• La falta de agua ya se ha cobrado la pérdida de varios cultivos, así como parte del ganado caprino de la zona.
  • En la última visita del ministro de Agricultura a la región, el alcalde de Ovalle, Claudio Rentería, le entregó una serie de propuestas para ir en auxilio de campesinos y crianceros que se encuentran en una crítica situación producto de la escasez de agua.
Crédito fotografía: 
EL DIA /CEDIDA
Durante la última visita del ministro de Agricultura, Antonio Walker, a la región, el alcalde Claudio Rentería le hizo llegar un listado de proyectos para ir en auxilio del sector agrícola. Producción de forraje hidropónico y diques de contención para acumular agua, son algunas de las iniciativas que el municipio contemplaría aplicar.

La fuerte sequía que afecta a la región y a la provincia del Limarí en particular, ha generado enormes prejuicios en los sectores rurales del territorito, producto de la perdida de cultivos y la muerte de parte del ganado caprino.

A nivel local, la preocupación ha sido canalizada básicamente por los organismos dependientes del Ministerio de Agricultura, como en el caso del INDAP, y también por los municipios, cuyos alcaldes han debido han debido en auxilio –siempre con recursos escasos – de los vecinos más afectados por la falta de agua.

Al punto que, la municipalidad de Ovalle elaboró una serie de propuestas para poner en práctica en su territorio con el fin de enfrentar la falta de agua y poder mejorar la calidad de vida de quienes componen el sector agrícola.

Es así, como durante la última visita que el ministro de Agricultura, Antonio Walker, hizo a la región para ver in situ los efectos catastróficos que ha dejado la sequía en el medio rural, el propio alcalde Rentería le entregó de su mano, las propuestas elaboradas por sus equipos técnicos.

Dentro de las propuestas se incluye un proyecto de implementación de un módulo de producción de forraje verde hidropónico. En el documento se describen los beneficios que tendría la iniciativa, y los costos que bordearía el millón y medio de pesos en el caso de un proyecto individual y alrededor de 55 millones de pesos para una iniciativa comunitaria tipo container.

Cabe recordar que el forraje hidropónico es el producto del proceso de la germinación de granos de cereales y que se destina para el alimento de animales. Es un sistema de producción de biomasa vegetal de alta sanidad y calidad nutricional producido muy rápidamente (9 a 20 en días) captando la energía del sol y asimilando los minerales contenidos en una solución nutritiva y da como resultado 5 a 7 kilos de alimento por cada kilo de semilla germinada.

Se agrega a dicha propuesta, la construcción de “diques” en microcuencas o en quebradas, entendidas como obras que permitan el almacenamiento de agua en reservorios superficiales o subterráneos, lo que es de suma importancia para la bebida humana, higiene, bebida del ganado y en pequeñas áreas de cultivo en los sectores de secano, lo que tendría un costo de alrededor de 7 millones de pesos.

Según se describe en el proyecto, estas barreras artificiales permiten captar el agua de escorrentías de lluvias de invierno y disponer de la misma para períodos de escasez o mayor demanda.

ESPERANDO UNA RESPUESTA

Lo cierto es que la propuesta del alcalde Rentería volvió a salir a la luz este martes, durante el concejo municipal, a propósito de un oficio que envió a instancias superiores – con copia a los municipios locales – el diputado Pedro Velásquez, solicitando que se tomen todas las medidas necesarias para que el ministerio de Agricultura decrete lo más pronto posible la Zona de Emergencia Agrícola para la región.

Al respecto, el alcalde Claudio Rentería explicó que “en la comuna de Ovalle, las familias que son afectadas por déficit hídrico supera ampliamente las cifras conocidas – 5.947 personas aproximadamente – siendo muchas más las familias afectadas, principalmente en zonas lejanas, de difícil acceso, y que sufren además, secado de norias y pozos, problemas con los APR, los cuales deben ser apoyados por camiones aljibes municipales”, sostuvo.

Según datos del municipio, el municipio de Ovalle mediante camiones asignados por ONEMI e Intendencia Regional  abastece un  aproximado de 1.447 personas del sector rural y otras 4.500 personas mediante camiones aljibe municipales.

Claudio Rentería sostuvo que en las circunstancias actuales y ante el difícil escenario que se está viviendo por la ausencia total de lluvias en la comuna, “tanto crianceros, agricultores y nuestra población rural en general, está siendo desastrosamente afectada, no solo por el agua de bebida, sino también para satisfacer necesidades básicas del ser humano en comunidad, agua para beber, cocinar, asearse,  lavar, para la sobrevivencia de sus  animales, plantaciones que son para la mayoría de ellos el sustento de sus familias y hogares. Es por esto, que hace unos días le entregamos unas propuestas para enfrentar la sequía al ministro de Agricultura, Antonio Walker y esperamos que sean consideradas en su plan de acción”.

