• Existen 178 comunidades agrícolas en la región de Coquimbo.
La seremía regional espera que los beneficiados puedan inscribir sus terrenos en el Conservador de Bienes Raíces para optar a los subsidios estatales.

Han pasado más de dos años del terremoto que afectó a la región, donde varias personas sufrieron con las consecuencias del movimiento telúrico y varios de ellos no pudieron acceder a los subdidios de mejoramientos de sus viviendas al no ser dueños del terreno en el que habitaban. Por esto, la seremía de Bienes Nacionales tramitó 500 casos en la región para buscar una solución a aquellos que aún no reciben ayuda estatal.Con el terremoto en la región, muchas viviendas se vieron afectadas por las consecuencias. El Serviu catastró cada una de las viviendas dañadas con la ficha Fide y que involucró a más de siete mil viviendas en la región, luego se hizo una depuración de todas aquella que no tenían una tenencia regular de la propiedad y no podían recibir subsidio alguno, ya que no eran propietarios. A esta seremia se asignó recursos suficientes para tramitar al menos 500 de estos casos que tuvieron un daño considerable. Nosotros esperamos tener unos 500 casos inscritos en el Conservador de Bienes Raíces y poder convertirse en dueños de sus terrenos y poder optar a subsidios”, dijo Diego Núñez, seceratrio regional ministerio.La autoridad regional aprovechó la oportunidad de informar sobre el lanzamiento del Programa Protección del Fortalecimiento de Derecho de Propiedad de las comunidades agrícolas y que en su ejecución, durante 24 meses, beneficiará a 46 comunidades agrícolas de las tres provincias de la región.“Muchas de las comunidades se crearon cerca de los años setenta donde no existían la precisión ni la tecnología que existe hoy, con este programa le estamos entregándola certeza  técnica y jurídica de los terrenos de las comunidades, añadió.“Hace bastante tiempo o décadas que tenemos problemas con los vecinos por el tema de los deslindes, para nosotros en ciento por ciento beneficioso, gracias a este programa podemos pensar que el corto plazo ya va estar solucionado y así tener buenas relaciones con los vecinos, es fundamental tener claro cuáles van a ser nuestros deslindes de aquí a futuro”, señaló Richard Godoy, presidente de la comunidad agrícola El Durazno de Ovalle. 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...