Crédito fotografía: 
Cedida
La iniciativa ha sido ampliamente acogida y ha contado con una excelente participación de los estudiantes, quienes semanalmente se van turnando para que todos tengan la posibilidad de ser parte de este interesante proyecto.

Sin dudas, el retorno presencial a clases ha traído consigo diversos desafíos para las comunidades educativas. Uno de ellos es la convivencia escolar, pilar fundamental en el proceso formativo de todos los niños, niñas y adolescentes. Es en este contexto que la Escuela El Crisol decidió formar una radio escolar, iniciativa que ha sido ampliamente acogida y con una alta participación de los estudiantes, a través de la cual han abordado distintas temáticas que buscan fomentar la convivencia escolar y el buen trato al interior de la unidad educativa.

La idea, que parte de las docentes del Programa de Integración Escolar (PIE) Loida Araya y Paulina Herrera, fue coordinada con las demás unidades del establecimiento y también con la directora, Carolina Huerta, quien acogió la propuesta y de inmediato se hicieron las gestiones para ponerla en marcha.

“Presentamos el proyecto y la verdad es que tuvo una excelente acogida, pues viene a abordar una necesidad de nuestro establecimiento. El estar lejos de las aulas trajo consigo algunas repercusiones para los estudiantes, como por ejemplo, el distanciarse como pares. Por eso sumamos también al equipo de Convivencia Escolar, pues siempre el objetivo fue implementar una acción en equipo y como comunidad educativa”, explica la docente Araya.

Para esta puesta en marcha, se definió que la radio funcione inicialmente los viernes durante los recreos, captando la atención de todos, ya que se trata de un espacio lúdico, en el que los protagonistas son los estudiantes.

PREPARACIÓN

La planificación y pauta de los programas se aborda en las clases de orientación, en la que además se definen los integrantes de distintas comisiones, entre ellos: un grupo de estudiantes a cargo de las efemérides e hitos relevantes, otro a cargo de la música, así como también un equipo que filtra los saludos que reciben a través de un buzón que implementaron en el patio de la escuela. De esta forma, se busca que los mensajes contenidos en ellos sean adecuados y respetuosos.

La primera experiencia “al aire” la vivieron los estudiantes de octavo básico. Fiorella Tapia, una de las alumnas que fue parte de esta experiencia, reconoce que es “bacán tener espacio, primero, porque uno se desenvuelve, pierdes el miedo a hablar en público, y porque hemos sabido dejar nuestras diferencias de lado para sacar adelante este proyecto”.

En tanto la directora del establecimiento, afirma que “este espacio de participación para nuestros estudiantes ha sido muy positivo, pues está permitiendo, entre otras cosas, fomentar habilidades como la autonomía, empatía y el respeto, fortaleciendo también aspectos curriculares relevantes, como la comunicación efectiva”.

Esta experiencia permitiría seguir fomentando las habilidades de expresión oral y escrita de los participantes, así como también la capacidad de organización de los estudiantes.

 

Etiquetas: 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X