Crédito fotografía: 
Leonel Pizarro
Lo que comenzó hace unos 14 años como una solución económica para los propios moradores de la población, se ha convertido en un dolor de cabeza para la Junta de Vecinos, quienes esperan se tomen cartas para reorganizar el comercio informal. Municipalidad proyecta un posible cambio de lugar para las próximas semanas

Hace más de 10 años los vecinos de la Media Hacienda, en la parte alta de la ciudad, buscaron una solución económica ofreciendo en venta en la plaza frente al cementerio, algunos artículos usados, ropa en buen estado, herramientas en desuso, comida casera y algunos dulces típicos. La propuesta estuvo organizada durante muchos años, pero recientemente habría un descontrol de la misma, generando molestias en muchos vecinos de la zona.

El presidente de la Junta de Vecinos del sector de la Media Hacienda, José Montesinos, explicó a El Ovallino que lo que menos desean los vecinos es verse afectados por la situación.

“Todos los vecinos están preocupados por la situación de la feria, porque se está descontrolando. Creció mucho y ya no se tiene control, entonces ya no sabemos a quién acudir, porque  las autoridades no hacen nada. Se comprometieron a buscar una solución en diciembre, y todavía no hemos visto un cambio en la situación”.

Señaló que cuando la feria se inició el proyecto era que fuera exclusivamente para que los vecinos más vulnerables de la localidad pudieran ofrecer algunos de sus productos nuevos o usados, dulces y algunas preparaciones caseras.

“Pero ya parece un mall que se instala sin respetar la parte de seguridad ni la parte de salubridad. Muchos de los vendedores no tienen alcohol gel para lavarse las manos, manipulan comida, no respetan el distanciamiento social porque en otras ferias respetan que haya un puesto de por medio para evitar contagios”, criticó Montesinos, advirtiendo además que no se cuentan con baños para el púbico ni para los vendedores.

Vecinos molestos

Acusó el dirigente vecinal que no ha habido una real coordinación entre los organismos públicos, los comerciantes y los vecinos de la zona, quienes en reiteradas ocasiones han elevado su voz de protesta por el descontrol y por cómo se ve afectada la tranquilidad de los moradores en cada jornada de ventas.

“Hemos hecho varios reclamos en las instituciones y no pasa nada. Sabemos que hay una directiva de los comerciantes, pero que no pone orden, y los vecinos somos los que nos vemos más afectados todos los fines de semana”, señaló.

Refirió que hasta las plantas de las plazas se ven afectadas porque las pisan y las matan, amén de las que siembran los mismos vecinos frente a sus casas.

“Esto no nos está trayendo ningún beneficio a nosotros como junta de vecinos, por el contrario, todos están molestos porque nos vemos perjudicados y no se han visto soluciones”, señaló Montesinos.

Afluencia

Normalmente la Feria de La Media Hacienda se realizaba, desde que se comenzó a instalar hace unos 14 años, los fines de semana, cuando las familias podían disponer de un momento para comprar o vender algunos de los productos caseros. Los sábados y domingos era normal ver en la plaza frente al Cementerio Municipal a comerciantes y compradores haciendo sus transacciones.

Ahora con el retroceso de la comuna de Ovalle a la Fase 2 o Fase de Transición, los comerciantes al verse imposibilitados de salir a vender su mercancía los fines de semana, asisten los viernes al tradicional espacio.

Propuesta

En tanto desde el municipio de Ovalle indicaron a El Ovallino que se están realizando trabajos de acondicionamiento y mejoramiento en el sector de calle Riquelme, aledaño al Cementerio Municipal, con el fin de tener un lugar apropiado para los comerciantes y de esta forma evitar problemas con los vecinos del lugar, donde, actualmente, se instalan los puestos de la denominada “Feria de las Pulgas”.

 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X