Crédito fotografía: 
Cedida
La totalidad de los parlamentarios opositores aprobaron la idea de legislar, mientras que dos oficialistas se abstuvieron y uno rechazó el proyecto que podría permitir que los chilenos puedan retirar parte de sus ahorros previsionales.

La discusión en la Cámara de Diputados que suscitó mayor atención y expectación por los chilenos fue el protagonizado este miércoles. El debate por el proyecto de ley que permite el retiro de hasta un 10% de los ahorros previsionales que se mantienen en las AFPs se encendió y, sin duda, se prolongará por un buen tiempo.

Este miércoles y tras diez horas de debate en sala, 95 votos –de los 93 necesarios- se obtuvieron para que este jueves el proyecto volviera a la Comisión de Constitución de la Cámara Baja para ser discutido en particular, tras las indicaciones realizadas al proyecto.

Matías Walker (DC) votó a favor del proyecto. El también presidente de la Comisión de Constitución fue el encargado de abrir la jornada argumentativa, señalando que “los chilenos no se quieren seguir endeudando, queremos apoyar a los ciudadanos, no queremos que los chilenos sean sólo sujetos de crédito por muy blandos que puedan ser. Queremos que los ciudadanos decidan respecto de su patrimonio y qué es lo que van a hacer para proveer a su familia de lo que necesitan para pasar éste duro invierno y las consecuencias de esta pandemia”.

La iniciativa permite la posibilidad de retirar hasta el 10% de los fondos de pensión de los afiliados de forma voluntaria y por única vez. En la iniciativa se establece un monto mínimo de retiro de 35 UF y un máximo de 150 UF en un plazo máximo de dos cuotas. Si la persona tiene menos de 35 UF, de igual forma se permitirá el retiro total de sus fondos.

Además, el proyecto establece que se creara un fondo colectivo entre el Estado y empleadores para compensar los montos retirados.

Mientras que el diputado PC, Daniel Núñez, se aprobó un proyecto en un día histórico.

“Permite que los trabajadores retiren el 10% de sus fondos que es de propiedad de ellos, para enfrentar la pandemia. Esto es algo importante, porque ratifica la soberanía que tiene la democracia, el Congreso para hacer leyes, que benefician a los trabajadores y resistir la presión brutal que ejercen las empresas como las AFP que solo están interesadas en perpetuar su negocio”, manifestó.

LOS ABSTENTES

Dos parlamentarios oficialistas se abstuvieron de votar este miércoles. En el caso del diputado Francisco Eguiguren (RN) expuso en sala que hay angustia en millones de chilenos.

“Nadie les ha dicho la verdad a millones de chilenos. Nadie les ha contado la firme (sic) que millones de chilenos que hoy pueden retirar el 10%, pueden retirar $540 mil, pero les va a llegar mucho menos al bolsillo. Incluso nadie les ha dicho a esos chilenos que frente a esos $540 mil, el Gobierno hoy ofrece $650 mil para que ellos puedan seguir combatiendo la dura realidad de la pandemia. Hoy el Gobierno está proponiendo cosas mejores”, sostuvo en la discusión.

A su vez, el diputado UDI Sergio Gahona comentó que “muchas veces en nuestra tarea nos toca legislar sobre temas controversiales (...) Técnicamente tengo claro los argumentos que retirar el 10% ahorrado puede perjudicar proporcionalmente el valor de la pensión, pero tengo más claro aún que la realidad de la clase media es insostenible y que las medidas del Gobierno son insuficientes (…) Esta es una situación excepcional y lo hemos escuchado una y otra vez, esta es la peor pandemia en los últimos cien años, estamos viendo hacer a gigantes mundiales con efectos en el empleo y sectores medios”.

EN CONTRA

En cambio, el diputado Juan Manuel Fuenzalida  (UDI) fue el único parlamentario regional que votó en contra del proyecto. A su juicio, fue un proyecto de ley que se fue distorsionando con el tiempo y que posteriormente –según su punto de vista- tomó ribetes ideológicos.

“Es un proyecto malo que no cumple con el objetivo, porque de las buenas intenciones pasamos a motivos ideológicos, porque aquí en el fondo lo que muchos dijeron se busca atacar un pilar importante de lo que es nuestro modelo de sociedad que hoy tenemos y ese es el fin último. Frente a esto, yo rechacé”, afirmó.

Fuenzalida considera que el Ingreso Familiar de Emergencia (el cual aún no hay claridad de parte del Gobierno) es un apoyo más directo e inmediato para las personas que están sufriendo con los efectos del Coronavirus.

Ahora, el proyecto se encuentra en la Comisión de Constitución, donde este jueves comenzó a debatirse en particular la iniciativa parlamentaria. El proyecto de retiro del 10% de los ahorros previsionales de los trabajadores acaba de pasar el primer paso, en un trámite que comprende pasar por la mencionada Comisión, luego la votación en la Cámara de Diputados, para luego pasar al Senado, y esperar que el Presidente Sebastián Piñera promulgue la ley en caso de aprobarse. Un camino que varios mencionan que se prolongará por algunos meses.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital