Crédito fotografía: 
Roberto Rivas Suárez
El legislador de izquierda está a favor de llamar a participar en la consulta ciudadana del 15 de diciembre como una herramienta de participación. Se desmarcó de los dichos de Florencia Lagos en Venezuela porque alegando que “ser hija de un dirigente” no le otorga representatividad

Ante la convulsión social que se vive en el país, cada bancada y partido político tiene una lectura  sobre lo ocurrido y cada parlamentario representante político posee una mirada de cómo sería la salida.

El diputado del Partido Comunista Daniel Núñez, de visita a El Ovallino planteó el escenario en el que la consulta ciudadana sea un paso primordial para alumbrar el camino del proceso constituyente.

“A nosotros nos parece muy importante la consulta ciudadana del próximo 15 de diciembre, y hemos apoyado es una especie de prueba para lo que va a ser el plebiscito del mes de abril, y creo que también la participación hay que canalizarla. Hay que tomar este ánimo que hay de movilizarse y de expresarse en otra forma de participación, que en este caso es una consulta, a mí no me corresponde decir qué es lo que tiene que generar el voto en cada comuna ya que cada comuna agrega sus temas, sus preguntas, bueno, eso es parte del trabajo de los municipios, de los concejales, de quien lo haga, pero yo lo que apoyo es que esta consulta ojalá que se haga en todos los municipios de la región, que haya mucha difusión para que la gente sepa cuáles son los puntos de votación y concurra a votar.

También hay otras formas de participar, quien no esté cien por ciento satisfecho con lo que dicen los votos tiene otras maneras e presentar su propuesta, pero hay que aprovechar estas instancias, que sirven para empezar a demostrar que la gente en Chile quiere cambios de verdad y creo que lo que no podemos hacer es quedarnos al margen o restarnos, así que mi llamado es a participar”.

-¿Torpedear la votación no es otra manera de expresarse?

“Nuestra postura como partido es que la crisis que vive en Chile tiene que resolverse en forma democrática, eso es lo que nosotros planteamos, que haya una forma de decidir y de hacerlo, que salga la gente a las calles, alguien podrá decir que esto lo resuelva solo el parlamento, o que sea de una forma antidemocrática, nosotros creemos que la solución debe ser con una forma democrática. Nosotros propusimos para eso tener un plebiscito en el que la gente se exprese, por lo tanto mi llamado es a que la gente utilice este mecanismo, porque hay otras formas de expresarse que no solucionan la crisis, sino que la pueden agravar, y mi llamado es que participemos para que podamos responder a los llamados de la gente que son muy concretas y también que se vea la necesidad de tener una nueva Constitución, por lo tanto yo llamaría a participar”.

-No es vinculante esta consulta, pero ¿Cuál debería ser el papel del parlamento ante sus resultados?

“Yo creo que esta consulta con toda la diversidad de temas que trae, de preguntas por comuna, obviamente no va a participar la misma cantidad de gente si fuera un proceso legal, pero para mí el hecho de que participen 500 mil o un millón de personas, genera una referencia muy importante de opinión, mucho más significativa en el cual está el voto del parlamentario, yo creo que el deber moral del parlamento es tomar en cuenta los resultados y volcarlos a las acciones a nivel de leyes, sea en materia del agua, en materia de cómo elegir la asamblea constituyente, o materias de observar que hayan escaños reservados a los pueblos originarios, de respetar la paridad de género, todos esos aspectos son lo que deben integrarse a partir del resultado, sin especular ahora sobre cuál va a ser, pero si hay temas que van a estar planteados son muy importantes que el parlamento los tome y también los incorpore al proceso constituyente que está en marcha que todavía tiene muchas zonas grises, por lo tanto esto puede incidir, aun cuando no es vinculante”.

¿Cuándo y cómo va a terminar esta crisis que está viviendo Chile?

“La crisis política de Chile va a terminar cuando tengamos nueva Constitución y se ponga fin a un modelo neoliberal que ha provocado profundas desigualdades y abusos contra los que se ha rebelado la población. Yo creo que hay que entender bien el mensaje, por eso es que esto ha sido tan profundo, tan complejo, tan inesperado, pero también tan masivo. Se trata de más de cuatro millones de chilenos participando en las protestas. Todas las encuestas dicen que la gente apoya las demandas y las movilizaciones, claro, sin saqueos ni incendios, ni las cosas que son injustificables, pero la gente quiere que sigan las movilizaciones porque desconfían de que el gobierno y el mundo político tengan la capacidad de tomar sus demandas y darle solución.

Yo tengo la convicción que eso se resuelva con ese paso, pero en lo inmediato, tenemos dos salidas, una es el proceso Constituyente que está en marcha que al final debe expresarse con un proyecto de ley que salga del Congreso, si o si, en el mes de diciembre, que nos lleve a un plebiscito en abril, para que elijamos delegados Constituyentes probablemente junto con la elección municipal, y pongamos las condiciones para que el año 2021 se trabaje de lleno en la nueva Constitución.

Hay un segundo tiempo que podemos decir que es un poquito más largo y es que yo creo que esto va a influir indudablemente en la  elección presidencial y yo creo que esto tiene relación con que quien sea electo presidente o presidenta de Chile, pueda tomar todo esto y darle una conducción, porque la nueva Constitución es un marco, pero que no resuelve automáticamente los problemas, hay que articular las leyes, reformas, y eso tiene que hacerlo un gobierno que tenga la voluntad de hacer cambios profundos a la forma de desarrollo absolutamente privilegiado del mercado que va en desmedro de los derechos sociales que hay en Chile y eso requiere un gobierno de otro tipo.

