• El inadecuado manejo de los residuos de las aves sería el causante de la plaga
  • El establecimiento comercial fue sometido a sumarios sanitarios y prohibición de funcionamiento
  • El colegio ve entorpecido su normal funcionamiento debido al exceso de moscas
  • Durante el concejo municipal de este martes el seremi de salud se comprometió a una nueva fiscalización
Crédito fotografía: 
El Ovallino
El establecimiento, que no contaría con permisos municipales, ni resolución sanitaria tiene prohibición de funcionamiento y ha sido sometido a dos sumarios sanitarios, sin embargo, los problemas de moscas persisten en el sector.

Desde marzo de este año que los habitantes del sector El Talhuén,  en Ovalle, han tenido que convivir con un ingrato visitante: moscas (en grandes cantidades), las que entran a las casas y lo más grave, que afecta el normal funcionamiento de la escuela Cerro Tamaya, del sector.

Producto de esta plaga, los niños que asisten a la escuela no pueden acceder cómodamente a los alimentos que allí se sirven y los insectos entorpecen la labor educativa de los docentes.

El foco principal de esta verdadera plaga sería una “avícola clandestina”, ubicada a pocos metros de la escuela y donde se venderían huevos sin permisos municipales, ni resolución sanitaria, y además sin un adecuado manejo de los residuos de las gallinas, que serían alrededor de 9 mil.

Invitados al concejo municipal, efectuado la jornada de este martes, el seremi de salud, Alejandro García, junto a funcionarios del SAG se comprometieron a buscar una rápida solución a este problema, que lleva meses aquejando a la comunidad.

“A través del municipio se nos solicitó esta reunión, específicamente con el concejo, en conjunto con el SAG, para ver un problema que se está suscitando en El Talhuén, con respecto a una plaga de moscas que llegó a un colegio” indicó Alejandro García, seremi de salud de la región de Coquimbo.

“Se va a hacer nuevamente una fiscalización, para ver si cumple o no cumple con la normativa vigente sobre el manejo de estos residuos. Luego va a tomarse una determinación de un nuevo sumario, con una posible clausura del plantel”, Alejandro García, seremi de salud

El seremi manifestó que el foco principal de moscas estaría en un criadero de gallinas, “averiguando y haciendo las fiscalizaciones correspondientes con nuestra oficina de Ovalle, se hizo la fiscalización a una empresa que tiene un criadero de gallinas, en el cual los residuos no están siendo bien manejados. Eso  hace que proliferen las moscas, cuyo radio de acción es de aproximadamente cinco kilómetros, además esto está muy cercano al colegio”.

García anticipó que buscarán una pronta solución al problema de las moscas y es posible la clausura del establecimiento comercial, haciendo fiscalizaciones dentro de esta semana. “Como conclusión, en conjunto con el SAG y en conjunto con el municipio, se va a hacer nuevamente una fiscalización, para ver si cumple o no cumple con la normativa vigente sobre el manejo de estos residuos. Luego va  a tomarse una determinación de un nuevo sumario, con una posible clausura del plantel”.

Sobre las acciones ya tomadas, desde marzo, cuando se detectó el problema, García informó que “se han hecho ya tres fiscalizaciones, ya tiene sumario sanitario con costo hacia la empresa y además de las multas, tiene prohibición de funcionamiento”.

Roberto Villalobos, jefe del departamento de acción sanitaria, agregó que esta nueva fiscalización se haría con ayuda de Carabineros, ya que la última de estas acciones no se pudo realizar debido a que no les abrieron las puertas. “Hemos tenido dificultades para entrar al lugar, cerrado con candados, hay que tomar otras medidas que requieren el apoyo de la policía, en este caso de Carabineros, por tanto el proceso en sí va siguiendo el curso correspondiente, obviamente hay una situación compleja para la salud de las personas y en ese sentido el siguiente paso es realizar una nueva fiscalización”.

Gonzalo Vega, Director del Servicio Agrícola y Ganadero explicó que desde el SAG también se han realizado acciones, como una multa por no tener condiciones adecuadas para fabricar alimento para las gallinas y la entrega de un cronograma de trabajo para subsanar las deficiencias, si bien en cuanto al bienestar de los animales no se vieron grandes irregularidades, el SAG está pendiente del caso, “Entendemos la molestia de la comunidad, entendemos la molestia de lo que producen las moscas, las instituciones hoy día se están ocupando, es un tema que está en la mesa, hoy día en la mañana (martes)  a nosotros nos comunicaron lo que pasó en el concejo y nos estamos ocupando desde las competencias que tienen las instituciones” manifestó Vega.

La reunión, llevada a cabo durante el concejo municipal, fue solicitada por el alcalde de la comuna y los concejales, quienes manifestaron la urgencia de solucionar este problema, “Yo no voy a exponer a los niños del colegio por ese tema, necesito que salga rápidamente la avícola, que no debería estar funcionando. No podemos darle un plazo a esa gente si nos está haciendo un daño, hay que cortar las cosas de raíz” manifestó el alcalde de la comuna Claudio Rentería durante su intervención dentro del concejo municipal.

FUNCIONAMIENTO DEL COLEGIO

Debido a la gran cantidad de moscas, la más perjudicada ha sido la comunidad educativa del colegio Cerro Tamaya, el establecimiento ha tenido que realizar acciones para poder funcionar con relativa normalidad, las fumigaciones constantes, el arreglo de rejas mosqueteras son parte de las medidas.

Durante la tarde de este martes, tras la sesión del Concejo Municipal, el alcalde Claudio Rentería solicitó al jefe DEM poder reunir a todos los integrantes de la comunidad escolar, para, en conjunto, tomar la mejor decisión para resguardar la salud de los estudiantes y funcionarios de la escuela.

“En esta reunión también participaron el jefe Deprov, representantes de Junaeb, además de apoderados y profesores, donde entre todos tomamos un acuerdo generalizado de reducir los bloques de clases, adelantando la entrega de raciones, para horarios en los que existe menor cantidad de vectores (moscas). Un plan de contingencia que iremos monitoreando constantemente, y que significará que los estudiantes estén en la escuela hasta las 14.00 horas”, indicó el jefe del Departamento de Educación Nelson Olivares.

Por su parte, el alcalde Claudio Rentería manifestó que “seguiremos en estado de alerta, a la espera de lo que nos indique la autoridad sanitaria, en este caso la Seremía de Salud, quienes nos estarán informando sobre los procesos de investigación y fiscalización que ellos llevan, de modo de devolver prontamente la tranquilidad a esta comunidad escolar”.

Por lo pronto se descarta hacer más fumigaciones, ya que por lo que hoy precisó el seremi de Salud, se debe atacar el problema de raíz que sería el gallinero.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X