Crédito fotografía: 
Luciano Alday
Los voluntarios a través de salvoconductos salen para alimentar y rescatar perros callejeros, sin embargo, acusan falta de apoyo de las autoridades, además de inexistentes castigos para maltratadores y dueños irresponsables.

Por Luciano Alday Villalobos / Ovalle

Día a día voluntarios animalistas de la Sociedad Protectora de Animales San Francisco de Asís recorren las calles de Ovalle, muchas veces a pie, para alimentar y rescatar perros callejeros. Pero esta es solo una parte de su labor, ya que también trasladan a los animales cuando estos necesitan asistencias veterinarias.

La mayor parte de los gastos de este despliegue proviene de los mismos bolsillos de los voluntarios, o bien a través de donaciones, aunque estas con la emergencia sanitaria cada vez son menores.

Sumado a esto, algunas actividades solidarias de recolección de recursos no han podido ser realizadas, así lo explicó la presidenta de la fundación, Beatriz Ramos, “nosotros financiamos todo con completadas y bingos, ahora con la cuarentena esas actividades no se pueden hacer. Por esto en todas las agrupaciones estamos endeudados, fiamos medicamentos, alimentos y todo”.

Beatriz acusa poco apoyo por parte de las autoridades, pese a que sí existen los recursos económicos, “en el municipio se aprueban 68 millones de pesos de forma anual, y de ese presupuesto no se cumplen las necesidades básicas que tenemos”, enfatizó.

Así mismo, otro problema con el que tuvo que lidiar esta fundación es con respecto a las restricciones de movilidad por la cuarentena que atraviesa la comuna, “nosotros como agrupación teníamos permiso para salir ayudar a los perros, pero ahora el gobierno está restringiendo, es paradójico, porque los perros por si solos no pueden ir a la clínica, tenemos que estar las agrupaciones por detrás, si un perro tiene tratamiento o se tiene que sacar los puntos una persona tiene que llevarlo”, declaró Beatriz.

Finalmente, tras días de incertidumbre, durante la tarde del domingo la agrupación volvió a contar el permiso de desplazamiento en cuarentena para alimentar a los perros de la calle.

Crueldad humana

La agrupación acusa que la problemática de perros callejeros se debe a una falta de tenencia responsable por parte de las personas, ya que son ellos los que abandonan a los animales. De igual manera en las últimas semanas agregan un hecho aún más grave, “en los últimos días ha habido nuevamente un envenenamiento masivo en Ovalle, en el sector de Los Molinos, en la parte alta, incluso en la plaza de armas en donde hay cámaras, es una burla que habiendo tantas leyes y tantos recursos los animales se mueran envenenados en pleno centro”, declaró Beatriz Ramos.

Esta molestia se acrecienta cuando sus reclamos no son escuchados y los responsables no pagan las consecuencias de sus actos, “jamás nadie ha pagado en Ovalle por maltrato animal, no existe castigo efectivo. Nosotros hemos hecho más de 50 denuncias en Fiscalía y hasta la fecha no tenemos nada, ni siquiera nos llaman a declarar”, señalaron desde la fundación.

Mientras esperan por mayor apoyo de las autoridades y de nuevos voluntarios que se quieran sumar a la causa, la Sociedad Protectora San Francisco de Asís seguirá realizando su labor en pro de la protección de la vida animal. Para financiar sus campañas están realizando una rifa, la cual se puede encontrar a través de su cuenta de Facebook.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital