Crédito fotografía: 
El Ovallino
Todos los propietarios de departamentos de la Torre G del lugar, han hecho saber la situación a la empresa constructora, que aunque reconocen que ha atendido problemas puntuales, necesitan que la reparación sea integral. Las garantías de los inmuebles vencen en dos meses, lo que les deja preocupados.

Roberto Rivas Suárez / Ovalle

 

Aunque comenzó, o así lo consideraban en su momento, como un problema puntual de uno o dos departamentos, con el transcurrir del tiempo y al compartir experiencias entendieron que se trataría de un problema de toda una estructura, que no solo complicaba el normal desenvolvimiento familiar, sino que además ponía en riesgo su salud y su integridad.

Se trata de las filtraciones en tuberías de todo el edificio G del condominio Ciudad del Encanto, en el que los vecinos han acusado un mal manejo por parte de la empresa constructora en la utilización de materiales de mala calidad que se han ido deteriorando en los menos de cinco años que tienen de entregados.

Aunque no cuentan todavía con una Junta de Condominio, han logrado conformar un comité de delegados, del cual uno de los vecinos, Pablo Márquez, es parte. Márquez explicó a El Ovallino algunos de los problemas que han enfrentado desde que adquirieron el inmueble.

“Nuestros departamentos están colapsando por las filtraciones, vecinos han visto anegados sus casas, sus habitaciones, y han perdido especies, ropa, hasta la salud de los vecinos se ve amenazada” indicó el dirigente vecinal.

 

Por escrito

 

Señaló Márquez que la queja ya se la han hecho saber a la Inmobiliaria Armas, responsable del proyecto, en una carta firmada por la totalidad de los residentes de la Torre G, del condominio. 

“Los residentes de la Torre G de la primera etapa de lo que ustedes llamaron ‘Ciudad del Encanto’, vemos con mucha preocupación que, a cinco años de la entrega de nuestros departamentos, tengamos que lidiar con innumerables problemas, tanto de infraestructura, mala calidad de materiales, continuas reparaciones, filtraciones en baños, cocinas, techos, logia, entre otros desperfectos que han afectado significativamente nuestra calidad de vida y la plusvalía de nuestras inversiones. Además, en algunos casos hemos debido incurrir en gastos asociados a estos problemas por diagnósticos erróneos”, explican los vecinos en la carta entregada a la inmobiliaria.

Aunque reconocen que la empresa Armas se ha hecho cargo de cada problema a medida que se va acusando, advirtió que no han quedado muy conformes con todas las respuestas.

“Este grupo de residentes exige la reparación integral y total de todo el entramado de cañerías de nuestra torre, a la brevedad. No queremos seguir soportando más filtraciones que conforme pasa el tiempo, aumentan”, exigen los propietarios en la misiva.

“Las garantías de estos departamentos vencen ahora en dos meses más. El miedo que existe es que después que ese plazo se supere la inmobiliaria se desentienda, dejándonos a nosotros ese problema”, acusó finalmente Márquez.

 

Reacciones

 

Al respecto, el director de Obras Municipales, Glen Flores indicó que la dirección de Obras Municipales o el municipio no tienen competencia en la fiscalización de los materiales de construcción. “Las únicas competencias definidas por la ley están referidas al cumplimiento de la normativa urbana”, que establece algunos criterios muy específicos que no aplicarían en este tipo de situaciones.

Diario El Ovallino tomó contacto con la empresa Armas a través de un número telefónico, desde donde pidieron que el requerimiento fuera remitido a un correo electrónico, del cual no se obtuvo respuesta alguna a la consulta sobre la queja de los vecinos.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital