Crédito fotografía: 
Leonel Pizarro
En Caleta Sierra están claros que uno de los problemas que más le afectan es el de las bajas pensiones que tienen los 27 adultos mayores de la comunidad. Detallaron a El Ovallino varias de las carencias de su población

Es una vida tranquila, que se apoya en el mar para su subsistencia. Aun así consignan una y cada una de las exigencias que han hecho los ciudadanos desde el inicio de la crisis social que estalló hace tres semanas.

La presidenta de la junta de vecinos de la Caleta Sierra, Catalina Vega, indicó que no por tener una vida tranquila a orillas del mar en el sur de la provincia, están separados de los problemas que aquejan a la mayoría de los chilenos.

En la caleta la mayoría de sus habitantes son trabajadores independientes, casi todos son pescadores y trabajadores de la “faena marina”, como prefieren llamarla ellos para diferenciar la pesca de la extracción de algas y moluscos, acusando esa condición de independencia que no les reportará una pensión digna al final de sus días.

“Solamente podemos tener la pensión de la vejez, la pensión solidaria, mi papá tiene esa pensión de 120 mil pesos, después de pescar toda la vida, de sacrificarse toda la vida, salir a trabajar y no saber si va a volver, por eso en esta caleta no estamos ajenos a la realidad nacional, porque a la final todos dependemos de cierta forma de todo lo que se está luchando”, comentó Vega a El Ovallino.

En la caleta viven 27 adultos mayores de un universo de 168 habitantes, y todos dependen prácticamente del trabajo y el esfuerzo de los que están laboralmente activos.

“No es menor el número de adultos mayores que tenemos en la caleta. Los que cotizaron en las AFP habría sido por muy poco tiempo, porque los que llegaron acá llegaron muy jóvenes, ahora están todos viejos, entonces los que lo hicieron no cotizaron por muchos años. Mi mamá por ejemplo, trabajó más de 20 años como manipuladora en la escuela, y saca lo mismo que gana mi papá que nunca cotizó”.

Así como el caso de su familia, Vega indica que son casi la treintena de casos que se reflejan en su población.

“Nuestros adultos mayores no pueden vivir con eso. Imagine que de aquí, tienen que ir a Ovalle a pagar sus cosas, a hacer trámites, y un viaje no es barato”.

Salud ante todo

Con respecto a la salud, Vega indicó que si bien reciben mensualmente la visita de la Ronda Médica, en caso de alguna emergencia deben trasladarse a Ovalle a atenderse, y si quieren atenderse de manera independiente en aquellos casos que estén fuera del alcance de la doctora de la ronda, deben pagar un dineral para cada consulta.

“Hemos tenido que salir a Ovalle a las dos o tres de la mañana con una urgencia, en vehículos particulares y se nos hace muy difícil darle calidad de vida a nuestros vecinos. Porque nosotros como caleta también tenemos urgencias que hemos tenido que atender”.

La vida de la pesca

Actualmente la Asociación Gremial de Pescadores de la Caleta Sierra reúne a 58 trabajadores, mientras que en el Sindicato hacen vida 34 personas más, para un total de 92 trabajadores marinos.

Comentó que como organización ambas han tenido buen apoyo para sus labores, ya que el gremio postuló a un camión pluma, y a un montacargas o yale para levantar las pesadas cargas de su faena.

Otro de los proyectos que han postulado y que está en fase de estudio es para lograr la instalación de un panel fotovoltaico para los trabajos de la pesca, que se uniría a los dos paneles solares en funcionamiento actualmente en la caleta.

Uno que fue producto de un proyecto ejecutado entre la empresa Pacific Hydro y el Ministerio de Energía para abastecer de electricidad a las viviendas de la caleta, y el otro es para una planta desalinizadora por osmosis inversa, que aunque está proyectada para abastecer diariamente de ocho mil litros de agua a la comunidad, apenas aporta poco más de mil 500 litros diarios.

“Como la instalación no estuvo bien hecha, pusieron la carga de las baterías al nivel máximo, así que las baterías tuvieron una durabilidad de un año, y ahora está funcionando a poco más del 10% de su capacidad. Estamos viendo de dónde hacemos un proyecto para sacar las baterías, porque cada batería es muy cara”.

Así, deben surtirse también del agua que les envía la Municipalidad de Ovalle. El cronograma con el camión aljibe de la municipalidad se está cumpliendo cabalmente cada 15 días “aunque a veces falla”, según admite Vega.

“Ahorita está atrasado como en siete días, así que le estamos llamando porque la gente reclama por el agua y no tenemos respuesta”.

También la Onemi les aporta agua para una copa comunitaria, pero en la que cada habitante debe llevar su envase y cargar la que necesite, ya que no está conectada al sistema de cada casa.

Derechos y desechos

Por su parte el secretario de la Junta Vecinal, Oscar Gallo, comentó a El Ovallino algunas de las carencias que tienen a nivel de infraestructura y vivienda.

“El alcantarillado ha sido un problema histórico para nosotros, porque no podemos postular a proyectos de vivienda por el litigio que hay con los terrenos, así que cada casa y cada familia tiene que resolver con un tanque para las aguas servidas, porque no se puede hacer pozos ni cañerías todavía”, advirtió Gallo.

Comentó que otro de los problemas que han tenido es con los desechos sólidos y la basura, ya que aunque en algún minuto tuvieron “una especie de vertedero”, construido por ellos mismos en el que los camiones de recolección se llevaban la basura, ahora ese espacio es prácticamente un relleno abierto y con acceso a los “burros comunitarios” de la caleta.

“Quiero aclarar que no tengo nada qué decir de la Municipalidad, pero vinieron a hacer un cercado y en un solo día levantaron una estructura y se fueron y no regresaron. Ahora la basura está al alcance de los animales y eso es un riesgo sanitario, porque riegan toda la basura por la parte baja de la caleta y eso es un peligro”.

 

Puerto seguro

Actualmente dirección de Obras Portuarias del Ministerio de Obras Públicas, construye un muelle de embarcación que promete ser una alternativa para los pescadores, ya que garantiza mayor seguridad para los trabajadores del mar.

“El muelle se proyecta para culminar en un año más o menos, y le dirección de Obras Portuarias, eso nos ayudará con otros rubros porque la pesca ha estado mala. El tiempo ha estado malo, pero el muelle para nosotros va a ser un gran avance, porque el embarque y desembarque será mucho más seguro y todos los productos van a llegar a un lugar que estará más limpio. Nos prometieron una estructura más avanzada porque va a tener energía, agua, así que los productos llegan y se van con la garantía de que van a estar más limpios”, adelantó la dirigente vecinal.

Comentó que podrán llegar barcos a hacer embarque y desembarque, porque será más grande y seguro que el que tienen, e incluso intentarán explotar el área turística que hasta ahora les ha sido esquiva.

Comentó que el proyecto del muelle puede traer un gran avance de turistas porque podrían llegar por mar, o bien llegar por tierra pero buscando paseos marítimos.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X