• Psircutopía se origina desde el año 2011 para el tratamiento prevención del consumo de alcohol y drogas. Durante el año, los muchachos muestran sus trabajos en diferentes jornadas culturales. (Fotos: Cedidas)
El centro de salud ayuda a decenas de jóvenes en el tratamiento prevención del consumo de alcohol y drogas, por intermedio de talleres culturales y artísticos, estimulando las habilidades de cada uno de ellos.

Desde el año 2011 que Psircutopía está inserto en Ovalle. Y aunque muchos crean que es un centro cultural, la institución es un centro dependiente del Departamento de Salud municipal.

Ubicado momentáneamente en la población San José de La Dehesa (pero con sede fija en el sector de Media Hacienda), trabajan con jóvenes en el tratamiento y prevención del consumo de alcohol y otras drogas, con profesionales y monitores de una forma menos tradicional.

Ofrecen talleres de coro, pintura, lanaterapia, defensa personal y artes circenses, donde buscan potenciar y estimular las habilidades de los jóvenes por intermedio del arte, la cultura y salud.

“Pensamos, ¿de qué manera podemos cautivar a estos niños? Y no es tanta rehabilitación, sino generamos un tratamiento, porque nosotros sacamos al GES desde el box para no convertirlo en la dinámica médico-paciente. Buscamos trabajar con los jóvenes de una forma distinta y que no solo se involucra a los niños, sino también con la familia y comunidad”, comentó Silvia Ahumada, asistente social de Psircutopía.

El equipo compuesto por siete personas, entre la mencionada asistente social, psicólogos, dos actores, y otros monitores trabajan diariamente con cerca de 15 jóvenes en tratamiento y con otras 50 personas que asisten a los diferentes talleres de forma espontánea.

Pero, ¿cómo llegan los jóvenes a Psircutopía? El grupo de 15 jóvenes en tratamiento es derivado desde distintos centros de salud por la Garantía Explícita de Salud mental (GES) incluso tribunales, con la finalidad que puedan solucionar el consumo a sustancias nocivas.

“Cada integrante de nuestro equipo es fundamental. Con este grupo trabajamos semanalmente con los jóvenes, porque se requiere de un tratamiento constante. Se trabaja la abstinencia de los jóvenes, pero principalmente en trabajar el tiempo libre de cada uno de ellos a través de estos talleres”, acota Silvia.

Sin embargo, el otro gran grupo llega hasta el centro producto de su propia motivación y libertad por querer aprender nuevas artes. Con todo, desde Psircutopía aseguran que es un trabajo que necesita la máxima dedicación.

“El trabajo es complejo, por el contexto en el que se genera, donde hay casos más y menos complejos, son realidades difíciles y cada uno tiene una particularidad. Ellos ven al centro como un segundo hogar, donde nosotros los acogemos. Este espacio es de ellos”.

“El trabajo es tan hermoso y enriquecedor para nosotros. Quizás no vamos poder cambiar la realidad de todos, pero sí hay en muchos en que se les cambia la vida, donde niños salen adelante y da resultado. Es un trabajo lento, pero que sí tiene resultados”, afirma la asistente social.

Psircutopía seguirá firme con su objetivo, entregando un método complementario a la salud de muchos jóvenes de Ovalle.

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...
X