Crédito fotografía: 
El Ovallino
Incrementar las oportunidades de desarrollo en condiciones de escasez hídrica para la agricultura familiar campesina de las cuatro comunas pertenecientes al Programa Gestión Territorial para Zonas Rezagadas del Gobierno Regional de Coquimbo y a la vez fomentar la asociatividad y colaboración entre los mismos es el objetivo del programa.

Bernarda Argandoña vive en la localidad de Colliguay en Monte Patria, ella comenzó a interiorizarse con la hidroponía desde hace poco tiempo. Su interés partió cuando vio una oportunidad para apoyar a la economía de su familia, sobre todo ahora que la disponibilidad de agua es escaza e incierta.

“No sabía nada de hidroponía, la conocí cuando vi una exposición de INIA en Río Hurtado, me gustó mucho y comencé a preguntar acá en la comuna” recordó Argandoña, quien comenzó a participar en capacitaciones y ahora es una de los 29 agricultores y agricultoras que podrán acceder a insumos para construir seis mesas hidropónicas con sistema de raíz flotante, talleres y luego un invernadero, que le permitirá tener una primera producción en septiembre de este año. Para la productora está es una gran oportunidad, puesto que podrá incrementar sus ingresos familiares, “yo espero tener mis lechugas y todo lo que uno pueda producir en hidroponía, para la casa y también para vender”, indicó.

Al igual que Bernarda, Lindolfa Ardiles, de Las Tapias, quiere aprender sobre hidroponía con el objetivo de apoyar a su familia, “con este sistema es todo más económico, se gasta menos agua y se hacen dos cosechas en una, (…) a mí me interesa eso, es una novedad para mí, no lo veo tan difícil”, indicó la agricultora.

Ninfa Carvajal, agricultora de Chilecito, por su parte destacó el sistema, puesto que “estamos con tanta escasez hídrica que tenemos que aprovechar de mejor manera el agua, aparte que es una producción muy sana que no necesita pesticidas, es una verdura muy limpia”.

 

Trabajo colaborativo y oportunidad de desarrollo

 

Incrementar las oportunidades de desarrollo en condiciones de escasez hídrica para la agricultura familiar campesina de Monte Patria, Punitaqui, Combarbalá y Canela y a la vez fomentar la asociatividad y colaboración entre los mismos agricultores es el objetivo del programa “Transferencia Tecnológica para cultivo hortalizas hidropónicas en la Región de Coquimbo”, ejecutado por el Instituto de Investigaciones Agropecuarias, INIA Intihuasi y financiado por el Gobierno Regional de Coquimbo a través del Programa Gestión Territorial para Zonas Rezagadas. 

Para ello, una de las actividades importantes es realizar talleres prácticos para enseñarles a construir las mesas a los y las beneficiadas, los cuales comenzaron a desarrollarse en el mes de julio.

Víctor Pizarro, coordinador del programa sostuvo que se trata de la primera  actividad práctica, puntualizando que en cada una de las comunas pertenecientes al Programa Territorial de Zonas Rezagadas se realizará el mismo taller, con los agricultores beneficiados, enseñándoles  a construir los mesones, utilizando un sistema de “minga”, es decir, en cada predio, los mismos agricultores se ayudarán entre sí para lograr construir la totalidad de los mesones, fomentando así , la asociatividad y colaboración entre ellos.

“En una primera etapa hicimos una inducción sobre los materiales y los equipos que se necesitan para poder armar los mesones con el dimensionado que nosotros ya teníamos previamente, luego se les trajeron las maderas dimensionadas y hoy básicamente es enseñarles cuales son las dimensiones de las tablas para poder armarlos y que queden de forma segura y resistente para después poder montar los sistemas hidropónicos”, sostuvo Pizarro, añadiendo que en la siguiente etapa se armarán invernaderos, “desarrollaremos talleres como este que es aprender haciendo con sistema de minga, donde incluimos la participación de todos los beneficiarios para que estén habilitados a mediados de agosto, cosa que en septiembre tengamos las primeras producciones de hortalizas”.

Hernán Saavedra, secretario regional ministerial de agricultura destacó el programa ya que impacta positivamente en varias dimensiones, “la hidroponía contribuye  a la reducción del consumo hídrico, favorece la implementación de sistemas productivos en zonas donde los suelos no tienen las condiciones de fertilidad apropiadas y este programa, además, tiene un impacto social ya que va dirigido a personas de la tercera edad y a mujeres que buscan insertarse en el área productiva, contribuyendo a mejorar la economía familiar de los territorios rezagados”.

Rodrigo Gutiérrez, coordinador regional del Programa de Zonas Rezagadas del Gobierno Regional de Coquimbo, expresó que, “cómo Gobierno Regional, agradecemos la disposición de INIA para llevar adelante en conjunto con nuestro programa de zonas rezagadas, este desafío de acercar la tecnología que promueva la sustentabilidad y el uso eficiente del agua entre los vecinos de Canela, Combarbalá, Punitaqui y Monte Patria. A través de este set de invernaderos, queremos aportar a la economía familiar y promovemos la cooperación y asociatividad entre los vecinos”.

Es importante mencionar que este programa es la continuación de un piloto del año 2018-2019 que benefició a 16 personas y contempló cuatro mesones, con esta continuación se incrementó la cantidad de mesones a seis y se incluyó a 29 nuevos agricultores y agricultoras.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X