De todas maneras el tiempo corre y aún se encuentra en evaluación los informes que se levantaron en terreno para decidir si se da el vamos al decreto, el cual facilitaría la llegada de recursos frescos de emergencia a la zona.

COOPERACIÓN CON LOS MUNICIPIOS

Desde el ministerio de Agricultura, el seremi del ramo, Rodrigo Ordenes, aseguró que las propuestas entregadas por el alcalde Rentería “son iniciativas interesantes que nosotros como ministerio, ya tenemos en nuestro poder, pero muchas de esas obras ya se están llevando a cabo”.

El titular regional de la cartera pone como ejemplo, los proyectos de forraje hidropónico que ha puesto en marcha INIA, los diques y áreas de filtración de agua que está llevando a cabo CONAF. “Se ha tratado de capacitar a una gran cantidad de agricultores regionales con estas últimas tecnologías que ya se están llevando a cabo”, indicó el seremi.  

En ese sentido, si bien valoró las propuestas entregadas por el edil ovallino al ministro Walker, Ordenes sostiene que lo importante es ver “cómo focalizamos ese tipo de proyectos entendiendo de que también dependemos del recurso hídrico para que puedan funcionar y cumplan una función importante, y tengan un impacto. Por ejemplo, en el tema de los diques, éstos van a funcionar en la medida de que hayan lluvias y haya una escorrentía importante (…) para que se pueda filtrar agua lo más posible también a las napas freáticas y así acumular”.

“Lo importante”, agrega “es que acá exista una cooperación mutua entre los municipios y el gobierno para poder llevar esas obras a cabo, y si hay colaboración y aporte de distintas instituciones, estas obras se podrían materializar  y tener los resultados que esperamos”.

Por su parte, el gobernador del Limarí, Iván Espinoza, también se mostró a que los municipios puedan elaborar medidas propias para enfrentar la sequía, recalcando eso sí, que “cada municipio tiene una realidad distinta, a pesar de que hay un factor común que es lo crítico de la escasez hídrica”.

“Efectivamente”, agrega “los diferentes alcaldes, como es el caso de Claudio Rentería, están haciendo cosas que me parecen inteligentes, yo creo que hay que apoyar esas medidas, que son básicamente,  iniciativas diferentes y locales. Tenemos que ir sensibilizando a la gente para que precisamente vaya innovando en las soluciones y en la manera de manejar los recursos, como es el agua”, sostuvo la primera autoridad provincial.

En ese sentido, el gobernador sostuvo que “es lógico pensar que hoy día, ya no se puede sostener tantas cabezas de ganado por ejemplo. Sin duda, que hay que ir ayudando a la gente, pero a la vez, educándola, respecto a estas nuevas iniciativas que existen y se impulsan en las comunas también”.

Seguros “paramétricos”

Dentro de las medidas que existen para enfrentar la escasez hídrica, así como otros desastres naturales que han afectado a la agricultura, el seremi del ramo, Rodrigo Ordenes, destacó el sistema de “agroseguros”, cuyo director ejecutivo, Ricardo Prado, estuvo este martes en Ovalle, para informar cuales son las características de este tipo de seguro, y como postular a ellos.

No obstante, el seremi señaló que en la reunión “también pudimos levantar inquietudes y demandas para poder ver cómo mejoramos los seguros y como se aplica a nivel regional, en especial en el tema de las coberturas y en las fechas que se están asegurando algunos cultivos, pero también cubrir algunos cultivos que en estos momentos no se encuentran asegurados” afirmó.

Sin embargo, una de las alternativas que se está estudiando implementar en el país y en la región, son los llamados seguros “paramétricos”, cuya primera aplicación – a manera de un plan piloto, se llevará a cabo en la región de la Araucanía.

“Se trata de un tipo de seguro que bajo ciertas condiciones naturales, se gatilla automáticamente a nivel territorial. Para nosotros eso es de mucho interés, porque eso nos permitiría aliviar esta situación que está viviendo la agricultura con la escasez hídrica, por ejemplo” sostuvo el seremi.  “Aquí ya no estamos hablando de rubros solamente, sino que estamos hablando de que el seguro cubriría todo el espacio territorial que bajo ciertos criterios, como podría ser, según ciertas condiciones de precipitaciones, podría gatillarse, lo que permitiría poder entregar recursos rápidamente”.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X