Crédito fotografía: 
Archivo
El edil montepatrino aseguró que faltaría construir al menos tres mil hogares en su comuna para paliar la crisis. Estimó que además de recursos, hace falta modernizar los mecanismos de acceso a la vivienda y su construcción.

Como entidad patrocinante y colaboradora de al menos 20 comités procasa en la comuna de Monte Patria, el alcalde de esa localidad, Camilo Ossandón, no quedó indiferente a los dichos sobre el déficit habitacional emitidos por del director regional de Serviu, Oscar Gutiérrez, quien consideró que la falta de viviendas “sería más un rumor que una realidad”.

 “Nos parecen impresentables esas declaraciones de parte de un representante del Serviu. La verdad es que la situación del déficit habitacional que presenta la región y comunas como Monte Patria es de tal magnitud que creo que más que un rumor es un dolor, y es un dolor humano que está afectando a las personas. La Cámara Chilena de la Construcción el año pasado cifró en más de 36 mil las casas que faltan en la región, y nosotros estimamos que de esa cifra en nuestra comuna faltan al menos tres mil de ellas”, señaló Ossandon.

Refirió que unos 21 comités procasa están desarrollando sus proyectos de solución habitacional en la comuna, de los cuales unos están en procesos de ejecución y otros que estarían listos para su entrega. “En promedio los comités tienen un tiempo de espera de 18 años”, estimó el edil.

Señaló que los proyectos El Coipo, El Milagro y Valles Generosos estarían listos para su entrega y a la espera de un par de gestiones, otros están en etapa de evaluación ya que tienen diseños de arquitectura, como los proyectos Virgen del Valle, Mundo Joven y El Porvenir 1, mientras que otros estarían levantando expedientes para postular los recursos de la compra de terrenos en las localidades de El Palqui, Monte Patria y Chañaral Alto, o esperando algún tipo de respuesta a sus solicitudes.

“Hay que recordar que el Serviu ha disminuido en los últimos años la inversión pública en la región de Coquimbo, no solamente en la solución de nuevas viviendas, sino también en lo que tiene que ver con mejoramiento de casas a través del Subsidio de Patrimonio Familiar. El director de Serviu, que es la autoridad en el ámbito de la vivienda y al parecer no entiende la situación de déficit habitacional de la región de Coquimbo”.

Futuro cercano

Consultado acerca del futuro cercano y las proyecciones que podrían aportar, el edil montepatrino estimó “impredecible” poder generar una solución habitacional en el contexto actual.

“Los últimos loteos que logramos aprobar lo hicimos hace casi cuatro años, durante el gobierno anterior. La verdad es que no solamente falta inversión pública sino también una modernización en la política de vivienda, ya que hoy día el Estado está entregando entre las 300 y las 400 UF para poder construir viviendas, pero la construcción en Monte Patria está costando alrededor de las 1.100 UF, por lo tanto se necesitaría un doble financiamiento para poder cumplir con las mismas características de las viviendas y de las obligaciones urbanísticas que requieren los loteos, que están exigiendo la misma entidad que está poniendo la plata”, comentó Ossandón.

“El Serviu tiene que disponer de más recursos para las soluciones habitacionales que se requieran, pero además tienen que tener más conciencia las autoridades, sobre la situación que viven cientos de familias que viven como arrendatarias o viven hacinadas y allegadas a muchos de sus familiares”.

Adelantó que en las próximas semanas se entregarían al menos 200 viviendas de tres proyectos diferentes, cuyos loteos fueron aprobados hace unos cuatro años.

“No puede ser que una autoridad que está encargada de solucionar los problemas de vivienda, no sepa que en la región se requieren 36 mil soluciones habitacionales. Aunque Serviu reconoce 16 mil, que son cifras completamente distintas. El Registro Social de Hogares, que permite conocer la cantidad de personas que se reportan como allegados o arrendatarios, tiene otra cifra”, indicó señalando que no hay una lectura clara de los instrumentos de planificación disponibles, advirtiendo que sería la cifra de la cámara Chilena de la Construcción la que se acercaría más a la realidad.

¿Qué es lo que hace falta entonces para reducir el déficit habitacional?

“Yo creo que es una mezcla de varias cosas: Primero modernizar la política de vivienda del Estado, porque es imperativo que se trate con dignidad a nuestro compatriotas, lo segundo es que las autoridades deben tener conocimiento territorial,  teniendo que ser personas empáticas que puedan advertir los problemas que tienen los sectores que administran, por ejemplo solucionar l déficit habitacional que tenemos en la región, y lo tercero es que se deben incorporar más recursos económicos y financiamiento”.

Destacó que uno de los principales problemas es la falta de recursos para poder adquirir terrenos que tengan las competencias para poder construir, que cuenten con acceso a los servicios básicos como luz y agua, que puedan cumplir con los estándares actuales.

 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital