Crédito fotografía: 
.
Un día como hoy, pero del 2000, la selección chilena decidió prepararse en Ovalle para su participación en los Juegos Olímpicos de Sydney. La ciudad se volcó al estadio municipal para presenciarla ante Brasil, que en sus filas tenía a su máxima “joyita”, un tal Ronaldinho Gaúcho, que con solo 20 años ya pintaba para crack.

Y si te dijera que una de las máximas estrellas mundiales del fútbol pisó los pastos ovallinos y lució sus gambetas a más de 10 mil personas en el estadio municipal, ¿lo creerías?

Un día como hoy, pero del año 2000, Ronaldinho Gaúcho integró la delegación de la selección brasileña para enfrentar a Chile, en un encuentro amistoso preparativo para la participación de ambos equipos en los Juegos Olímpicos de Sydney, que se disputarían en septiembre de aquel año.

Toda una celebridad ya era en esos años el crack que desparramaba talento en el Gremio de su ciudad Natal, pero que los especialistas lo avizoraban prontamente en el fútbol europeo.

Detrás de uno de los arcos, como en la mejor primera fila de un teatro, se ubicó el periodista Rodrigo Araya, quien por ese entonces ejercía como periodista en El Ovallino.

“El estadio tenía un lleno total y la gente estaba feliz por ver a la selección olímpica chilena y brasileña. Las calles estaban colapsadas cerca del estadio. Fue una noche muy fría y ese partido se aprovechó para inaugurar una remodelación en el césped y las luminarias nuevas”, comentó el periodista.

Los recuerdos de Araya lo marcan con Ronaldinho, a quien tuvo la posibilidad de entrevistar en la misma cancha del estadio municipal.

“Hizo un punto de prensa en la misma cancha después del partido. Estaba muy joven en esa época, pero era muy famoso. Aún conservo las declaraciones de él, con palabras muy diplomáticas, que Chile era un equipo muy fuerte y todo eso. Fue un momento muy llamativo”, cuenta.

En el otro arco trabajó como informador de cancha Nelson Gallardo para radio Norte Verde. “Ese partido se transmitió en directo para Chile y Brasil, donde vino Ronaldinho y ganó Brasil por 5-3. Él hizo dos goles, era la figura, el entrenador era Wanderley Luxemburgo, y Ronaldinho fue ovacionado cuando lo cambiaron antes de terminar el partido. Se notaba que era un genio con el balón. Fue una verdadero fiesta en un día miércoles”, rememora.

LOS ESCOGIDOS

Chile se alistaba para los Juegos Olímpicos, donde Jhonny Herrera, Cristián Álvarez, Rafael Olarra, Álex Von Schwedler, Patricio Ormazábal, Manuel Ibarra, David Henríquez, Claudio Maldonado, Milovan Mirosevic, Héctor Tapia y Sebastián González, jugaron como titulares.

Mientras que en Brasil las figuras fueron Helton (posterior arquero del Porto), Baiano, Balica, Álvaro, Athirson, Fabio Aurelio (posterior lateral de Valencia y Liverpool), Paulo, Fabiano, Edú (posterior volante del Celta de Vigo), Alex (volante de Cruzeiro y Parma), Ronaldinho y Lucas.

Las más de 10 mil personas que repletaron el estadio ovallino vieron cómo Ronaldinho marcó dos de los goles brasileños, mientras que Edú, Álvaro y André Luiz (ingresado en el segundo tiempo) continuaron con la goleada. Los descuentos de Héctor Tapia (2) y Reinaldo Navia (ingresado) entregaron felicidad a una noche que los asistentes no olvidarán, a pesar del negativo 5-3 favorable para la verdeamarelha.

Más de algún ovallino recordará aquel encuentro que sirvió como preparación para Chile ganara en septiembre la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos. Quizás Ovalle fue un amuleto para la selección chilena que en septiembre cumplirá 20 años de tal gesta.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital