Crédito fotografía: 
Roberto Rivas Suárez
El nuevo superintendente de la institución, Ricardo Gaona, asumió el cargo con la misión de apagar el incendio dejado por su predecesor: pagar los daños morales y compromisos judicializados e intentar a toda costa no perder la concesión de Parquímetros. Proceso de licitación podría definirse este jueves entre tres ofertas.

Luego del reciente fallo judicial que ratifica la sentencia contra Bomberos de Ovalle y le obliga a cancelar más de ocho millones de pesos en daños morales y pagos vencidos a una ex funcionaria, además de organizar talleres y charlas con su personal y con voluntarios acerca del respeto y equidad de género, el Directorio de la institución suspendió de su cargo y de toda actividad por un año al superintendente Edgardo Díaz, con lo cual el vice superintendente Ricardo Gaona tuvo que asumir el puesto desde el pasado viernes.

“El Consejo de Disciplina suspendió por un año, tanto de su cargo como de toda actividad como voluntario, al anterior Superintendente. Ante eso yo tuve que asumir y llamar a una reunión. El Superintendente anterior aceptó lo que el Consejo de Disciplina dictaminó, y aunque él pudiera apelar la decisión, indicó que la va a respetar”.

El cargo lo ejercerá Gaona al menos hasta el final del año, cuando se realicen nuevos comicios de los cargos directivos para los próximos dos años.

“Ahora estoy retomando e interiorizándome poco a poco en la parte administrativa, porque como vicesuperintendente había situaciones que escapaban a mis funciones. Ahora debemos recibir  informes de cuándo y cómo serán las disposiciones del Juzgado para cumplir con todas las obligaciones”, explicó Gaona.

Bomberos deberá pagar la millonaria suma por daño moral a la ex funcionaria que denunció acoso laboral con ribetes de acoso sexual por parte del anterior mandamás de la organización. Además deberán realizar disculpas públicas y organizar un taller sobre acoso sexual y no discriminación con enfoque de género.

“A lo interno de Bomberos seguimos revisando los problemas económicos, problemas operativos que debemos revisar junto con los comandantes de los cuerpos. Yo he recibido el apoyo para seguir hasta fin de año, porque necesitamos cierta estabilidad institucional, para revisar la parte administrativa, económica, operativa y logística”.

Indicó el funcionario que desde el viernes solicitó revisar las cuentas a detalle de todo lo relacionado con ingresos y gastos tanto de Parquímetros como de los gastos operacionales propios de la organización.

“Tenemos que saber cuánto tenemos y cuánto es lo que se debe. Estoy recién ingresando a la parte contable”

Parquímetros en riesgo

Uno de los grandes problemas en el horizonte, es la posibilidad de perder la concesión de Parquímetros.

La licitación para la “Explotación de estacionamientos controlados de superficie, sector centro de Ovalle periodo 2021-2024", se abrió en Mercado Publico a los interesados el 20 de agosto y se adjudicará la tarde del próximo jueves 16 de septiembre.

Para el proceso administrativo, que contempla el periodo comprendido entre “el acta de entrega y el 05 de Diciembre de 2024”, se han presentado tres ofertas: la de Abraham Elías, la de Ingeniería en Electrónica Computación y Medicina S, y la del Cuerpo de Bomberos de Ovalle.

Dentro de los requisitos para postular el oferente se deberá encontrar hábil en el Registro de Proveedores, registro que verificará “no registrar condenas asociadas a responsabilidad penal jurídica”.

Desde el municipio de Ovalle indicaron que se realizó el proceso de apertura y actualmente se encuentran revisando los antecedentes de cada propuesta. Señalaron que al tratarse de un tema administrativo interno que está en desarrollo, no se pueden entregar mayores informaciones sobre sus avances

Al respecto Gaona adelantó que “si perdemos la licitación tenemos que finiquitar a los trabajadores, no tenemos como mantener a tanta gente y se acabaría de nuestra parte. Si es que a finales de septiembre se acaba la concesión y no ganamos la licitación tenemos que buscar otra manera de cancelar los compromisos”.

 

 

Pagando los platos rotos

Consultado sobre la posición del Directorio y del ambiente en la institución, reconoció que “se han mostrado molesto por un lado porque ha habido malos entendidos por algunas noticias de algunos canales, que hacen ver cómo que todos los bomberos somos acosadores laborales o sexuales. Y no es así. Yo en estos momentos estoy pagando los platos rotos de otra persona, pero por mi responsabilidad como superintendente tengo que asumirlo”.

Advirtió que la mayoría de los voluntarios que tienen una ética invaluable, una honorabilidad intachable, y que no se pueden meter a todos en el mismo saco. “Esa es la molestia que tienen muchos voluntarios”.

-¿Confían en poder superar esta situación?

-“Sí, confiamos mucho en lograr superar esto. Por eso le hacemos un llamado a la afectada de que le vamos a poder responder con todo. Ciertamente nos ha afectado la noticia, y los voluntarios se sienten afectados por los señalamientos de la gente, pero no todos son así. Si hubo un error de una persona no pueden meter a toda la gente en el mismo saco, no pueden involucrar a los demás, es un tema moral, un tema ético que lo hemos asumido con toda responsabilidad y con mucho dolor porque nos afecta en muchas cosas. La comunidad no puede cuestionar a Bomberos en General porque hubo un problema puntual y eso hay que solucionarlo, y vamos a hacer todo lo que nos están pidiendo. Vamos a responder”.

 

 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X