• Desde Las Ramadas de Punitaqui se trasladaron dos vecinas, quienes exigen avances en un proyecto de vivienda.
  • Trabajadores de la salud llegaron en gran número a Río Hurtado, para manifestar su inquietud al presidente.
Crédito fotografía: 
Leonel Pizarro
En medio de la visita presidencial a Río Hurtado, algunas organizaciones sociales de la provincia aprovecharon de manifestarse pacíficamente, para dar a conocer sus problemáticas. De esta manera, se reiteró el llamado de los trabajadores de la salud para evitar los despidos post pandemia, así como también un comité procasa exigió avances en su proyecto. El Sindicato de Mineros Pirquineros de la comuna igual se hizo presente con sus peticiones.

 

La visita del presidente de la República Gabriel Boric a la Región de Coquimbo ha traído consigo diversos anuncios y compromisos.

Río Hurtado fue una de las comunas visitadas por el mandatario, ocasión en donde la mayor atención estuvo en las medidas que se tomarán con respecto a la sequía.

No obstante, en medio de la jornada, otras organizaciones sociales del Limarí se trasladaron hasta el norte de la provincia, para dar a conocer sus problemáticas al jefe de Estado.

El grupo más numeroso de manifestantes correspondía a los funcionarios del Hospital Provincial de Ovalle, quienes desde hace ya un tiempo han protestado contra los despidos post pandemia covid, situación que también se ha vivido en otros recintos hospitalarios del país.

“Queríamos decirle al presidente que busque la forma de que los trabajados a honorarios que dejó el Covid sigan trabajando, porque son una entidad súper importantes para los hospitales. Los hospitales van a quedar sin personal que atienda de una forma mejor y de calidad. En Ovalle son 33 trabajadores que serán despedidos, pareciera que el número es chico, pero esto va generar un impacto grande en la atención de salud. Son muchas las personas que están hospitalizadas y que son atendidas por los kinesiólogos, además los exámenes de laboratorio también se verían atrasados”, declaró la presidenta del FENPRUSS Ovalle, Lucy García Pizarro.

“Recordemos que en Ovalle estábamos en un hospital viejo, ahora nos trasladamos a un hospital nuevo, que es una tremenda ‘mole’, entonces las condiciones han cambiado. No podemos seguir trabajando con el mismo personal que teníamos en el hospital antiguo”, complementó la dirigenta gremial.

 

ESPERA POR LA CASA PROPIA

 

Otra organización que estuvo presente en la visita presidencial a Río Hurtado fue el Comité Procasa de Las Ramadas de Punitaqui, quien a través de dos representantes manifestaron su necesidad.

Así comenzó declarando Mirta Araya Maluenda, “vinimos a hablar con el presidente porque hace 23 años que estamos esperando la vivienda, se han muerto socios, otros estamos viejos, y aún no nos sale la casa, por eso nos vinimos desde Punitaqui para hablar con el presidente, logramos hablar con él y le comunicamos nuestra inquietud”, indicó.

La segunda representante del comité punitaquino fue Ana María Pereira, “le decimos al presidente que escuche al pueblo, que no se olvide que el pueblo lo eligió y el pueblo lo necesita”, señaló por su parte.

Este viaje realizado podría traer buenos resultados para estas familias, aunque eso solo el tiempo lo dirá, “logramos hablar con el presidente, él nos derivó al delegado presidencial, y así pudimos gestionar una reunión con el SERVIU. Acá somos 35 familias, tenemos los subsidios, tenemos el terreno y la constructora, pero desde La Serena no nos dan el pase, esperamos lograr algo y avanzar con esta reunión”, concluyó Mirta.

 

PETITORIO MINERO

 

Por último, también estuvo presente el Sindicato de Mineros Pirquineros de RAío Hurtado, quien tiene múltiples demandas que esperaban comunicarle al presidente, “los problemas que nos atañen a nosotros, también afecta a todos los mineros de la región”, comenzó declarando el presidente del sindicato, Oriel Cisternas.

“Nuestra petición más importante era que continuara el programa de zonas rezagas, porque ha sido positivo para las comunas, incluido a los mineros. Otros puntos que queríamos tocar eran el proyecto PAMMA y las pensiones asistenciales. Nos gustaría que el gobierno viera más allá de lo económico, que viera la parte social de la pequeña minería artesanal”, detalló el dirigente gremial riohurtadino.

Oriel Cisternas quedó algo desilusionado al no poder entablar una conversación con el presidente Boric en esta ocasión, aunque también comprende el contexto de la visita. Por otro lado, durante la jornada pude realizar acercamientos con otras autoridades, con las cuales espera gestionar soluciones a las problemáticas de la pequeña minería.

“Teníamos la expectativa de conversar temas mineros, pero sabíamos que la visita del presidente se iba a concentrar en la sequía. No alcanzamos a conversar con el presidente, pero no vamos a entrar en discordia. Alcance a conversar con el diputado Cifuentes, él fue muy amable y me atendió, ojalá que por ese lado las cosas puedan abrirse un poco más”, indicó.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Diario El Ovallino

 

 

Lo más visto hoy