• Tres motobombas funcionaron en la intersección de las calles Benavente y Tocopilla para combatir la acumulación de agua.
    Tres motobombas funcionaron en la intersección de las calles Benavente y Tocopilla para combatir la acumulación de agua.
Hasta las 19.00 horas de ayer, habían caído 72.9 mm en Quebrada Seca, 58 en Algarrobo Bajo, 50.3 en Camarico, 27.7 en Ovalle, 19.1 en Pichasca, 22.4 en El Palqui, 22.6 en Rapel y 24 en Combarbalá.

La semana pasada, el Centro de Estudios en Zonas Áridas (CEAZA) anunció la llegada de un sistema frontal con características de temporal a la región de Coquimbo. El diagnóstico consignó la posible presencia de precipitaciones concentradas en el sector costero, principalmente en el tramo desde Guanaqueros a Pichidangui, y vientos de moderados a intensos en la zona cordillerana. 

Finalmente, el pronóstico fue acertado y la lluvia se dejó caer con fuerza en una considerable extensión de la provincia del Limarí. Los chubascos comenzaron a caer la noche del domingo en el sector costero y cerca de las 10 de la mañana de ayer, llegaron hasta el valle del Limarí. 

Las precipitaciones que también afectaron a las provincias de Elqui y Choapa, fueron protagonistas durante todo el feriado de San Pedro y San Pablo, y causaron algunos estragos en sectores urbanos y rurales de Ovalle.

Wladimir Pleticosic, gobernador provincial, señaló a las 16.00 horas que “hasta el momento, no hemos tenido novedades en las oficinas de Rapel y Carén. Sin embargo estamos listos para salir desde Monte Patria en caso de emergencia”. 

“En Combarbalá, el encargado comunal Rodrigo Santos, nos informó que todo está bien, lo mismo en Río Hurtado, donde la lluvia es constante. En Punitaqui todo está dentro de lo normal, pero el Estero ya bajó y se encuentra cerrado con señalética”, prosiguió. 

En relación al estado de la capital provincial del Limarí, Pleticosic sostuvo que “Lorna Benavides del municipio nos informó que existieron algunos problemas menores en las poblaciones El Portal y 21 de Mayo, pero que ya fueron solucionados. También nos dijo que en calle Tocopilla se está trabajando con tres bombas”. 

Palabras similares a las del alcalde Claudio Rentería, quien formuló que  “hemos trabajado en los mismos puntos de antes, como anfa 1 y anfa 2 donde ya está todo resuelto. En El Portal y la población 21 de Mayo también estuvimos trabajando desde temprano”. 

Al ser consultado por el quehacer en la tradicional laguna que se forma en la intersección de Benavente con Tocopilla, el edil manifestó que “es el cáncer que tenemos y estamos trabajando con dos motobombas de cuatro pulgadas y una de tres para sacar el agua en el sector”. 

“Hemos tratado de satisfacer las necesidades de la gente a través de la Oficina de Emergencias, que está funcionando. Y si los ovallinos siguen con problemas, pueden dirigirse hasta calle Carmen #157 y hablar con la señora Lorna, que es la encargada”, cementó. 

Resulta importante destacar que Según el CEAZA, hasta las 19.00 horas de ayer, habían caído 72.9 milímetros en Quebrada Seca, 58 en Algarrobo Bajo, 50.3 en Camarico, 27.7 en Ovalle, 19.1 en Pichasca, 22.4 en El Palqui, 22.6 en Rapel y 24 en Combarbalá. 

TRABAJO DE AGUAS DEL VALLE

Al mismo tiempo, el gerente regional de Aguas del Valle, Andrés Nazer emitió que debido al sistema frontal y la proyección de la isoterma alta (llueve en lugares donde habitualmente nieva), los equipos de sanitaria activaron sus protocolos y se pusieron en estado de alerta. Todo por la probabilidad de bajada en quebradas cercanas al caudal de los ríos Elqui, Limarí e Illapel.

“Estaremos monitoreando la evolución que tendrán las lluvias en la precordillera y realizando diversas maniobras operacionales ante esta situación climática. Se estiman precipitaciones por sobre los 3.000 metros de altura que podrían cambiar la condición de los ríos”, indicó Nazer.

 Asimismo, el ejecutivo agregó que la empresa estuvo en constante coordinación con las autoridades y que a esa hora (cerca de las 18.00), el suministro de agua se encontraba funcionando con normalidad. 

EN PUNITAQUI SUSPENDIERON LAS CLASES

Hasta las 19:00 horas en la ‘Tierra de Los Molinos’, ya habían caído cerca de 50 milímetros. Lo que causó la suspensión de clases para hoy en todos los establecimientos educacionales de carácter municipal. Además, las precipitaciones -como ya es habitual- generaron la crecida del Estero que provocó cortes en los badenes de Pueblo Viejo y La Higuera, situación que dejó nuevamente aislados a distintos pueblos de la comuna.

Bajo esta línea, se constituyó el Comité Operativo de Emergencia y los funcionarios municipales se desplegaron por distintas zonas de la comuna, prestando apoyo y entregando sacos de arena y nylon. 

La alcaldesa Subrogante de Punitaqui, Karina Aguirre explicó el trabajo que como municipio ejecutaron. “Durante la semana pasada generamos una reunión de COE comunal para abordar lo que sería la lluvia. Eso lo llevamos a la práctica durante este lunes, estuvimos desde tempranao desplegando funcionarios municipales. Respondiendo los inconvenientes de las personas y tomando decisiones como lo es la suspensión de clases para este martes”, afirmó. 

Igualmente, Aguirre agregó que están alertas a cualquier otro inconveniente que pueda suceder. “Estamos generando cuadrillas de trabajo para estar alerta durante toda la noche por cualquier otra problemática que pueda acontecer. Nuestro alcalde Carlos Araya fue enfático en mandatarnos a estar cerca de la gente y apoyarlos en las necesidades básicas que tengan.  Como municipio seguiremos alertas a cualquier novedad”, comentó.  

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X