La solución va a tomar su tiempo, pero yo creo que es absolutamente posible de hacer”.

¿Qué tanto se ha avanzado en el tema del apoyo a los adultos mayores?

“Acá el problema de fondo sigue pendiente, en mi opinión hay que terminar con el sistema de AFP y generar otro modelo de previsión que dé realmente garantías y los niveles de seguridad que requieren los adultos mayores para vivir, probablemente eso implica tener como piso una pensión básica para todos, que sea igual al salario mínimo, y de ahí para arriba empiecen a mejorar las condiciones de seguridad.

Estamos muy lejos de eso todavía, porque este gobierno no ha planteado esos temas, no ha tenido la disposición de hacerlo. No obstante mientras eso ocurre debemos tratar de mejorar y alivianar en algo la situación de la gente que hoy día lo está pasando más mal, y en ese sentido nosotros exigimos que se hiciera un reajuste del 50 por ciento de la pensión básica solidaria de aquella gente que teniendo pensión de AFP, que recibe un aporte solidario del Estado, eso se logró, pero lamentablemente el gobierno puso una letra chica que hace gradual el beneficio, se entrega primero a los mayores de 80 años, luego consecutivamente hasta dos años más. Creo que es un avance importante, significativo, para quien tiene una pensión de 100 mil pesos, recibir 50 mil pesos más, es un alivio, pero criticamos que es muy lento.

Ahora nos vamos a hacer cargo de aquellas personas que tienen una pensión contributiva, es decir que no recibe ningún apoyo del Estado, que depende totalmente de las pensiones que vienen de las AFP, y allí vamos a tener que exigir que hayan alzas significativas, porque también ocurren que hay pensiones que no alcanzan para la calidad de vida que tiene un jubilado y ahí tenemos también una situación pendiente, por lo tanto aprovechamos en lo inmediato a resolver lo de los más necesitados pero en simultaneo vamos a un debate en el mes de enero a marzo, respecto a mejorar la situación de todos los pensionados, para eso habría que discutir en aumentar la cotización del empleador, destinar parte de esa cotización para que el gobierno adelante estos recursos a las personas que están saliendo con pensiones muy bajas, sólo pagadas por las AFP”.

 

 

La Acusación Constitucional

Con respecto al tema de Derechos Humanos, se le consultó al parlamentario sobre el papel del Estado en los últimos 50 días en el país.

¿Se puede decir que ha habido una sistematización en la violación de los Derechos Humanos?

“A juicio nuestro lo que ha habido, y eso está respaldado también por varios informes de organizaciones internacionales, es una violación generalizada a los Derechos Humanos en Chile, no hay un caso aislado, no hay excesos, hay muchas situaciones que se han acumulado, violaciones de muy distinta naturaleza, desde aquellos que han sido víctimas de disparos militares, con causas de muerte, heridas, hasta aquellos que han sido víctimas de golpes de la policía, detenciones arbitrarias, hay muchas denuncias de abusos sexuales incluyendo violaciones que son extremadamente graves, hechos por la policía, algunas incluso en cuarteles policiales. Van al menos 187 denuncias de abusos sexuales. Y tenemos también los casos dramáticos de las mutilaciones por el impacto de balines y de estallidos de globos oculares, entonces todo eso a nosotros nos hace ver que esto no es sólo generalizado sino que hay elementos evidentes de sistematicidad, lo que quiere decir es que el Estado como práctica busca provocar temor en los manifestantes y para eso, los busca herir, y eso se aprecia en el actuar de la policía, de los militares en el estado de emergencia.

Nos parece que eso hace ineludible la responsabilidad política del Presidente de la República y por eso yo firmé la acusación Constitucional contra Sebastián Piñera que se va a votar el jueves próximo en la cámara de diputados.

Luego vendrá la comisión investigadora, las acciones penales de las que se han señalado ya tanto al presidente de la República como al director general de Carabineros, pero yo lo que estoy concentrado en este minuto es en lograr el mayor apoyo posible para la acusación Constitucional porque eso es para mí clave, es hacer valer la responsabilidad política del Presidente puesto que él pudo haber entregado instrucciones y orientaciones que implicaran disminuir y evitar la violación de Derechos Humanos. Eso hubiese sido tan sencillo como evitar la famosa escopeta antimotines y otras medidas que no se tomaron como haber orientado y haber exigido a los militares que salieran sin la orden de disparar armas de fuego y otras órdenes similares”.

 

 

“No nos representa”

Con respecto al discurso que ofreciera en un evento en Venezuela la hija de Juan Andrés Lagos, Florencia Lagos, en el que reivindicaba la organización del movimiento social, Núñez marcó distancia.

¿Usted suscribe el discurso de Florencia Lagos?

-Yo primero no conozco el discurso de ella, porque ella no es militante del Partido Comunista, será hija de un dirigente, pero ser hijo no te da derechos de representarnos. Ella no es dirigente, no nos representa, y lo que haya dicho lo dijo a título personal, sobre eso no tengo nada qué decir. Yo voy a decir lo que oficialmente diga el partido, yo no me hago cargo de las palabras individuales de alguien que vive en Cuba y que no tiene contacto directo con la realidad chilena, así que ¿cómo voy yo a opinar de sus palabras?.

 

 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital