• Los esfuerzos que se están generando tienen relación con evitar contaminación por desperdicios a raíz de la alta cantidad de turistas. Crédito: Archivo El Ovallino
  • Miles de turistas llegarán a ver el eclipse solar a la provincia de Limarí. Cedida.
  • Lo que se busca evitar es que ríos, cerros, senderos y caminos sean contaminados con basura. Crédito: El Ovallino.
  • Comunas como Río Hurtado, ya han puesto énfasis en la protección ambiental durante el eclipse. Crédito: Archivo El Ovallino
Crédito fotografía: 
Cedida
El próximo 2 de julio se producirá el evento astronómico que traerá una masiva llegada de turistas a la zona. En ese sentido, uno de los focos de organizaciones y autoridades ha sido el resguardo del medio ambiente y la gestión de residuos que se puedan generar, aquello con el fin de preservar el entorno y evitar que caminos, cerros, senderos y localidades se vean cubiertos de basura.

El eclipse solar del próximo 2 de julio se acerca a pasos agigantados. En las semanas previas han sido variadas las coordinaciones de entidades y autoridades para preparar diversos detalles que permitan evitar inconvenientes durante el evento astronómico.

Uno de esos ejes es precisamente la gestión de residuos, lo que permitiría reducir cualquier contaminación asociada a la masiva llegada de turistas a la provincia de Limarí. De esa forma se evitaría que cerros, senderos, ríos y caminos se vean cubiertos por botellas, latas, plástico, y otros desperdicios generados por los miles de visitantes.

Desde el punto de vista experto

Respecto a ese escenario, el ingeniero en Prevención de Riesgos y jefe de la carrera Prevención de riesgo del Instituto Santo Tomás Ovalle, Luis Huerta, opina que en un  evento de esta naturaleza sin duda se necesita también poner un énfasis en la protección del entorno.

“Hay que pensar sobre el problema que se genera para una comunidad y en especial al medio ambiente, la cantidad de personas en relación al exceso de residuos sólidos generados, lo que sumado a carentes planes de manejo integral de éstos y los costos adicionales para el municipio involucrado, es un tema a considerar”.

El profesional, enfatiza que la mayoría de eventos masivos lamentablemente, no incluyen en su logística un plan integral de manejo de residuos y reducción del impacto ambiental, “por lo que envían todo a vertedero autorizado, cuando la mayoría podría ser reaprovechado o transformado en productos nuevos, aplicando el método de las 3R: Reduce – Reutiliza – Recicla”.

Afortunadamente en la actualidad existen programas de reducción del impacto ambiental para este tipo de eventos, “realizando un diagnóstico de la situación, organizando y educando a todos los grupos de interés,  para que cada uno pueda aportar y tomar acción desde el lugar en el que está involucrado; los organizadores del evento, son responsables, y deben saber cómo implementar gestiones de menor impacto ambiental, utilizando productos y servicios amigables con el medio ambiente y saber cómo prever una menor generación de residuos desde el análisis de todas las actividades que se llevarán a cabo dentro del evento”, explica.

Otro punto de acuerdo a Huerta, es el tema con los visitantes, “culturalizar para que conozcan cómo generar menos basura y como participar en acciones positivas dentro y fuera del evento, por ejemplo: reutilizando su vaso o botella, rechazando productos contaminantes, y muy importante, depositando sus residuos en el lugar correcto, idealmente contenedores, en cantidad apropiada, que permitan una segregación de residuos, promoviendo el reciclaje”.

De acuerdo a su punto de vista ideal sería, tener un control que aporte información, “para saber qué tanto se dejó de contaminar, en qué se convirtieron los residuos reciclados y saber cuáles son los beneficios ambientales producidos”.

Organización ambiental

Al ser consultada la ONG Limari Tinkuy,  sobre el fenómeno astronómico y su impacto en términos de generación de residuos, señalan que, “si bien, este es un hecho puntual que da cuenta de las potencialidades de la zona para el desarrollo del turismo, no hay que dejar de poner atención en los impactos ambientales que posiblemente pudiesen desencadenarse, producto de la llegada masiva de visitantes”.

Aquello, debido a que, “es sabido que, tanto para la zona urbana como rural, el turismo aumenta la demanda de infraestructura local para transporte, agua potable para consumo, recolección y tratamiento de aguas servidas, eliminación de residuos sólidos, y otros servicios básicos que generalmente son de responsabilidad del gobierno local”.

En ese sentido, comentan que en la ruralidad, ”tal aumento en la demanda de los mismos servicios podría generar efectos potencialmente más perjudiciales, pues la capacidad de carga y abastecimiento es menor que en las zonas urbanas. De esta forma, no sería extraño que se produjeran, por ejemplo, colapsos en las fuentes de captación de aguas servidas, cortes en el suministro de electricidad, agotamiento de agua potable, focos de contaminación y dispersión de residuos, etc”.

Sumado a lo anterior, cuentan que se producirían otros problemas asociados, “es posible prever otros efectos adversos dentro del marco de este evento, como un incremento en la mortandad de fauna silvestre (principalmente por atropellos en caminos) por aumento en el tránsito de vehículos; riesgo de incendios en áreas silvestres por la generación de fogatas, lo que a su vez también va en desmedro de la flora y vegetación”.

Parte del análisis de la ONG local al ser consultada sobre el tema, también hace referencia a las necesidades de las propias  comunidades locales, “vemos que existe cierta incongruencia en cuanto a que la preocupación por recibir al turista sea superior a la preocupación por asistir a las comunidades locales que en diversas ocasiones han manifestado problemas en lo referente a servicios básicos, principalmente con el abastecimiento de agua potable y el saneamiento de aguas servidas en zonas rurales”.

Finalmente mencionaron que lo más importante es buscar las formas de prevenir los impactos, y en este sentido, “lo ideal hubiese sido generar Planes de Manejo para el desarrollo del turismo de intereses especiales y la conservación de áreas silvestres, previo a este evento”.

Vecinos

El presidente de la junta de vecinos de la localidad riohurtadina de Morrillos, José Romero, considera que podría existir algún grado de impacto referente al tema de la contaminación. “Va a llegar tanta gente, que van a invadir. Morrillos es un pueblo chiquito”, afirma.

Frente a eso dice que precisamente por estos días mantendrán una reunión de coordinación con el municipio de esa comuna, para abordar los preparativos del evento astronómico.

No desconoce que están un tanto temerosos en relación al compartimiento de los visitantes referente al tema de la basura. Además añade que esperan que la localidad quede “tal cual” estaba antes de la masiva llegada de visitantes, es decir, “sin basural ni contaminación en río, cerros y calles”.

Municipios y sus planes ambientales de cara al eclipse

Las respectivas casas consistoriales se encuentran afinando todos los detalles que involucra un evento como el que se avecina. Uno de ellos es Río Hurtado, en donde la visibilidad alcanzará nada menos que el 100%.

“De cara ya a los preparativos del Eclipse Solar Total del próximo 2 de julio, es que la Municipalidad de Río Hurtado ya está adelantando todo su Plan y Protocolo que tiene destinado para la logística del Eclipse, que por supuesto, traerá un gran número de turistas a la región de Coquimbo, y específicamente a la comuna de Río Hurtado se espera la llegada de más de 7 mil personas”, declaran desde esa casa consistorial.

Reconocen que se ha hecho especial hincapié en la preservación del entorno, “uno de los temas más importantes y que ha prestado mucha atención de las autoridades, tiene que ver con el factor medioambiental y de qué manera se manejan estrategias para que la gestión que se coordine, sea sustentable y que impida que la llegada de una masividad de personas, genere un riesgo y vulnere el equilibrio medioambiental en cada una de las localidades de Río Hurtado”.

