Crédito fotografía: 
Cedida
El film cuenta la historia de Verónica Lara, una influencer capaz de cualquier cosa por sumar likes en redes sociales. “Todos somos como ella”, afirma su director Leo Medel.

“La Verónica”, película del director Leo Medel y que cerró este viernes el Festival de Cine de Ovalle, invita a la reflexión acerca de la búsqueda incesante por el ser atractivo en la sociedad actual, a través de la historia de Verónica Lara, una influencer y esposa de un famoso futbolista, quien es capaz de cometer cualquier acción por sumar más likes en redes sociales.

El film está, además, contado de una forma muy especial: sólo primeros planos, un total de 53, concentrados en el personaje principal que interpreta la actriz Mariana di Girolamo.

“El relato comienza cuando Verónica está siendo investigada por la muerte de su primera hija y en forma paralela atraviesa una depresión post-parto y mantiene una relación tensa con su hija recién nacida”, explica el director.

Destaco que la película habla acerca de la forma en se representan las personas en las redes sociales. “Hay que tener presente que todos todo el tiempo nos presentamos de una forma diferente a la que verdaderamente somos. En el film, el personaje de Verónica aparece mintiéndole a todo el  mundo, pero ella es la más honesta respecto a la actividad de la mentira. Todos estamos mintiendo. Todos somos un poco como Verónica Lara", comenta Medel.

-¿Es la película un reflejo de la sociedad actual?

-“Creo que la película muestra algo muy presente en la sociedad actual: nunca antes el poder de la atracción, lo atractivo, había sido cuantificado, como sucede a través de los like".

-¿Cuándo surge la idea de filmar sólo con primeros planos secuencias?

-“El modelo narrativo se pensó previo al guión. Primero, me planteé el realizar una película sólo con primeros planos y tuve alrededor de tres guiones de diferentes temáticas antes de llegar a La Verónica. Siempre estuvo la premisa estética. El guión recogió esta idea de cómo filmar, que se conecta con la estética de la selfie. Pensé la película cómo una especie de video de youtube, cuando uno ve a un youtuber hablándole a la cámara”.

-¿Crees que esta forma de filmar, con recursos más reducidos, debe imperar en nuestro país?

-“Yo vengo de la Escuela de Cine de Chile y siempre se nos planteó la idea de la restricción formal como una forma de declaración estética. Esto se relaciona con el hecho de que nuestra industria es mucho más pequeña que la existente en el mundo. Creo que el no tener plata no debería ser una restricción para hacer películas, sólo debería ser una forma de abordarlas”.

Este film cerró con broche de oro la programación de la edición 2021 del Festival de Cine de Ovalle, que durante cuatro días proyectó ocho producciones nacionales, entre documentales y ficciones.

 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital