Crédito fotografía: 
Leonel Pizarro
Obras inconclusas de alcantarillado y la falta de una vía directa que una a las dos partes de la localidad son parte de las problemáticas de los más de 800 vecinos del sector.

El martes recién pasado ya no aguantaron más, no aguantaron sentirse olvidados y decidieron hacer algo al respecto. Llamar la atención de la autoridad de alguna manera. Es por ello que decidieron tomarse la carretera.

Bastaron  unos minutos para tomar la decisión, ese día estaban en una reunión con los socios de la junta de vecinos y los 75 participantes esperaban al alcalde de Ovalle para plantear lo que vienen pidiendo desde hace meses: terminar las obras inconclusas del alcantarillado y buscar una forma de tener una vía directa entre las dos partes del pueblo, además de conversar sobre otros temas, como la inseguridad, la construcción de una multicancha y las obras del techado de la escuela.

La reunión comenzó y la máxima autoridad comunal no llegó. “Ese día fue algo espontáneo, teníamos una reunión que el alcalde, él iba a venir, pero no llegó. Se le dijo a la gente que podemos hacer y la misma gente planteo tomarse la carretera y fue en el momento, no fue nada preparado, fue la forma de empezar a tratar de ser escuchados” relató Cristian Ogalde, presidente de la junta de vecinos de Estación Recoleta.

Según señaló Ogalde estuvieron cerca de una hora en la ruta y salieron de allí cuando el alcalde llegó al lugar. “El objetivo era que llegara el alcalde, ese era el fin, si el alcalde llega a las 3 de la mañana hasta las 3 hubiéramos estado, íbamos a seguir si no llegaba. Éramos 300 personas, estaba la mayoría del pueblo apoyando la manifestación” reconoce.

Pamela Casanova, secretaria de la junta de vecinos destacó la unión. “La causa nos compete a todos, todos estamos afectados con la problemática de la comunidad y por lo menos sentimos el apoyo de la gente, nos expusimos todos, pero nos resultó. El alcalde vino, nos escuchó y ahora esperamos que lo que quedó prometido en la reunión se cumpla, porque en realidad que nos hace falta y no queremos llegar a esa circunstancia tan extrema”, indicó, agregando que “lamentablemente nos vimos en la obligación de hacerlo porque ya estábamos desesperados”.

UN ALCANTARILLADO QUE NO SE TERMINÓ

La situación de las obras inconclusas de alcantarillado en Recoleta se viene arrastrando por meses, ellos estaban ilusionados porque por fin tendrían este servicio, vieron como los maestros rompían las calles, también como construían cámaras y levantaban la planta de tratamiento de aguas. Durante los primeros meses del año 2018 las nuevas autoridades llegaron al lugar y les señalaron que en mayo iba a estar terminada la obra, una de las más cuantiosas e importantes para el sector rural, que otorgaba dignidad a sus habitantes, quienes ya no tendrían que depender del camión limpiafosas y disfrutarían, como quienes habitan en el sector urbano, de algo tan básico como un alcantarillado.

Faltaba solo un 10% y lo impensado ocurrió, la empresa a cargo de la obra (SMV) quebró y dejó las calles rotas, las cámaras abiertas y una sensación de abandono en los habitantes, quienes ven cada día como están las obras, paralizadas, a solo un paso concretarse.

“En mayo dejaron botado el trabajo. El hecho de que no funcione la planta provoca que las fosas comunes que tenemos en las casas colapsen, tenemos un sistema de alcantarillado que no funciona, tenemos que estar pidiendo el camión limpiafosas y también tenemos problemas ahí porque el camión limpiafosas no viene” detalló Pamela Casanova, quien agrega que las calles rotas y los peligros de las cámaras abiertas preocupa también a la comunidad.

Cristian Ogalde recuerda la visita de las autoridades “La intendenta vino en marzo y ahí ella dijo que estaba la obra en un 85% terminada, que el alcantarillado estaba listo para conectarse en mayo. Todos en el pueblo sabíamos que la empresa no podía más. La empresa se fue al otro mes, quedamos con las calles inconclusas, cámaras abiertas, peligro para los niños, supuestamente donde hay una planta nueva hay un hoyo grande, es un peligro porque está sin un cerco y es una excavación que tiene más de 6 metros de profundidad como por 10 de ancho”, sostuvo Ogalde, quien hace eco de lo que pide la comunidad.

Ese porcentaje que faltó sería terminado a principios de 2019, así lo señaló César Gómez, jefe de la Unidad regional de la subsecretaría de desarrollo regional (Subdere) organismo que financió la mayor parte de la obra. “Es un alcantarillado que lleva un 90% de ejecución en la localidad de Recoleta. Lamentablemente la empresa SMV se fue de la obra y la dejó paralizada. Se trata de un proyecto de 1.753 millones originalmente, donde nosotros como Subdere aportamos 1.225, que es aproximadamente el 70% del  proyecto, esto tiene que ir a una etapa de evaluación de las obras que se hicieron, la liquidación respectiva del contrato y ahora lo que viene es que se aprueben, a través del Gobierno Regional, los recursos para la contratación de una nueva empresa que haga este 10% que falta” explicó Gómez, añadiendo que” esta información ya ingresó y está a la espera de poder financiar este 10% y darle un término definitivo a las obras”.

UN PUEBLO DIVIDIDO EN DOS

Otro de los llamados que hicieron los vecinos tiene que ver con un paso vehicular directo entre las dos partes del pueblo, que actualmente se encuentra verdaderamente dividido en dos, por causa de la ruta D 43, ya que para llegar al otro lado se debe ir hacia un retorno tanto para el sur, como para el norte, los cuales son de  aproximadamente a un kilómetro de distancia hacia Ovalle y 600 metros hacia Coquimbo.

“Para nosotros el tema del atravieso es muy importante. En una reunión que se hizo el año pasado en la escuela, con autoridades, se nos había prometido que se iba a evaluar un paso sobrenivel, que podía ser un hecho si es que se conseguían los fondos que eso también se iba a demorar y un día tuvimos una visita del Seremi y nos dice que eso no era posible, eso también se lo planteamos al señor alcalde y él quedó comprometido para que se pudiera cumplir la promesa que se había hecho, de por lo menos evaluar la posibilidad de que se hiciera un paso sobrenivel. Para nosotros tener un atravieso es súper importante en estos momentos, porque tenemos la escuela en un sector  y la posta por otro sector, en el caso de una emergencia en la escuela, los de la posta se tienen que ir a dar una vuelta al retorno que está a un kilómetros, son dos kilómetros para llegar a este lado” explicó Pamela Casanova.

Y es que a un lado del pueblo está la iglesia y la escuela y al otro está el jardín infantil, la posta,  la junta de vecinos y los únicos dos almacenes de la localidad.

Consultado por la posibilidad de un acceso vehicular directo entre ambos sectores del pueblo, Pablo Herman, Seremi del MOP manifestó que “El ministerio de obras públicas en conjunto con los vecinos de Recoleta estamos buscando la manera para poder generar la mejor solución de conectividad interna de la localidad, aquí con la construcción de la ruta D 43 esta conexión se vio interrumpida, es por eso que en conjunto también de la concesionaria estamos visitando en terreno para ver cuál es la mejor alternativa, por otra parte todas estas obras van a traer una medida de mitigación y estamos esperando que los vecinos se pronuncien y nos entreguen una carta para ver exactamente si prefieren el techado de la escuela de Recoleta o la mejora de la multicancha del sector”.

CANCHA, TECHADO Y OTROS TEMAS

Además de los dos temas principales que afectan a los habitantes de Recoleta, existen otros temas que fueron planteados en la reunión sostenida con el alcalde el martes pasado, en su petitorio la comunidad expresó que necesitan un gimnasio techado con multicancha, además de plantear problemas con la ubicación de la pasarela peatonal, con los baños con fosas (por posible colapso), con la recolección de basura domiciliaria, problemas de seguridad por aumento de robos, falta de rondas médicas y personal para la posta rural del sector.

Claudio Rentería, alcalde de Ovalle, indicó que antes de la manifestación tuvo la oportunidad de conversar con los vecinos, quienes le expresaron sus mayores necesidades. “Conversé con el presidente de la junta de vecinos el pasado lunes, porque él estaba muy complicado porque un organismo del Estado intervino en el tema de una encuesta que hicieron los vecinos para decidir si se construía una multicancha o un techado para la escuela, y tras esta consulta ciudadana ganó la opción del techado, porque había sido un acuerdo tomado hace un año” indicó Rentería, añadiendo que “De todas formas nosotros como municipalidad iniciaremos el trabajo previo para posteriormente construir una multicancha, proceso que tiene que pasar por el Consejo Municipal".

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X