Crédito fotografía: 
Estefanía González
Las casa fueron entregadas en mayo de 2016, a solo dos años de esta entrega, alrededor de 30 familias ya han tenido problemas con sus cañerías.

Isnelda Ibacache lleva casi tres años viviendo en su casa de villa El Talhuén, conjunto habitacional entregado en mayo de 2016 y que benefició a 124 familias de Ovalle.

A ella, como a cerca de 30 de sus vecinos, se le rompió la cañería que le suministra el agua potable, por ese motivo debe mantener la llave de paso cerrada y darla solo para acumular el líquido.

“Yo doy un rato el agua y la corto, lleno la tina, lleno la lavadora y corto el medidor, porque no teniendo ninguna llave abierta el medidor igual gira”, explica la vecina, quien desde hace unos días empezó con esa rutina, agregando que a muchos de sus vecinos le ha pasado lo mismo “a mí no me había pasado, pero estoy hace como tres o cuatro días con la cañería rota, ya son varios vecinos a los que se les ha reventado la cañería” acotó.

Para Ismelda la rotura de las cañerías no es algo normal, sobre todo por lo nuevas que son las viviendas y por lo tanto espera que la constructora a cargo pueda reparar los desperfectos.

Eduardo Rivera, quien también es vecino de la población,  señala que las fallas en las tuberías no serían el único problema que enfrentan. “Las casas están muy mal hechas, mi señora es dueña de la casa de ahí, por las ventanas se entra el aire por todos lados, además está el tema de las cañerías”, indica, agregando que “pusieron de esas cañerías de goma que se usan ahora y se rompieron”.

Rivera añadió que muchos vecinos han tenido que pagar altas sumas  de dinero en cuentas de agua potable. “Una vecina de nosotros se le rompió y le salió como 80 mil pesos de agua, yo ayer me percaté porque mi medidor giraba con todas las llaves cerradas y un charco de agua que se me hizo en el patio de atrás”.

Aproximadamente 30 serían las familias de villa El Talhuén con inconvenientes en sus cañerías, así lo confirma Bianca Santander, presidenta de la junta de vecinos del sector, quien indica que desde junio empezaron con problemas.

“Nosotros empezamos con estos problemas en junio o julio, vamos a hacer un catastro de las personas que tuvieron el problema, que lo solucionaron por cuenta propia y alas que están teniendo ahora el problema, son como 30 personas”, manifestó.

La presidenta de la junta de vecinos señala que muchos de los vecinos afectados hicieron sus propias reparaciones y que por ello habrían perdido la garantía de la constructora. “Lo están solucionando de forma particular y la empresa dijo que los que lo hicieron de forma particular han perdido la garantía”, Bianca explica además que algunos vecinos tienen cuentas de agua de alrededor de 300 mil pesos “hay boletas de  298 mil pesos y de 316 mil pesos”.

Con respecto a las soluciones, la presidenta de la junta de vecinos indica que existe un compromiso de parte de la constructora de arreglar a quienes lo soliciten y que los problemas se dan con quienes repararon por su cuenta. “Ellos pueden resolver los casos de quienes escribieron correos, si uno va directamente a la empresa ellos vienen en uno o dos días a solucionar el problema, pero hay gente que no se ha dado cuenta, les ha salido mucha agua y han tenido que solucionar de forma particular sus problemas porque la empresa no ha venido”, explica.

OTROS PROBLEMAS

Además de las cañerías de agua potable algunos vecinos del sector comentan que han tenido inconvenientes con sus calefón, algunos de ellos nunca habrían funcionado.

Así lo señala una de las vecinas del sector, quien  no quiso identificarse, ella señala que prefiere ducharse con agua fría, “a mi madre el calefón le duró una vez, compró las pilas y ya a la segunda no funcionó más, yo le caliento agua a mis niños”, indicó la vecina, quien comenta que los seguros de las ventanas no funcionan y que debe poner un palo para asegurar que no se abra, según ella, todos los fallos se dan por la rapidez con la que hicieron la construcción, “entregaron las casas muy rápido”, señaló.

RESPUESTA DE EMPRESA Y SERVIU

Diario El Ovallino tomó contacto con la empresa a cargo de la obra de construcción, quienes señalaron que existen garantías para los vecinos y que enviarían una respuesta formal durante la semana.

Desde la Delegación Provincial de SERVIU en tanto informaron que “tomaron contacto con la familia del condominio “Talhuén”, se les solicitó generar una carta formal indicando los problemas en su vivienda y según sea el caso, se designará una visita en terreno por parte de profesionales del Ministerio junto a personal de la empresa que construyó el proyecto, con el objetivo de subsanar dichos desperfectos”.

ERRADICACIÓN DE CAMPAMENTOS

El conjunto habitacional El Talhuén benefició directamente a 124 familias de Ovalle quienes recibieron estas viviendas sociales, se trata de un conjunto habitacional que erradicó definitivamente 3 campamentos entregando viviendas para 52 familias de los asentamientos "Media Hacienda", "Ribera del Rio" y "Puntilla de Barrancas". El resto de las familias corresponde a comités de vivienda que durante años lucharon por el sueño de la casa propia.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X