Crédito fotografía: 
Cedida
A inicios de mayo se contagiaron siete funcionarios del Hospital Provincial de Ovalle, lo que la autoridad sanitaria decidió investigar las razones del contagio. El Ovallino tuvo acceso a un informe preliminar de la Seremía de Salud, el cual manifiesta, entre otras cosas, la falta de implementos de protección personal en los trabajadores que arrojaron positivo por Coronavirus.

Los casos positivos por Coronavirus dentro de los hospitales de la región de Coquimbo son un aspecto que preocupa a la comunidad y a las autoridades sanitarias regionales. Y uno de estos hechos se evidenció a comienzos de mayo, cuando en el Hospital Provincial de Ovalle se registró un brote por Covid-19, afectando a siete funcionarios del recinto asistencial.

Estos hechos fueron alertados a la comunidad, quienes por primera vez desde que se inició la pandemia se registraban tal cantidad de casos positivos en un hospital de la región. Este hecho llevó a las autoridades sanitarias a establecer una investigación epidemiológica para conocer las razones por las cuales los trabajadores del recinto se habrían contagiado.

Y a través de un documento al que tuvo acceso diario El Ovallino, la seremía de Salud de la región de Coquimbo elaboró un primer informe epidemiológico con fecha del 3 de junio del 2020, con el objetivo de describir características de funcionarios positivos, identificar las condiciones de seguridad, exposiciones laborales y proponer estrategias para optimizar la prevención del Covid-19.

Dicho informe señala el contexto en el que siete funcionarios del recinto, cinco profesionales de Enfermería (Unidad de Psquiatría), un químico farmacéutico y un técnico en enfermería, resultaron positivo al examen de PCR, resultado de una pesquisa en un primer brote el 7 de mayo. Y luego hasta el 18 de mayo el número se elevó a 13 funcionarios contagiados.

En entrevistas realizadas a los siete funcionarios iniciales contagiados, el informe dice que “reportaron a modo general un cumplimiento del 61% de medidas preventivas de COVID-19 en contexto laboral. El 29% (2 casos) reporto ser contacto laboral de un funcionario del Hospital de Ovalle, que fue notificado como positivo en el brote del 07 de mayo de 2020”

Además, “el 100% informó que cuentan con alcohol gel en el sector del reloj control, con el fin de higienizar las manos después de marcar su llegada al Hospital”.

El informe también señala que el 29% de los contagiados (dos casos) reportó la presencia de implementos para higienizar sus manos en Unidades Clínicas. En dichas entrevistas se pesquisó que en la Unidad de Psiquiatría “no hay dispensador de alcohol gel para los funcionarios”, mientras que los funcionarios reportaron que utilizaban alcohol gel de uso cosmético.

UNA MASCARILLA POR PERSONA

Sin embargo, dicho informe señala que la totalidad de los casos positivos reportaron el uso incorrecto de los Elementos de Protección Personal.

“Todos refieren que en el Hospital sólo se les entrega una mascarilla quirúrgica por turno. La mascarilla se les entregaba al iniciar su jornada laboral. Comentar que, al momento de almorzar, 5 de los casos refieren que se sacaban la mascarilla y la guardaban “doblada” en sus bolsillos, para reutilizarla durante la tarde”, revela el informe.

El informe señala que sólo un funcionario comentó que mantenía los cuidados y distancia social a la hora de almorzar, siendo también otro de los problemas que podrían ser causantes de contagio. “Los funcionarios restantes refieren que entraban hasta 7 personas a la residencia de la unidad en el horario de almuerzo. Esta residencia presenta una dimensión aproximada de 4x4 metros”.

Agregan, que “Se quedaban 45 minutos a 1 hora en éste lugar, sin mascarillas. Este contexto constituye una exposición de contagio para los trabajadores”, dice el escrito.

Debido a la cantidad de funcionarios contagiados, éstos suman una alta cantidad de contactos de alto riesgo, los que “pueden potencialmente constituir agentes amplificadores de la enfermedad”.

De acuerdo a las conclusiones del informe, se precisa que se entregarán los antecedentes al Servicio de Salud Coquimbo para evaluar en terreno las condiciones expuestas en los informes elaborados.

Además, si bien se han cumplido parte de las propuestas preventivas indicadas en Informe de Investigación Epidemiológica, como por ejemplo la implementación de dispensadores de alcohol gel en los relojes control, en donde los funcionarios marcan su entrada y salida, “hay nodos que aún no han mejorado (hasta la fecha de emisión del informe) como el distanciamiento social entre los funcionarios en los espacios de alimentación”.

“En este contexto, sigue siendo de vital importancia que los directivos del Hospital de Ovalle refuercen en los funcionarios la importancia del autocuidado y la responsabilidad (…) Nuevamente surge la necesidad de que este establecimiento de salud, implemente medidas que favorezcan un entorno más seguro para sus trabajadores”.

Este informe –señala- entrega resultados preliminares, ya que puede existir un aumento de los funcionarios contagiados, y por consiguiente, nuevos estudios.

El mismo Edgardo González, director (s) del Servicio de Salud, afirmó este viernes que “eso todavía está en proceso. Se hizo una investigación administrativa del caso, más que para buscar responsabilidades, sino para indagar en la causa de este. Eso está en proceso y los resultados no están a la vista, lo que sí se ha observado en la práctica es el reforzamiento de protocolos internos, el número de contagiados en el Hospital de Ovalle ha bajado ostensiblemente y podemos decir con mucho orgullo que el Hospital Covid de la región (Hospital de Contingencia de Ovalle) tiene cero contagiados, lo que nos impone un modelo a replicar en el resto de los hospitales”. Mientras que desde la Fenats regional esperará el término formal de la investigación para emitir comentarios, indicaron a El Ovallino.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital