Crédito fotografía: 
Cedida
Martín Montaño López (11) pereció tras lanzarse a una piscina cuya agua estaba electrificada, el 17 de septiembre del 2017.

Guillermo Alday Cortés

Casi dos años han transcurrido desde el deceso de Martín Montaño López, un niño de 11 años de edad, quien resultó electrocutado y fallecido cuando se lanzó a una piscina, cuya agua estaba electrificada, en un camping ubicado en las cercanías de la ciudad de Ovalle.

El hecho ocurrió el 17 de septiembre del 2017 y motivó a la familia del menor a presentar una querella criminal en el Juzgado de Garantía de Ovalle, la que resultó acogida a trámite el 6 de julio de este año.

Guillermo Montaño Merino, padre de la víctima, indica que es incomprensible que “este tipo de cosas sucedan en un lugar donde tú acudes en familia para pasar un momento de esparcimiento”.

Acerca de cómo ocurrieron los hechos, Montaño relata que como familia habitualmente acudían a un camping que se encuentra en el camino que une a Ovalle y Monte Patria.  Agrega que el menor se encontraba jugando una pichanga junto a sus primos y familiares en la cancha de tierra del recinto, luego familiares se acercaron al dueño para preguntarle si se podían bañar y él respondió que no había ningún problema y que ahora tenía toboganes para ello. No hubo ninguna objeción y el niño fue el primero en tirarse a las aguas. En ese momento, Martín sufrió una descarga.

“Yo me tiro a sacarlo y también me electrocuto (...) no me puedo mover y me sacan a tirones (...) después  pudimos cortar la energía para poder sacar a mi hijo”, relata.

Minutos más tarde, hasta el camping llegó una ambulancia del SAMU de Ovalle, cuyo personal brindó los primeros auxilios al menor, quien fue derivado al hospital local, donde finalmente se constató su fallecimiento.

“Si mi hijo resultó muerto el 17 de septiembre, en medio de las fiestas patrias, alguien tiene la culpa y necesitamos saber qué fue lo que pasó”, indica Guillermo Montaño.

Asegura que la fiscalía de Ovalle realizó una investigación y ya tiene los antecedentes para formular una acusación contra los representantes de la empresa turística. “Ahora, es el Juzgado de Garantía el que debe tomar los canales para formalizar y presentar la acusación y después a esperar la hora del juicio”, indica.

El padre afirma que “ningún representante del camping se ha acercado a conversar o dar una explicación a nuestra familia”. Añade que tampoco han tenido acercamientos con algún representante de la municipalidad, considerando que el camping es parte del turismo de la ciudad de Ovalle.

 

PERICIAS

A sólo horas del deceso del menor en la piscina del camping, efectivos de la Brigada de Homicidios de la PDI llegaron al lugar para realizar las pericias que permitieran aclarar el cómo sucedieron los hechos.

Un año después de los hechos, el fiscal del caso, Herbert Rohde señaló que una vez comprobada la electrocución y desarrolladas las diligencias se podrían determinar las acciones a seguir. “Podría existir responsabilidad del propietario de este centro, que tiene que ver con un homicidio culposo o cuasidelito de homicidio”.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X