Crédito fotografía: 
El Ovallino
La Dirección Meteorológica de Chile proyectó que se vivirán “tardes cálidas” en los próximos meses en los valles interiores de la región, aumentando la temperatura en 1° a 2° C más de lo habitual, lo que podría generar complicaciones al mundo agrícola de la provincia de Limarí.

“Tardes cálidas y déficit de lluvias”. Ese es parte del análisis que realizó la Dirección Meteorológica de Chile sobre lo que podría ocurrir en los valles interiores de la región de Coquimbo.

El organismo estatal elaboró diversas proyecciones en su último informe, el cual determinó que se podrían evidenciar tardes más cálidas durante los meses de octubre, noviembre y diciembre, todo por causa del Fenómeno de La Niña que azota las costas chilenas.

“Estamos en una situación bastante compleja para los meses de primavera y verano. Esto significa que vamos a tener temperaturas sobre lo normal al interior de los valles, lo que significa un aumento de 1° a 2° C más. También estamos viviendo un período de escasez hídrica producto de la falta de precipitaciones, tenemos una condición de una baja humedad relativa en el ambiente y esto va a afectar en el desarrollo de los cultivos, por lo que vamos a tener que disponer de mayor cantidad de agua, y eso significa que debemos ser más eficientes para utilizar este recurso”, dijo el seremi de Agricultura, Rodrigo Órdenes.

De acuerdo a dicho informe, en la estación Ovalle Escuela Agrpicola proyectó que las temperaturas mínimas estarán “bajo lo normal”, y cuyo estado de normalidad se establece con temperaturas que bordean los 9.6° a 10° C. Sin embargo, las temperaturas máximas para lo que resta de octubre, noviembre y diciembre serán “sobre lo normal”, donde el rango normal se establece entre 24.2° a 24.9°C. Mientras que lo mismo ocurrirá para los valles interiores de la provincia de Limarí, como en la comuna de Monte Patria, Combarbalá y Río Hurtado.

“Esta es una situación que estamos viviendo hoy, no olvidemos que estamos viviendo desde hace 12 años una escasez hídrica en forma permanente, y también tenemos estos factores meteorológicos que van acentuando esta condición, de generar un estrés al sistema productivo”, agregó Órdenes.

La preocupación también está en la comuna de Río Hurtado, principalmente para los campesinos, pequeños agricultores y crianceros, quienes depositan en la agricultura su sustento diario. Asimismo, la preocupación es notoria, ya que se podrían generar más incendios forestales.

“Es un riesgo permanente, el cual también se pueden producir algunos incendios, quema de matorrales y malezas, siendo muy rigurosos en el control de la belleza de Río Hurtado, ya que la mayoría de los incendios se producen por responsabilidad del hombre, y también se ven afectadas las familias de la zona”, dijo Gary Valenzuela, alcalde de la comuna.

“Están las condiciones para que se puedan generar. Se añade el combustible vegetal que tenemos en este momento, por lo que queda hacer el llamado a prevenir y denunciar cuando se vea focos de incendios, llamar a Conaf para que asistan a apagar esos incendios que se puedan estar generando”, sostuvo el seremi.

Por su parte, el meteorólogo del Ceaza, Luis Muñoz, recalca que “no se descarta que se registren olas de calor o eventos extremos de altas temperaturas durante el verano, ya que estas son situaciones puntuales y no guardan total relación con un fenómeno (como lo es La Niña) que modifica parámetros meteorológicos a niveles mensuales o trimestrales”.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital