• Siete casas sufrieron cuantiosos robos sólo en el mes de agosto.
Crédito fotografía: 
Kamila M.
Los residentes reportan que siete casas de la tercera etapa sufrieron ilícitos en menos de un mes, por lo que piden urgentemente que se tomen cartas en el asunto para evitar que siga creciendo la sensación de inseguridad.

Una mezcla de angustia y rabia se está apoderando de la tercera etapa de la Villa Puerta del Sol. ¿La razón? Nada menos que siete robos a casas durante el mes de agosto, seis de los cuales fueron denunciados ante Carabineros.

“El día 14 de agosto entraron a robar a mi casa entre las 18 y las 20 horas. Me sacaron la reja, la que mide 2.20 metros, además abrieron la puerta principal y fueron directo a mi pieza que estaba con llave”, afirma Valeria Olivares, una de las residentes que fue afectada por el robo de varios artículos electrónicos, “a todos nos han robado las mismas cosas; teles, playstation, equipo de música y cámaras”, relata.

Pese a que ella vive frente a casas nuevas que próximamente serán entregadas - y que por ende hay guardias vigilándolas - simplemente nadie dice haber visto algo. “Sabemos que los guardias no están para cuidarnos a las casas pero sí la mayoría de los robos han sido por datos porque, por ejemplo, a mi casa entraron justo el día en que mi pareja no está y cuando llego más tarde. Fue muy dateado… sacaron lo que querían llevarse y se fueron”.

La propietaria revela que insólitamente, una de las vecinas que nunca deja sola su vivienda, se ausentó una hora y eso bastó para que ingresaran a robar.

Lo que le intriga es que los hogares afectados están localizados cerca de donde se desarrollan faenas y donde circulan guardias, por lo que afirma que les pidieron que estuvieran atentos ante alguna situación anómala.

Sobre algunas de las fechas de los delitos, Olivares dice que se registraron dos el día viernes 24 de agosto y uno el 16.

Carolina Maluenda, otra de las residentes, señala que vía e-mail hizo llegar a la empresa constructora su inquietud sobre la seguridad.  “En vez de darnos una solución se lavaron las manos”, expresa.

“Estas casas fueron entregadas en diciembre del 2017 y otras en enero de 2018. Últimamente hemos sido víctimas de robos y somos muchos los vecinos afectados. Acá donde vivimos está en construcción la continuación de la tercera etapa, se supone que hay guardias cuidando las casas no entregadas. Pero resulta que anoche, antes de ayer y durante semanas pasadas han robado y entrado a las viviendas como ‘Pedro por su casa’ y ningún guardia vio nada, siendo que en  donde estaban ellos es el acceso por donde pasaron los ladrones”, se expuso en la misiva dirigida a la empresa.

La mañana de ayer, la propietaria recibió un correo electrónico en donde le respondieron, “lamentamos si ha sido víctima de algún siniestro y le reitero que estos hechos deben ser denunciados a la autoridad, y que no son responsabilidad de esta constructora”.

RONDAS COMUNITARIAS Y GRUPOS DE WHATSAPP

Para poder atacar el problema, los vecinos han debido implementar una serie de medidas de seguridad, los que consisten en; rondas diurnas y nocturnas, patrullaje en auto, delimitación de zonas a vigilar, constante comunicación entre los vecinos y el reporte de vehículos o gente sospechosa que merodea por el lugar.

“Tuvimos que hacer todo un plan de seguridad entre nosotros para poder, por lo menos, ahuyentar a la gente (…) El otro día salí a hacer la ronda con tres vecinos desde las 22 hasta la 1 de la mañana.”, menciona Olivares.

“Hacemos rondas tanto de día como de noche, si vemos algo extraño damos aviso a otros vecinos o nos van avisando por el grupo de Whatsapp de la tercera etapa. Salimos en las noches, a veces incluso hasta las 3 de la mañana se ha salido a dar una vuelta”, sostiene del mismo modo Maluenda.

Olivares menciona que además en cuanto al tema de seguridad, “hemos hecho reuniones para ver cómo poder resolver el tema y resguardarnos entre nosotros (…) Carabineros igual ha tenido que venir a darse más vueltas porque nosotros los hemos llamado, contamos con plan cuadrante (2) pero el problema que tenemos es que pertenece a Lagunillas, entonces el cuadrante de nosotros es demasiado grande (…) El sábado pasado ellos vinieron a hacer una encuesta, todo a raíz de que tuvimos que movernos nosotros porque hasta el séptimo robo no aparecían”.

Al consultar en la oficina de la empresa constructora aludida, señalaron de forma escueta que los robos se denuncian a Carabineros.

En tanto, hasta el cierre de este artículo,  no fue posible contactar al mayor de la Tercera Comisaría de Carabineros para conocer mayores antecedentes de la situación denunciada por los vecinos.

Respecto al tema, el coordinador provincial de Seguridad Pública, Nicolás Araya, sostuvo que hace unos días se acercó una de las vecinas a la Gobernación Provincial para plantear la problemática. “Por especial encargo del gobernador Darío Molina, nos hemos hecho cargo en lo que dice relación con apoyarlos con información y además con coordinación, porque, en definitiva ellos son de un sector nuevo, carecen ce alguna organización social como respaldo, por lo tanto, los hemos incentivado a organizarse para que pudieran tener fuerza  y coordinación”, explicó.

En cuanto a las acciones manifestó, “tomamos contacto tanto con Seguridad Pública Comunal como con Carabineros, las que se hicieron parte con este problema que aquejaba a los vecinos. En el tema municipal se están haciendo constantes rondas y en ámbito de Carabineros también”.

Acerca de la labor que desarrollará Carabineros,  comentó, “se realizó una encuesta de seguridad para tomar más relatos de los vecinos en primera fuente, lo que permita crear un diagnóstico y ver la forma de intervenir”.

“La sensación de inseguridad en este momento para ellos es muy grande, y eso es lo que como Gobierno queremos ayudar a combatir”, concluyó.  

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...
X