno de los operadores, preguntarles las condiciones de funcionamiento del sistema APR, visitar las plantas de tratamiento y levantar interés tanto de la administración como de la comunidad, para habilitar estos sistemas de reúso. Actualmente tenemos un catastro de 71 sistemas sanitarios rurales en la región, de los cuales el 33% está en condiciones a hacer reúso producto de un buen caudal de descarga y por lo tanto ya hemos implementado este sistema en 10 de ellos. Los siguientes pasos son continuar con las visitas, tener antecedentes y presentarlos en un comité técnico ante el Gobierno Regional, el MOP, la CRDP, INIA, etc, y con ellos definir donde se implementará definitivamente estos cuatro sistemas de reúso”.

Actualmente el levantamiento de la información se está realizando en las localidades de Las Higueras de Punitaqui (Villa San Antonio), Nueva Aurora, El Esfuerzo Los Acacios, Nueva Sonora, Limarí y El Guindo, entre otros. Esta primera etapa no significa necesariamente que se instale una planta en ese sector, sino que es el primer paso para un eventual estudio posterior.

Sobre esta iniciativa, la gobernadora Krist Naranjo, informa que “se plantea promover en la región de Coquimbo el reúso de aguas residuales tratadas (ART) a nivel rural, aprovechando la descarga de las plantas de tratamiento de aguas servidas rurales como una nueva fuente de agua, mediante la implementación de tecnologías apropiadas, inocuas y eficientes en cuanto a su uso”.

Experiencia en Tamaya

La idea es replicar el proyecto implementado en la localidad de Cerrillos de Tamaya, comuna de Ovalle, donde se reutilizan a la fecha 6 litros por segundo de ART provenientes de la planta de tratamiento rural de la zona para el cultivo de seis hectáreas de alfalfa.

El resultado de este es un modelo de distribución de ganancias producto de la comercialización del forraje, donde el agricultor recibe el 60% de las ganancias, mientras que el Comité de APR que administra la planta de tratamiento recibe el 40% restante para reinvertirlo en mejoras de la planta lo que permite sostener en el tiempo en el sistema.

 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital