• Incautan 13 toneladas de huiro en planta ovallina
    Incautan 13 toneladas de huiro en planta ovallina
Esta alga marina es un recurso estratégico para la región en cuanto a su conservación y al rol que juega en el ámbito laboral y económico, por lo que el servicio refuerza las fiscalizaciones en el territorio limarino

Tras una fiscalización realizada durante el fin de semana recién pasado en Ovalle, personal del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) logró incautar más de 13 mil kilos de huiro negro, en pleno proceso de secado desde la empresa productora de algas marinas Prodalmar, ubicada en el sector de la Chimba en la Perla del Limarí. La especie marina se encuentra en pleno proceso de restricción de cuotas de extracción a nivel nacional, según la normativa pesquera vigente.

En lo que ha transcurrido el año este es el segundo hecho de similares características, que detectan los fiscalizadores, donde la comuna presenta bondades climáticas que ayudan al proceso de deshidratación para la posterior venta del producto marino. En este último caso el ilícito fue descubierto en un control rutinario, en la mencionada planta donde se hallaron miles de plantas en las canchas de desecación, las que no contaban con acreditación de origen legal que garantizara que en su extracción se habrían respetado los periodos establecidos en la legislación.

Según en resultado las primera diligencias efectuadas, se comprobó que las algas marinas presentaban un evidente proceso forzado, el cual se habría originado con proceso de “barretero” que indica la acción mecánica con un tipo de chuzo y no por varamiento natural como lo permite la Ley.

“Durante la fiscalización se pudo determinar la presencia de 13,470 kilo de huiro negro, equivalente a unas 45 toneladas del recurso fresco, sobre los que el administrador del lugar no pudo acreditar las legalidad de la procedencia, por lo que la empresa fue citada por el servicio para su comparecencia ante tribunales, requisándose la totalidad de las plantas marinas halladas” argumentó Cristián Gómez, abogado de Sernapesca Coquimbo.

El huiro es un recurso estratégico para la región en cuanto a su conservación y al rol que juega en el ámbito laboral y económico, por lo que el servicio refuerza constantemente las fiscalizaciones en el territorio, con el fin que se cumplan las buenas prácticas y planes de manejo que vitan su colapso.

En Ovalle existen repartidas 6 tipos de estas plantas de algas, que se asientan en diversos sectores de la comuna. “Este procedimiento va a tribunales civiles, porque es una infracción pesquera, que de ser condenado podría recibir una sanción que vas desde las 30 hasta las 300 UTM, según estipula la Ley de Pesca y no existen detenidos” puntualizó Gómez.

Cabe destacar que el huiro es un productos sujeto a su extracción en toda la región y actualmente en este fechas está cerrada y su única excepción en cuando las algas se desprenden de forma natural desde el mar, lo que no pudo ser comprobado por la empresa Prodalmar, ya que el recurso que mantenía presentaba señales de haber sido forzado.

En tanto, el mismo profesional de Sernapesca, aseguró que las características climáticas de Ovalle, permiten un efectivo y pronto secado del producto, “por este motivo fortalecemos nuestras fiscalizaciones para detectar si el recuso ha sido sacado de forma ilegal, pero principalmente para desincentivar este tipo de conductas”, remarcó el abogado. o1301i. 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X