• Villa Talhuén se ubica en la salida norte de Ovalle, a sólo metros del futuro nuevo hospital. Crédito: Kamila M.
  • Carabineros insta a que la comunidad denuncie situaciones que les están afectando. Crédito: El Ovallino
Crédito fotografía: 
El Ovallino
Tráfico de droga, violentas agresiones entre vecinos e incluso balaceras son parte de la situación que dicen sufrir y que se habría incrementado en el último año. Piden más rondas y patrullaje de Carabineros porque dicen sentirse abandonados.

Serios problemas de inseguridad dicen estar sufriendo vecinos de la Villa Talhuén, proyecto social que fue inaugurado el 2016 y que se ubica a sólo metros del futuro nuevo hospital.

Tráfico de droga,  enfrentamientos con balaceras, agresiones que evidencian la pésima convivencia entre vecinos, son algunos de los temas que les causan gran preocupación por estos días.

Primer testimonio

Los vecinos que aportaron sus testimonios no serán identificados en la presente nota, principalmente por potenciales represalias.

“Antes este barrio no era así, pero hace un año empezó a llegar gente que no corresponde acá (…) Los fines de semana aquí no se puede estar”, sentencia una vecina.

Dentro de las dificultades que identifica es la ocurrencia de balaceras y tráfico. “Se viene a meter mucha gente de otras partes, además se ve mucha droga”.

Sumado a lo anterior, dice que simplemente Carabineros no acude, “cuando uno llama dicen ‘estamos en otro procedimiento’, al final llaman otros cuatro o cinco vecinos y aún así no vienen”.

También ha visto graves enfrentamientos entre los propios vecinos, episodios que incluso han terminado de mala forma, “el otro día (hace algunas semanas atrás) hubo una balacera y andaba un hombre herido. Vino carabineros pero la persona se arrancó, después apareció como tres días después”.

Pero eso no es todo, ya que las disputas vecinales incluso han provocado destrozos, “ayer (lunes) hubo una pelea y una señora tuvo que ir a la Fiscalía porque la vecina de al lado la amenazó y le rompió hasta el techo. Debió llamar tres veces al cuadrante 2 y hoy la mandaron a la Fiscalía”.

La mujer afirma que han intentado canalizar esta inquietud a través de cartas, dice que incluso hizo llegar una misiva al Presidente Sebastián Piñera.  Sin embargo, aclara que no se han sostenido reuniones ni mesas de trabajo para abordar el tema.

“Estamos muy abandonados, y eso que nosotros somos como la parte principal del hospital nuevo (…) Faltan más rondas y patrullaje de Carabineros”, declara.

Lo que lamenta es que, “hay gente de la tercera edad a la que esto le está afectando demasiado”.

Segundo testimonio

Los enfrentamientos entre pobladores incluso han involucrado armas de fuego, causando así gran pánico. “Se han agarrado hasta a balazos y los Carabineros no quieren venir, a veces dicen que están viendo un procedimiento ‘muy importante’. El otro día los llamé seis veces”.

“Me siento insegura viviendo acá, está muy mala esta población (…) Hay droga, en la noche vienen camiones a cargar cosas robadas”, indica.

Lo que reconoce es que lamentablemente no existe una junta de vecinos, sólo un comité de ampliación que no se involucra en esta materia, ni ha gestionado  las inquietudes que tienen en materia de seguridad.

La pobladora sentencia tajante, “estamos siendo muy ignorados”.

Tercer testimonio

Otro de los residentes no desconoce la existencia de serios problemas, “hay mucha inseguridad, en todo sentido. Carabineros nunca pasa por acá, sólo rara vez”.

Esta constante preocupación y merma en la calidad de vida, motivó incluso a que hiciera su reja aún más alta, como una forma de proteger a los suyos.

Lo que ha visto es consumo de droga y alcohol en plena vía pública del barrio. “Se ponen a fumar y a tomar en la plazoleta que hay, al lado de niños chicos que están jugando. Es un problema vivir en esta población”, reconoce.

De hecho recuerda que poco antes de la pasada Navidad falleció un traficante, lo que provocó disturbios que generaron temor. “Llegaron los hermanos y la familia de él y en la noche estaban a balazo limpio en la población para supuestamente despedirlo. Tiraron balazos cada cinco minutos y no dejaron dormir”.

