• La mala utilización, por parte de particulares, de paraderos exclusivos significa un gran riesgo para los estudiantes que utilizan el transporte escolar.
Crédito fotografía: 
Cedida
Como un riesgo para los estudiantes calificó la directiva del sindicato número 1 de trabajadores del transporte escolar del Limarí el uso indebido de sus paraderos por parte de vehículos particulares. Una mayor fiscalización por parte de Carabineros y el municipio serían algunas de sus demandas.

Sin descartar medidas más drásticas, como movilizaciones, el sindicato número 1 de trabajadores del transporte escolar de la provincia de Limarí, que traslada a 2500 estudiantes cada día, manifestó a través de una declaración pública su molestia por el mal uso de sus paraderos, por parte de vehículos particulares.

Y es que el uso indebido de los paraderos del transporte escolar significa un gran riesgo para los propios estudiantes que a diario se deben trasladar a sus establecimientos educacionales utilizando este servicio. Ya  que al no encontrar su paradero desocupado deben bajar a los estudiantes en doble fila, exponiéndose a accidentes.

Patricio Plaza, presidente del sindicato número 1, que abarca aproximadamente el 70% de todo el parque automotriz de minibuses escolares de la comuna de Ovalle, manifestó que parte de su molestia tiene que ver con que existiría poco compromiso por parte de las autoridades y la misma comunidad para solucionar el problema. ”La verdad es que yo prefiero pensar que hay desconocimiento de parte de la comunidad con respecto a los que es nuestra labor de transportista escolar, prefiero pensarlo de esa manera porque veo que hay muy poco respeto hacia los estacionamientos de nuestros minibuses en los diferentes colegios de la ciudad”.

Plaza explica que sienten que no han sido escuchados y que esta situación lleva años sin solucionarse “los conductores nos ocupan el paradero, dejan el vehículo particular, le ponen llave se va el conductor y ahí quedan los vehículos todo el día prácticamente, ocupando nuestros estacionamientos y eso nos obliga a nosotros, como conductores, a hacer una doble fila y bajar a los niños en medio de la calzada porque no tenemos espacio físico donde dejarlos”.

El presidente del sindicato sostiene que además de ello deben cumplir con un horario y que las congestiones vehiculares han aumentado este último tiempo “contamos con un horario que es para nosotros fundamental, nosotros no podemos decir vuelvo el media hora más o en 15 minutos más a dejar a los niños, nosotros tenemos que cumplir con el horario del colegio”.

 

Para tratar de solucionar el problema los transportistas han enviado cartas a los colegios y a las autoridades, sin obtener aún una medida que consiga remediar el problema, es por ello que solicitan mayor fiscalización, sobre todo en los horarios de entrada y salida de los colegios.

“Solicitamos más fiscalización de Carabineros o inspectores de tránsito, no todo el día. Los colegios funcionan con un horario de entrada y un horario de salida entonces en esos horarios, que no es más de una media hora de fiscalización, en esos horarios específicos yo creo que ayudaría mucho  a descongestionar nuestra labor”, explicó Plaza, quien se mostró molesto por la falta de respuestas, “La última carta se mandó el 4 de junio por esta misma problemática y no hemos tenido respuesta, entonces eso molesta, porque por último que nos den una explicación, que nos den un documento, pero no hay una respuesta de nada. Ahora vamos a quedar alertas, vamos a estar atentos a la respuesta que nos pueda dar la autoridad, espero que la tengamos, sino nosotros vamos a empezar a manifestarnos de otra manera para dar a conocer nuestra inquietud y nuestro malestar”, indicó.

Consultados por este problema Patricio Maurín, jefe del Departamento de Tránsito de Ovalle sostuvo que “cada año, como Departamento de Tránsito nos encargamos de señalizar y demarcar los paraderos para que cada transportista pueda dejar y tomar a sus pasajeros, en este caso estudiantes, de forma segura y cercana a su establecimiento educacional. Lamentablemente pasa de forma frecuente que los vehículos particulares obstaculizan estos paraderos. Sin embargo es una facultad de Carabineros el fiscalizar y aplicar las sanciones respectivas a quienes utilicen estos espacios”, indicó.

DEMANDAS

Además del mal uso de sus paraderos, el sindicato sostuvo que la alta congestión vehicular que se vive diariamente en Ovalle dificulta su tarea, además que traer consigo riesgo de accidentes.

Sus demandas son:

  • La habilitación definitiva de los semáforos de la ciudad.
  • Demarcación en paraderos autorizados en colegios para transporte escolar.
  • Necesidad de aumento físico en paraderos actuales y autorización de otros nuevos ante la modernización de minibuses.
  • Denuncia por aumento de  vehículos no autorizados para efectuar este servicio.
  • Problemas graves de congestión de tránsito en horario de entrada y salida de estudiantes.
LUGARES DE PARADA DEL TRANSPORTE ESCOLAR
La Ley 19.831 establece que las municipalidades deben fijar paraderos próximos a los establecimientos educacionales destinados exclusivamente a recibir y dejar pasajeros de estos vehículos

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...
X