Crédito fotografía: 
Estefanía González
Verónica Cortés es de Tulahuén y aprenderá sobre cultivos frutícolas en el país oceánico.

Verónica Cortés está feliz y emocionada, ella es alumna de la especialidad agrícola del liceo Tadeo Perry Barnes de Ovalle, salió de 4º medio el 16 de noviembre y este 22 comienza su viaje a Nueva Zelanda, país donde hará su práctica profesional en la especialidad frutícola.

Además de aprender sobre el  manejo de frutales como el kiwi, la cereza y la uva, Verónica podrá perfeccionar el inglés. Todo ello gracias a una beca entregada conjuntamente por el ministerio de agricultura y educación a la cual postuló, llamada “Semillero Rural”.

“En las primeras cuatro semanas te enseñan inglés para realizar la práctica, el resto del tiempo es la práctica, ahí voy a estar en los kiwis, la cereza y en parrones de uva de vino” explica verónica, visiblemente emocionada, pues se trata de la primera vez que viaja fuera de Chile.

Verónica explica que para postular a la beca necesitó obtener buenas notas, además de aprobar en dos test psicológicos “Primero teníamos que mandar unos papeles a Santiago, después nos hicieron un examen psicológico de 225 preguntas y ahí eso se mandaba a Santiago, de ahí se seleccionaban allá y además tenía que hacer una carta explicando porque quería ir. El que quedaba iba al otro psicológico en Coquimbo, postulamos 6 (del liceo agrícola de Ovalle) y yo fui la única en quedar seleccionada” indicó la joven, quien sostiene que una de sus motivaciones principales es aprender de su cultura.

Su estadía en el país oceánico es de cuatro meses, tiempo en el cual permanecerá con una familia anfitriona, allí podrá desarrollar su práctica en las empresas con las cuales existe convenio para realizar estas pasantías.

Así lo explica Herman Villarroel, director del liceo Tadeo Perry Barnes. “Nueva Zelanda es un país bastante desarrollado en temas de fruticultura y lechería, entonces ese convenio permite que nosotros como establecimiento podamos postular a estudiantes de nuestro colegio para que se puedan adjudicar esa beca. Esta es una beca que tiene un componente más bien externo que es una postulación a través del ministerio de agricultura y este es el segundo año consecutivo que va un estudiante de nuestro establecimiento a esta beca”.

Villarroel manifestó además que a los alumnos se les abren muchas oportunidades con la pasantía, “es una oportunidad para la vida, sobre todo pensando que Verónica, es una estudiante que llegó a nuestro establecimiento en primero medio, proviene de un sector rural de Tulahuén  y con una convicción y una vocación agrícola, que viene de una familia de agricultura familiar campesina”, añadiendo que “la beca permite una posibilidad de movimiento social increíble y esa oportunidad nosotros no la vamos a dejar pasar como establecimiento, siempre vamos a estar atentos para que nuestros estudiantes tengan las mejores oportunidades para poder tomar cada una de estas becas o beneficios que sean posibles”.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X