Crédito fotografía: 
Roberto Rivas Suárez
Con más de 40 años pintando, este prolijo artista ovallino presenta su tercera exposición personal, en la que reinan las tradiciones y las leyendas de la zona

Con más de cuatro décadas plasmando desde su óptica las costumbres y los paisajes del Limarí, Manuel Veliz Araya ha logrado pintar desde su taller en Huamalata más de cinco mil cuadros en mediano y gran formato, de los cuales apenas 15 están expuestos en la nueva Sala Estación de la Biblioteca Pública.

La exposición, Magicis Terra Mea (Mi tierra mágica) muestra desde el impresionismo las fiestas costumbristas, mitos y leyendas de la región.

“En el taller debo tener al menos 30 obras relacionadas con el tema, pero en mi vida de pintor debo tener al menos los cinco mil cuadros”, explicó que la magia de la provincia en cuanto a paisajes, historias y leyendas siempre ha sido su debilidad, y que por eso le ha dedicado una parte muy importante de su vida.

Recordó que es apenas su tercera exposición personal, aunque ha expuesto muchas veces en colectivo, cuando pertenecía al grupo Taller Neo Limarí.

Sus inicios

“Yo estudié en el liceo Alejandro Álvarez Jofré, y tenía un profe que era pintor, Eduardo Valenzuela, y con él tuve los primeros pasos en lo que era la pintura, porque él te enseñaba lo que era el impresionismo, el expresionismo, y ahí me empezó a picar el bicho, y empecé a pintar de mi parte. Siempre he asistido a exposiciones, no me pierdo ninguna, si es en La Serena o en Santiago, siempre trato de ir y visitarlas”.

Su puesto de frutos secos en la Feria es lo que lo mantiene a flote económicamente, y lo que le permite cultivar el amor por la pintura. De ahí saca para los materiales.

“En mi taller en Huamalata, pinto todos los días, dedicado a mi arte, y aunque la gente es reacia a comprar pinturas. Prefieren comprar un plasma de un millón, a comprar una pintura de 300 mil porque lo ven caro.

Orgullo local

Por su parte el director de la Biblioteca Pública, Carlos Herrera, expresó sentirse orgulloso de tener allí esa muestra, y en especial porque habla de la zona.

“Esta muestra nos está hablando de nuestras tradiciones, del comportamiento social de nuestra gente tiene en las fiestas religiosas, en el rescate de lo tradicional y es una muestra muy bonita de 15 cuadros que representan toda la idiosincrasia ovallina, y eso le da un valor especial”.

La muestra está abierta todo el día, desde las 9.30 horas, hasta las 18.00 horas, de lunes a viernes, aunque los viernes cierra un poquito más temprano. Estará hasta el 31 de julio, y lo más llamativo, según Herrera, es que cuando asistan en grupo, de colegios, familiares, vecinales, se les va explicando las características de las obras y alguna reseña de cada una y las leyendas y tradiciones que están en los cuadros, y de la biografía del artista.

“Invito a las escuelas, rurales y urbanas, a acercarse a la Sala Estación, a apartar su día de visita para que los estudiantes puedan apreciar la muestra”.

 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X