Crédito fotografía: 
Cedida
Profesionales de los distintos observatorios de la comuna se reunieron con autoridades municipales para avanzar en conseguir la acreditación que certifique a la comuna con los cielos libres de contaminación lumínica, lo que la convertiría en la única comuna del país en conseguirla.

La comuna de Río Hurtado trabaja desde algunos años en certificar una cualidad única que posee esta zona de la región de Coquimbo. De acuerdo a lo que señalan los expertos en astronomía, la calidad de sus cielos libres de contaminación lumínica es incluso mayor a la que presenta el valle de Elqui, convirtiendo a la comuna en el  lugar con los cielos más oscuros.

Ante esto, el municipio busca certificar a toda la comuna en la calidad de sus cielos, lo que entregaría un plus turístico a los visitantes que buscan esta cualidad. Por esto, la alcaldesa de la comuna, Carmen Juana Olivares, lideró la mesa de trabajo en conjunto con concejales de la comuna y expertos en astronomía para seguir avanzando en conseguir la llamada Certificación Dark Sky (o cielos oscuros, en español).

La alcaldesa reafirma que la idea principal no es dejar de instalar luminarias que son necesarias para la seguridad ciudadana, sino instalar luminaria que cumplan con la normativa y que proteja la oscuridad del cielo.

“Para nosotros es muy importante la certificación de los cielos oscuros, creo que tenemos un gran potencial en el desarrollo turístico y económico de nuestra comuna, y también en la conservación de nuestro ecosistema. Las luminarias si no son bien instaladas y como corresponde, afecta mucho a las aves y nuestro entorno, además de la salud de cada uno de nosotros”, señaló.

Uno de los presentes en la jornada fue Pedro Sanhueza, director de la Oficina de Protección de la Calidad de los Cielos del Norte de Chile, quien ha estado asesorando al municipio para conseguir la certificación. Sanhueza señala que la luminaria pública, pero sobre todo la privada en cada uno de nuestros hogares debe mejorar.

“Que los niños no se queden viendo televisión hasta muy tarde, que si verán películas en la casa no lo hagan con el máximo brillo del televisor, estas son precauciones que cada uno puede tomar. Afuera de la casa puede instslar un farol colonial con pantalla, también se puede tomar precauciones en el alumbrado público, instalando  luminaria apantallada y que envíen la luz solo al suelo en una cantidad adecuada. Todo esto va sumando para recuperar el cielo oscuro que teníamos hasta hace un tiempo atrás. Eso permitirá que más familias vivan del turismo astronómico”, explicó.

Las localidades del interior de la comuna cuentan con cielos más oscuros, señala Vicent Suc, del Observatorio El Sauce, aunque la parte baja de la comuna de igual forma cuenta con una óptima calidad de sus cielos, a pesar de presentar un poco más de contaminación lumínica.

“Lo que hemos visto en este valle tiene una calidad de cielo muy alta, incluso mejor que la del valle de Elqui que es muy turístico y que en los últimos años el cielo se degradó. Nosotros tenemos la suerte que esta zona todavía está muy protegida y que es de muy alta calidad a nivel mundial. Con esta mesa de trabajo junto con el municipio nos permite crear una ordenanza y construir una base para proteger el cielo tal como está ahora, para que no se degrade, sin impedir el crecimiento de la zona”, especificó.

Las mediciones de luminosidad en la comuna ya están realizadas y en noviembre se estaría ingresando la solicitud para obtener la certificación de cielos oscuros.

 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X