Crédito fotografía: 
El Ovallino
Debido al incremento de denuncias en la comuna, se revela la situación actual de los delitos de mayor connotación social en el territorio. Pero a su vez, el general de la IV Zona de Carabineros, Ramón Alvarado, destaca la confianza y participación de la ciudadanía a la hora de denunciar.

Frente a los últimos casos de delincuencia en la comuna de Ovalle y Punitaqui, el general de la IV Zona de Carabineros, el coronel Ramón Alvarado, conversó con El Ovallino sobre la realidad delictual de ambos sectores y cómo se está trabajando en las medidas preventivas para combatir la inseguridad en la población.

Asaltos a inmuebles y robos con violencia, son algunos de los delitos que se han tomado la agenda en la provincia, hechos totalmente inusuales en el historial policial del sector  y que generan inseguridad en la comunidad.

En los últimos meses, Punitaqui ha vivido hechos delictuales que ha mantenido preocupada a los vecinos, ante esto, ¿se refleja en cifras el aumento de delitos en la zona?

Punitaqui tiene un -35,4% de delitos de connotación social. Lo que sí ha ocurrido; donde el año pasado ocurrió un delito con robo con intimidación, ahora ha habido tres, ósea dos más y eso aumenta los porcentajes elevadamente y crea una sensación a la gente de: “qué está pasando”. Si el año pasado fue uno, ahora fueron tres. En un delito por robo por sorpresa también, si el año pasado no hubo ninguno, en este hubo uno. Entonces eso provoca un impacto, pero dentro de las comunas, ésta, es la comuna que menos porcentaje de aumento tiene en cuanto a los delitos de mayor connotación social.

-Entonces, ¿los últimos casos delictuales serían casos aislados?

Claro, son situaciones bien puntuales y siempre han ocurrido más a los alrededores, no en la misma comuna de Punitaqui. No obstante, igual viene todo este proceso de distribución de personal.

 Acá la dotación está contemplada con 15 carabineros y tienen dos vehículos en este momento, tiene dos motos también y ahora estamos en conversación con el alcalde para añadir dos bicicletas que también van a ser utilizadas por Carabineros.

Siempre va a haber una preocupación permanente por ir mejorando. Acá nosotros tenemos que designar a un oficial. Acá antiguamente había un teniente, pero cometió algunas situaciones irregulares y fue dado de baja en la institución. Por lo tanto, ahora falta cubrir esa vacante para que quede el teniente con quince carabineros.

-¿Se va a mantener ese número de funcionarios policiales o está en carpeta poder aumentar la dotación en Punitaqui?

Estamos esperando que nos pueda reemplazar a tres carabineros que fueron dado de baja también por haber cometido una irregularidad y por lo tanto, también estamos en la espera que se aumente esa cantidad de carabineros. Pero, siempre hay una preocupación permanente por todas las comunas, es decir, no solamente en Ovalle y en las grandes ciudades. Uno siempre está preocupado de donde haya un destacamento de Carabineros, porque al final de cuentas, son ellos los que están trabajando acá en cooperación y coordinación con las autoridades comunales.  Porque siempre en todas las comunas, tenemos apoyo de todas las autoridades; de los alcaldes, concejales,  siempre hay una preocupación permanente.

Nuestra obligación es responder y responder bien. Ahora, ¿hay una necesidad? Sí, a lo largo de todo el país hay un déficit de carabineros para poder completarla en un 100% sus dotaciones, pero siempre estamos buscando y esperando alcanzar esa meta y eso lo estamos haciendo con el aumento de las capacidades en los grupos de instrucción.

El grupo de Ovalle,  antiguamente o hasta el día de hoy recibía 310 postulantes, 310 carabineros en formación, esperamos que de aquí a un año y medio más –que ya empezaron el trabajo en la escuela-, puedan haber 450. La idea es siempre aumentar la cantidad de carabineros, para que prontamente podamos egresarlos y sacarlos a las distintas unidades de todo el país.

-¿En cuanto a las cifras de delito de connotación social en la comuna de Ovalle, cómo ha variado durante el último año?

En Ovalle es un poco más complejo. Allá ha habido un incremento, aproximadamente de un 3%, es decir, tampoco se ha descontrolado el delito. Lo que sí, una de las cosas positivas es que hemos visto el aumento de la denuncias, y al aumentar las denuncias, las estadísticas dentro de lo que es los delitos de mayor connotación social aumentan. Pero la verdad, en el fondo, tienen que pensar y decir: la gente está confiando más en el sistema y nosotros desde un principio hemos dijo que se hagan la denuncia. La única de forma de focalizar, de poder trabajar y atacar el delito, es teniendo la certeza de donde ocurrió algo.

Para nosotros mejorar los temas de prevención, poder destinar mayor recursos en aquellos lugares -porque de repente nos dicen: aquí pasan muchos delitos-, pero uno va  a ver las estadísticas y no registra. Cómo yo puedo reforzar una petición de aumento de dotación, cómo puedo reforzar el aumento de recursos logísticos, si yo no tengo ese respaldo estadístico.

Yo creo que una de las cosas positivas es eso, que se ha ido trabajando en post de la que gente también tenga la confianza, tenga la tranquilidad de hacer la denuncia.

 Sí, ha habido ahí un tema en Ovalle en cuanto al delito de robo de especies al interior de vehículos en la parte céntrica. Ahí el comisario, ha ido atacando fuertemente;  ha ido bajando las cifras que en un momento determinado llegaron muy elevadas, pero ha ido trabajado lentamente y en general, la Prefectura del Limarí ha hecho un buen trabajo, tiene un aumento de los delitos de mayor connotación social del 3% comparativamente a los años anteriores, pero se va a seguir trabajando en post de llegar a la cifra cero y quizás a cifras negativas.

-Se habla de nuevas tendencias delictuales en Ovalle, ¿usted considera que es así?

Como lo que nos pasó el día de ayer (miércoles), donde un grupo de cuatro individuos, encapuchados, que llegan a una joyería, actúan violentamente, agreden al dueño, al  propietario del lugar, rompen vitrinas; es como copiar las mismas técnicas que utilizan en Santiago o la actuación de antisociales en los malls. Técnicas nuevas, no.

-¿y los asaltos en los peajes?

Esos son temas de más violencia. En el peaje, la primera vez que ocurrió; llegaron, los tipos para impedir el paso nuestro colocaron barricadas, con miguelitos, pese a que nosotros bloqueamos ambos lugares, tienen que haberse ido por caminos internos, pero la segunda oportunidad, desde que Carabineros se enteró se demoraron 14 minutos en llegar allá y no les dio el tiempo. Al perecer estos tipos están trabajando por tiempos, gente que intentó y colocó explosivos, uno detonó y el daño que le provocó a la caja fuerte les impidió a ellos poder sacar y sustraer el dinero. Dado a que los Carabineros tenía la proximidad, lo tipos arrancaron. Fue un robo frustrado. Pero como le digo, siempre estamos al pendiente y estamos haciendo un trabajo muy, muy sigiloso junto con el Ministerio Público, yo creo que muy luego vamos a tener resultados muy positivos.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X