Crédito fotografía: 
El Ovallino
La especialista Ximena Fernández señala que la actualización de las medidas para frenar los contagios por Coronavirus tiene aspectos positivos, como las de detección del virus y que se podría avanzar o retroceder de fase por provincias, pero negativas al entregar más libertades en momento en que la pandemia no se ha retirado del país.

Este jueves el Presidente de la República Sebastián Piñera fue el encargado de abrir la alocución sobre la actualización que recibirá el Plan Paso a Paso a partir del próximo jueves 15 de julio. Desde esta fecha, las personas que hayan completado su esquema de vacunación contra el Coronavirus tendrán mayores libertades para ejercer la vida en forma semejante a la que se vivía hasta antes de la crisis sanitaria.

Ampliación del aforo en recintos cerrados y abiertos, mayor permiso de desplazamientos entre comunas, disminución de las horas en toque de queda, apertura de colegios y escuelas en forma voluntaria en zonas en cuarentena, como también la aplicación de confinamiento que abarquen mayor cantidad de territorios, son algunos de los aspectos que señaló el Mandatario, con la finalidad de rehacer la vida cotidiana.

Un plan que no tendría la socialización con el Colegio Médico, gremio que hace unas semanas atrás diseñó un plan para evitar más contagios, el cual todo indica que no habría sido incluido en las medidas anunciadas por el gobierno.

Con todo, para la epidemióloga de la Ucen región de Coquimbo, Ximena Fernández, las medidas anunciadas son buenas, pero que serán aplicadas en un momento inoportuno.

“Es un buen plan, pero que no es el momento de aplicarlo. Es un momento que vamos a la baja, pero no es el indicado para decir ‘volvamos a la normalidad’. Lo otro que me queda en la duda es quiénes son los asesores del plan, porque se menciona a representantes de la sociedad civil, expertos, pero el Colegio Médico asegura no haber participado y es complejo”, comenzó diciendo.

Dentro de los aspectos positivos del plan, Fernández señala que el aumento de búsqueda activa de casos en colegios o lugares concurridos, la aplicación de test de antígenos en aeropuertos son una buena estrategia a emplearse en este momento, pero “me parece que debieron aplicarse un poco antes”.

Señala también que la vigilancia genética que comenzará a realizarse es un aspecto relevante para detectar el ingreso de posibles variantes.

CUARENTENAS PROVINCIALES Y TOQUE DE QUEDA

Una de las novedades del plan es que se consideran nuevas unidades territoriales para determinar el avance o retroceso en el Plan Paso a Paso. Se tendrá en cuenta las divisiones provinciales y amplias agrupaciones de comunas, de acuerdo a las características regionales y su movilidad. De esta forma, un posible avance o retroceso de Ovalle se vincularía con sus comunas adyacentes, como Monte Patria, Punitaqui y Río Hurtado.

Para estos movimientos se analizaría la positividad de los exámenes PCR, la evolución en los casos durante la última 2 semanas, el uso de camas UCI a nivel regional y nacional, el avance en el plan de vacunación, indicadores de búsqueda activa y de trazabilidad, el tiempo transcurrido desde el último cambio de paso y otros indicadores y características de nivel local.

“Este punto es muy positivo y la evidencia indica que aplicar estas medidas restrictivas a unidades territoriales es más efectivo que ir comuna por comuna haciendo las diferencias”, precisó Fernández.

Además, los toques de queda variarán de acuerdo a la realidad regional, tomando en cuenta que cada una de ellas cuente con sobre el 80% de su población adulta vacunada y que la tasa de activos sea menor a 150 casos.

De acuerdo a lo expuesto en el plan, la especialista considera que con estas medidas seguirá en aumento la movilidad y que el mayor porcentaje de personas vacunadas no significaría que disminuya la circulación viral.

“Sobre todo en este punto, en el que tenemos una mejoría y disminuyen los casos, no debería ocurrir este aumento de movilidad tan grande, dejando la responsabilidad a las personas. Era un momento para ser más recatado, hubiese esperado un tiempo más, esperar que siguieran bajando los casos para aplicar estas medidas”, comentó.

Las medidas anunciadas por el gobierno se aplicarán desde el próximo jueves 15. Por el momento, cuatro de las cinco comunas de la provincia de Limarí se encuentran en Fase 2, por lo que cada uno de los habitantes tendrá que adecuarse a las nuevas reglamentaciones.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X