Crédito fotografía: 
.
Cerca de 30 niños recibieron obsequios por parte de los trabajadores de Codelco Chuquicamata.

La Navidad es una fecha especial para los niños, en mayor medida, porque reciben regalos de todos. En esta oportunidad, los alumnos de la Academia Mocho Gómez recibieron sus presentes de parte de los mineros de Codelco Chuquicamata.

Los trabajadores de la mina a cielo abierto más grande del mundo no quisieron estar ausentes en esta celebración y, como ya es tradición se contactaron con los encargados de la escuela, los hermanos Gómez. Tanto el exdefensa de la selección chilena Eduardo Mocho Gómez, como su hermano Osvaldo Gómez, mantienen contactos con los trabajadores de distintas divisiones de Codelco, quienes aportan con un simbólico regalo a los niños de la academia y que viven en los sectores de Media Hacienda, Cancha Rayada, entre otras.

“Mi hermano Omar Gómez es trabajador de Codelco y tiene amigos incondicionales que siempre nos aportan con los regalos para los niños. Estamos eternamente agradecido de ellos, quienes hacen feliz a los niños”, comentó Eduardo Mocho Gómez.

En la última jornada del año de la academia, los niños recibieron balones de fútbol y equipamiento deportivo.

La academia funciona todos los días durante dos horas diarias en el Complejo Deportivo Afao del sector de Media Hacienda, desde febrero a diciembre, donde los niños se entretienen, aprenden valores y pueden abstraerse de su entorno, en el que a veces es complejo.

“Nosotros sabemos que la labor con los niños es más que difícil, pero esto nos motiva por años. Esto nos gusta, sabemos lo que tenemos que hacer, donde tenemos que actuar de amigo, de papá, de psicólogo, pero es una labor que nos llena”, dijo Osvaldo Gómez.

Los niños terminaron felices, esperando con ansias que la Navidad les siga obsequiando regalos.

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...
X