En ese sentido, destacan que como municipio tienen dispuesto un plan de acción traducido en, “recorridos especiales que harán los camiones recolectores de basura, cuya frecuencia durante los días previos, durante y posterior al Eclipse, serán coordinados en conjunto con el municipio ovallino que es una institución asociada a Río Hurtado durante muchos años, lo que ha permitido una ejecución justa del manejo de los residuos por parte de la comuna riohurtadina, sobre todo en la recepción de éstos en los principales lugares de acopio y vertederos de Ovalle”.

Sumado a lo anterior, mencionan que se dispondrán Puntos Limpios y de Acopios que estarán establecidos en gran parte de las localidades, “sobre todo poniendo énfasis en los puntos confirmados por el municipio, entre ellos las localidades de Morrillos y El Chañar, en donde se espera llegue el mayor número de turistas, por lo cual estarán habilitados estos puntos de limpieza más los contenededores que brindarán un servicio de calidad en cuanto a la recolección de residuos tanto domiciliarios como también,  de recepción de materiales como plástico, latas y vidrio”.

Además detallan que este martes 4 de junio llevarán a cabo un Seminario Especial denominado: Una Oportunidad para Río Hurtado. “Uno de los puntos será ver y analizar las implicancias medioambientales que serán priorizadas ese día para elaborar junto a toda la comunidad, un listado de consejos y sugerencias que ellos deberán asumir junto a los vecinos para ayudar en la tarea de salvaguardar y proteger el hábitat y la flora y fauna de Río Hurtado”, detallaron.

Otro de los casos es el de la Municipalidad de Monte Patria, en donde la visibilidad será de un 99.55%

Sobre los preparativos desde el punto de vista ambiental, el alcalde de Monte Patria, Camilo Ossandón, cuenta que dispondrán del Centro Cultural Huayquilonko para la realización de las diversas actividades centrales, “vamos a tener todas las condiciones, no solamente para poder gestionar de forma adecuada esos residuos y procesarlos en nuestro vertedero municipal”, sumado a eso relata que, “también estamos disponiendo en todos los centros urbanos puntos de reciclaje de botellas plásticas, los que están siendo instalados esta semana en el marco del Día Mundial del Medio Ambiente”.

Al mismo tiempo, la máxima autoridad montepatrina, asegura que, “vamos a tener doble turno de funcionarios, no solamente de ese ámbito, sino que de todos los frentes”.

Ossandón enfatiza también que la labor ambiental que se propusieron también contempla, “trabajo cooperativo con los privados que van a prestar diversos servicios; hoteles, restaurantes, y los distintos puntos que se van a habilitar para la observación de este fenómeno”.

Gobierno

Referente a este tema, el gobernador de la provincia de Limarí, Iván Espinoza, precisa que el evento astronómico, “conlleva que la región será el centro de la observación astronómica, con la presencia de la comunidad científica, astrónomos aficionados y un gran número de visitantes que querrán ser testigos de este evento”.

Frente a eso asegura que el tema del medio ambiente ha sido prioridad,  “es necesario tener en cuenta el resguardo ambiental de la región y por lo tanto en nuestra provincia. Es así que la Seremi de Medio Ambiente en coordinación con la Coorporación Regional de Desarrollo Productivo y la Gobernación de Limarí, han puesto especial preocupación en este punto, trabajando con los municipios quienes son los responsables de la gestión de residuos de cada una de sus comunas”.

La máxima autoridad de la provincia cuenta que en ese sentido,  “por la información generada desde los mismos municipios, se instalarán contenedores en los lugares de observación, con fecha y modalidad de retiros de los mismos, así como también se ha informado el destino de estos residuos”.

Aquello se enmarca dentro de esfuerzos generales para hacer frente al problema. “Queremos destacar también que nuestro Gobierno ha impulsado constantemente campañas de cuidado y respeto al medio ambiente tales como cumplir con la normativa de la Ley N° 21.100, que impide a los retail y supermercados entregar bolsas plásticas a sus clientes. Tambien hacemos un llamado a que en caso de visitar sitios de interés de nuestra región, ya sean playas, parques, ríos, montaña, que las personas lleven su basura hasta los contenedores más cercanos”, sostiene.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X