Sobre el tráfico de sustancias ilícitas, menciona, “llegó mucha gente ajena a la población porque hubo muchas casas que se arrendaron, entonces venden droga”.

También reconoce que hay serios problemas de convivencia entre los pobladores y que entre ellos han planteado la situación, pero al no tener junta de vecinos o representantes poder canalizar la ayuda se torna más difícil.

Autoridades hacen llamado a formalizar denuncias

Referente a esta inquietud, el gobernador Iván Espinoza, recalcó la importancia de que los vecinos puedan denunciar, ya que los afectados no habrían tomado contacto de manera oficial con las autoridades pertinentes.

“Lo básico es poder canalizar correctamente todo lo que sea denuncia o situación irregular. Todos sabemos que la prioridad de la Gobernación es el orden y la seguridad pública, de tal manera que nosotros tenemos que responsablemente hacernos cargo de todas las formalidades en la denuncias. Si no hay denuncia difícilmente nosotros podemos hacernos cargo de ello”.

La autoridad destacó que quienes ejercen la denuncia no se ven expuestos a represalias “En el caso particular que nosotros estamos como institución tratando es promover una campaña para la denuncia. Hoy existen una serie de condiciones que le dan seguridad al denunciante para que no tenga ningún inconveniente en hacer la denuncia y bajar todas las barreras de los temores que existen. La ciudadanía tiene que ayudarnos en cumplir mejor o eficientemente esta función”.

“Recomiendo a la ciudadanía que en forma responsable, si tiene alguna situación irregular en este aspecto, la formalice y vaya a la Gobernación en este caso y deje constatada la denuncia para poder hacernos cargo rápidamente de ella”, instó.

Respecto a la inquietud de los vecinos, el capitán de la Tercera Comisaría de Ovalle, Alejandro Flores, aclaró que efectivamente poco antes de la pasada Navidad hubo una balacera con un lesionado, “estaba en conocimiento de la Fiscalía y la víctima tampoco aportó ningún antecedente”.

El uniformado también comentó que no han recibido denuncias relativas a tráfico de drogas en ese sector, por lo que instó a que la comunidad pueda hacerlo y se acerque a las patrullas comunitarias, ya que mantienen un encargado de temas de microtráfico, “bajo reserva de la identidad la persona se puede entrevistar con él y los antecedentes van directamente  a la Fiscalía, al igual que en el programa Denuncia Seguro (ver recuadro)”.

Flores concluyó diciendo que es importante que los afectados puedan organizarse de manera colectiva, como junta de vecinos o comité,   y así a través de ese representante poder canalizar la ayuda en la Tercera Comisaría de Ovalle. “Tomamos la inquietud y vemos cursos de acción, los que implementamos y al final obtenemos un resultado. Toda la información que entra por acá, le damos un tiempo para ejecución y de eso se hace un control sobre aspectos como cuántas detenciones se practicaron”.

“El problema es que la gente no denuncia (...)”, sostuvo el capitán.

¿Qué es Denuncia Seguro?

Es una iniciativa de Gobierno que pone a disposición de las personas un número telefónico (600 400 01 01), al cual la ciudadanía puede llamar para entregar información acerca de delitos de los que haya sido testigo, dando a conocer datos relevantes sobre lugares y/o personas involucradas en algún ilícito.

El principal compromiso de este programa es el anonimato de las personas que llaman para denunciar. Por lo tanto, nadie preguntará cómo se llama o de dónde está llamando. No es requisito entregar ningún antecedente personal y no queda registro alguno del número desde el cual se genera la llamada. Las conversaciones no son grabadas.

Las personas pueden estar absolutamente seguras de que nadie conocerá su identidad y, por lo tanto, no corren ningún peligro asociado al denunciar.

Denuncia Seguro no pretende reemplazar la labor de las policías ni del Ministerio Público. Es un programa que permite a las personas entregar más antecedentes respecto de un delito.

La información es evaluada por un equipo especializado, el cual la deriva al Ministerio Público para que esta institución inicie una investigación o, eventualmente, la agregue a una ya existente.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X