• El Peral, operación fallida, negligencia
    Ricardo Jiménez no puede llevar una vida normal debido a la estenosis que padece.
A Ricardo Jiménez lo operaron de las amígdalas y adenoides en el hospital Antonio Tirado Lanas de Ovalle el año 2014, sin embargo su respiración empeoró tras la intervención quirúrgica.

Yoselin Barraza lleva tres años de angustia, esto pues su hijo no puede llevar una vida normal debido a graves problemas respiratorios que lo aquejan.Su condición se debe a posibles secuelas de una operación que le realizaron en el año 2014 en el hospital Antonio Tirado Lanas de Ovalle y que a juicio de Yoselin “salió mal”. Todo comenzó cuando Ricardo tenía cuatro años y se le realizó una operación de amígdalas y adenoides en el centro asistencial ovallino. Su madre decidió someter al niño a la operación, debido a que roncaba de noche y se le dificultaba respirar con normalidad, no obstante, la intervención no solucionó el problema de Ricardo, quien fue intervenido por segunda vez, también sin éxito.“El 2014 operaron a mi hijo de amígdalas y adenoides, mientras estuvo recién operado no tuvo ningún problema, respiraba bien.  Más o menos los 15 días siguientes de la operación estuvo bien, pero después de eso se le cerró la nariz, no respiraba por la nariz, comenzó con el mismo problema de nuevo, que no respiraba, que se ahogaba, empezaba a tirar saliva por la boca” relató la mujer, quien además es madre de otros tres hijos que viven junto a ella en la localidad de El Peral, en Punitaqui.En ese momento le informaron a Yoselin que su hijo sería intervenido nuevamente, no obstante esa nueva operación no mejoró la salud del niño. “Aproximadamente a los seis meses lo volvieron a operar, el mismo doctor que hizo la primera operación lo operó, él le hizo una costura por dentro, por el paladar. Volvió a ocurrir lo mismo, respiraba bien al principio y dentro de 15 días sanó, botó los puntos y empezó con lo mismo otra vez, de eso ya llevó tres años para que me den una solución, y nada”.

LA ENFERMEDAD

Ricardo Jiménez padece de Estenosis Nasofaríngea, una de las posibles complicaciones que se producen luego de una operación a las amígdalas. La madre del niño sostiene que el médico le indicó que la enfermedad es parte de los riesgos que existen para este tipo de intervenciones siendo muy poco común. Las dificultades del menor han hecho que Yoselín no pare de golpear todas las puertas que puede para mejorar la salud de su hijo.“Mi hijo en la noche no duerme bien, se ahoga, respira por la pura boca, se ahoga al comer, tiene su nariz de mal olor” sostiene la madre, quien agrega que debido a sus problemas está expuesto a más enfermedades, “como él respira por la boca está siempre expuesto a enfermarse, tiene que comer con cuidado, duerme mal , no escucha bien, quedó con problema a los oídos, eso quedó todo después de la operación”.Luego del diagnóstico de su hijo, Yoselin comenzó un largo peregrinar por diferentes hospitales, fue a La Serena y allí tampoco pudieron operar al niño. Allá comenzó con las gestiones para derivarlo a Santiago, sin obtener una respuesta satisfactoria. Luego volvió a Ovalle con la intención de gestionar una interconsulta al hospital Calvo Mackenna, solicitud que fue rechazada.Es por ello que esta madre de El Peral clama porque de una vez puedan ayudar a su hijo “pienso que se están tirando la pelota, ahora voy a ir a hablar con el doctor y me dice que a lo mejor me lo pueden atender en Valparaíso, entonces de que estamos hablando”, sostiene afligida.

RESPUESTA DEL HOSPITAL

Desde el hospital de Ovalle sostuvieron que en relación al caso de Ricardo “la última interconsulta registrada en nuestro recinto fue el 30 de noviembre del 2016, donde se solicitó formalmente derivar al paciente al Hospital Luis Calvo Mackenna producto de complicaciones tardías de su operación de amígdalas”Desde el centro asistencial agregaron que “el día viernes 17 de marzo se recibió respuesta de la solicitud enviada, la cual fue rechazada por el hospital mencionado, sugiriendo que debía ser trasladado no a este recinto, sino que al Hospital Roberto Del Río, donde corresponde que vayan este tipo de pacientes según la Red Asistencial de Salud. Ante estos nuevos antecedentes, se procedió a llamar a la madre del paciente con el fin de comunicarle el estado de avance de su solicitud y seguir con los trámites del traslado”.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X